4 pasos para establecer metas financieras y no fallar en el intento

Para mantener tu capital, debes plantearte objetivos. Por esta razón, debes saber qué acciones son las más adecuadas para tu crecimiento, dentro de las distintas aristas del campo económico, a la hora de planificar tus finanzas. Ya sea que necesites invertir, comprar o vender valores, crear un fondo de ahorros o solicitar un crédito, siempre debes reflexionar primero antes de dar un paso.

Identificar tus metas es lo primero que debes hacer, ya que determinar a dónde deseas llegar te permitirá estudiar las diferentes opciones que tienes para lograrlo. Tus propósitos financieros deben ser “mejorables, específicos, tangibles, alcanzables y superables”, para mantener el margen de error a un nivel mínimo.


Con la intención de ayudarte a cumplir tus ambiciones financieras en este 2019, te presentamos una serie de pasos básicos que no te dejarán fallar en el intento.

Lograr tus metas financieras en 4 simples pasos

  1. Creación y control del presupuesto: haz un cálculo personal o familiar, que tome en cuenta tus ingresos, deudas, gastos fijos, entre otros egresos y activos que determinen el valor final de tu capital mensual.

“Establece un plan de moderación del gasto que permita hacer un espacio en el presupuesto para el pago de tus obligaciones”, explica Gisele Jouanen, analista del Instituto para la Planeación y el Desarrollo de las Finanzas Personales (Indef). Si no eres de los que acostumbra llevar el control de sus gastos e ingresos mensuales, te aconsejamos tener una libreta o cuaderno donde reflejes cada egreso o entrada de liquidez, o también puedes adquirir distintas aplicaciones celulares que te ayudan a crear un presupuesto personalizado con relación a la meta financiera que tengas pautada para ese periodo.  

  1. Ahorrar: ya teniendo el plan de presupuesto mensual personal o familiar, ya sabrá cada uno su capacidad de ahorro. Pero ahora, debemos preguntarnos: ¿en qué debemos escatimar gastos? Si esta meta financiera es de rango familiar, es necesario plantearse un acuerdo mutuo entre todos los integrantes de la familia que tengan ingresos como egresos, para así organizar y decidir un camino ideal para un plan de ahorro y conseguir el objetivo en el tiempo estimado. Y este acuerdo debe tener en cuenta los estilos de vida de cada individuo y lo que cada uno puede transferir y agregar al cochinito ahorrador. Por lo tanto, hay que plantearse los gastos promedios de renta, alquiler, mantenimientos, servicios, alimentación, colegiatura, medicinas, transporte, etc., pero sin llegar al lado tacaño de la situación ni en todo lo contrario, a la realización de compras nerviosas o emocionales.
  1. Mantener constancia y compromiso: como comentamos anteriormente, las metas financieras tienen que ser mejorables, específicas, tangibles, alcanzables y superables. Si cumplimos y somos constantes con este desafío, tendremos en el tiempo estimado para comprar, adquirir y desarrollar ese plan de beneficios propio o familiar. Veamos este ejercicio como si estuviéramos en un maratón de deporte individual o en grupo, donde cada individuo que participe tiene un grado de importancia por igual para lograr la culminación y obtención de ese premio.
  1. Como cuarto y último paso, dependiendo de la meta financiera que tienes pautada para concretar en este año, te aconsejamos informarte y contratar a un asesor de finanzas personales; este servicio puede ser la clave final que te ayude a llevar de mejor manera las decisiones y acciones que debes realizar durante y después de conseguir la meta financiera deseada.


Para manejar tu dinero sabiamente, fíjate siempre metas financieras que estén sustentadas con tu estilo de vida, situación económica-social y establece un plan de presupuesto que te ayude llegar a estos objetivos. 4 pasos para lograr cualquier meta que te propongas. Todo es cuestión de: decisión, disciplina, información y servicios que una agencia de finanzas te puede ofrecer, para así lograr todos tus objetivos económicos.



Para mayor información, visita nuestras redes sociales:

Cómo establecer metas de acuerdo a tus finanzas personales
Siguiendo nuestros consejos conseguirás establecer tus metas rápido y fácil, logrando así un control de tus finanzas personales.

Twitter: HispanicFactor

Instagram: HispanicFactor

Facebook: HispanicFactor

14750 SW 26TH ST, SUITE 203, Miami, FL 33185

Teléfono: (786) 356-7095

¡Garantiza el éxito financiero de tus hijos!

Dale a tus hijos las herramientas que necesitan para aprender por sí mismos aspectos básicos del mundo de la economía

No es fácil saber qué sucederá con la economía en un futuro, pero sí podemos prepararnos y ayudar a nuestros hijos a pensar de manera objetiva para que sepan enfrentar cualquier situación. Saber manejar las finanzas no es solo cuestión de dinero, y si este tema te parece interesante, Hispanic Factor te ofrece estos consejos para que aprendas con nosotros, y además eduques a los más pequeños de la casa.

 

Es posible que como padre hayas llegado a pensar que el tema de la economía a veces es muy complicado de entender, sobre todo para un niño. Sin embargo, si cambias un poco algunos términos para que el pequeño entienda, y dejas el concepto del dinero en segundo plano, puedes hacer del proceso bastante divertido para él.

 

A continuación, te hablaremos de tres puntos básicos que debes tomar en cuenta al momento de educar a tus hijos. Estamos seguros de que con ellos formarás a pequeños que más adelante serán exitosos en sus finanzas.

Primero, aprende para enseñar

En función de que tus hijos tengan una buena educación financiera, primero debes instruirte lo más posible sobre el tema. En las escuelas no es muy común ver este tipo de programas para niños, sino para la educación avanzada. Por lo tanto, queda de tu parte aprender y enseñarle lo necesario.

 

Dependiendo del grado de lo que quieras enseñarle, puedes empezar por explicarle la importancia de las matemáticas, el valor del dinero, los beneficios de ahorrar para el futuro, a qué cosas darle prioridad, explicarle las ventajas de invertir, cómo funcionan los bancos, y entre muchos otros temas que, con términos sencillos, el pequeño podrá comprenderlos.

Usa analogías y todo lo que te rodea

Para aprender no se necesita estar siempre frente a una calculadora y un cuaderno. Aquí te diremos qué momentos podrías aprovechar para enseñarles y darles ideas sobre cómo funcionan las finanzas.

  • Llévalos de compras al supermercado. Puedes explicarles por qué hay distintas marcas de la misma cosa, qué es la competencia de marcas y qué productos deberías comprar de acuerdo a un presupuesto.
  • Ayúdalos a practicar diariamente las operaciones básicas, como la suma, resta, multiplicación y división. Trata de hacerlo visualmente, como al dividir una pastel de chocolate o la comida para el almuerzo.
  • Enséñales a que cerrar la llave de agua y apagar la luz cuando no se están usando, es una manera de ahorrar y economizar. Probablemente te pregunten: “¿ahorrar qué?”. Aprovecha el momento y explícales cómo funciona el dinero en ese caso.
  • Muéstrales diariamente que deben cuidar su hogar, mantenerlo limpio y tener cuidado con sus objetos. No es enseñarles que lo material es lo más importante, sino a cuidar lo que tienen.
  • Administrar correctamente el tiempo también es una de las claves para tener éxito no solo en las finanzas, sino en la vida. Asignales quehaceres, observa sus métodos y aconséjalos sobre cómo hacer las cosas de manera práctica, rápida y efectiva si crees que es necesario.

Programas y juegos digitales

Actualmente, hay muchísimos programas y juegos en línea y para descargar que pueden ayudarte a enseñar tus hijos sobre el valor del dinero, y además hacer el proceso aún más entretenido. Aprender a ahorrar y a tomar mejores decisiones al momento de darle prioridad a algo específico no tiene por qué ser aburrido.

 

El niño de ahora nació con la oportunidad de conocer el mundo mucho más de cerca y rápido que lo hicieron sus padres. Al jugar con sus dispositivos y usar programas interactivos, el pequeño no se saturará de información, al contrario, aprenderá mientras se divierte. Juegos como Quizz Business Show y juegos de mesa como el Monopolio le enseñarán cómo debe administrarse el dinero y a entender conceptos como banco, compra, venta, alquiler y vales.

Enseña a tus hijos a manejar los números y a desarrollar un carácter objetivo con respecto al valor del dinero.

Dale la oportunidad a tus hijos y a ti mismo de aprender mucho más sobre el mundo de la economía aquí, con Hispanic Factor. También te ofrecemos información sobre cómo manejar tu historial crediticio, tu propio negocio si tienes planeado emprender, y tips en caso de que quieras emigrar a los Estados Unidos. Visita nuestras redes y contáctanos para más información.

Twitter: HispanicFactor

Instagram: HispanicFactor

Facebook: HispanicFactor

14750 SW 26TH ST, SUITE 203, Miami, FL 33185

Teléfono: (786) 356-7095

Autogestión en una empresa: Las ventajas de una gestión independiente

Generalmente, las compañías deben ir siempre tras el mejoramiento y la innovación, más aún si se trata de mantener un negocio en un país como Estados Unidos. Al tratarse de un mercado tan competitivo como el americano, es necesario mantenerse en constante acción en los negocios y cada detalle que pueda mejorar a la empresa debe aprovecharse. En este caso hablaré de una forma de mejorar el ámbito organizacional de una empresa, a través de la autogestión.

La autogestión es un método sistemático de organización social y económico que se caracteriza por la autonomía de las personas encargadas de la labor en cuestión. Al tratarse de un proceso independiente, dichas personas cuentan con la posibilidad de tomar decisiones importantes como parte de la empresa.

Una empresa que funciona bajo un sistema de autogestión le permite a la misma un aumento considerable en su propia gestión de trabajo. Esto se traduce en un espacio en el que los trabajadores toman parte en las decisiones generales, creando así un ambiente ideal para promover ideas nuevas o distintos enfoques para cada proyecto.

Entre los beneficios de la autogestión, destacan los siguientes:

  • Rendimiento individual: Al haber más espacio para el desarrollo laboral, el trabajador tendrá la capacidad de desarrollar y optimizar su manera de trabajar, aumentando así el rendimiento en la empresa.

 

  • Autonomía: Un trabajador que es capaz de funcionar de manera casi completamente individual, puede resolver situaciones e inconvenientes sin la ayuda ni las órdenes de jerarquías superiores. Una empresa que capacita a su personal para actuar de manera autónoma, ya está un paso delante de las demás.

 

  • Personal comprometido: Cuando les das más responsabilidades a tus empleados, estos a su vez desarrollan un nivel de compromiso superior al de un trabajador promedio. Este compromiso individual hace que cada uno sea más consciente del efecto que puede tener en la empresa, ya sea positivo o negativo.

Debes tener en cuenta que, para implementar un método de gestión como este, tienes que capacitar a tu equipo de trabajo primero. Trabajar en función del mejoramiento de los procesos de tu empresa tiene que ser tu primer objetivo para lograr el éxito que deseas. Tu segundo objetivo debería ser contactar con un profesional que pueda asesorarte en tus finanzas, y esos profesionales los encontrarás en Hispanic Factor. Con este equipo de asesores, tu compañía tendrá justo lo que le faltaba: ¡un último empujón hacia el éxito!

Implementar modelos de trabajo basados en la autogestión mejorará la calidad de tus productos y el rendimiento general de tu empresa.

Twitter: HispanicFactor

Instagram: HispanicFactor

Facebook: HispanicFactor

14750 SW 26TH ST, SUITE 203, Miami, FL 33185

Teléfono: (786) 356-7095

 

El Doctor Crédito: Pate II

Creo que jamás olvidaré la pregunta que me planteó el doctor ese día, y todavía hoy la uso cuando doy mis conferencias. Irónicamente, al hacerla en medio de mis discursos, veo en las miradas de mis interlocutores la misma duda que yo expresé ese día.

“¿Quieres curar esta empresa de la enfermedad que padece?”. En ese momento recuerdo haber negado que mi empresa era un ser vivo, pero sí que lo era, y sigue siéndolo.

Ese primer encuentro con el Doctor Crédito fue un punto de inflexión en mi vida como empresario. Los primeros cambios que pude percibir fueron los números: pasaban de rojo a verde casi inmediatamente y las deudas, una a una, se esfumaban. Todavía no terminaba de comprender cómo el doctor lo había hecho. El mismo me había dicho específicamente que él se encargaría de todo y que, al terminar, se sentaría a hablar conmigo acerca del método correcto a seguir a partir de ese momento.

Mientras todo acontecía frente a mis ojos, no pude evitar cuestionar mis métodos gerenciales – quizá fui yo el causante de todo esto – pensé mientras revisaba viejas cuentas y balances financieros.

El proceso fue más corto de lo que pensé, mientras denegaba llamadas de antiguos socios buscando “asociarse” nuevamente, recibí una llamada del doctor.

– Muy buenas tardes, mi trabajo con su empresa está listo, su empresa se encuentra curada extraoficialmente hablando, solo falta un detalle.

– Hola doctor ¿a qué detalle se refiere? Si se refiere al pago ya este fue efectuado hace unos días ya, de no ser así, yo mismo me encargaré del mismo.

– Nuevamente, no, no se trata del dinero. Es usted, ¿podemos hablar en persona? Elija usted el sitio, para su comodidad.

Le mencioné un local cerca de la avenida Collins, un café relativamente nuevo y él accedió. Luego de salir de la oficina me dirigí directamente al lugar en cuestión. Aparqué mi automóvil cerca y al bajarme del auto, pude ver al doctor llegar al sitio caminando, cosa que encontré curiosa.

Al llegar, saludé al doctor y luego de ordenar café los dos, me dediqué a observar el local, bastante juvenil y medianamente lleno. Daba un aire de los 80 pero con un toque actual. El dueño del sitio había colocado un clásico de Frank Sinatra que reconocí casi inmediatamente.

These little town blues, are melting away.

I’m gonna make a brand new start of it,

In old New York, and…

 

– Debo decir, para tener tan mala suerte en las finanzas, su gusto musical no está nada mal, señor– dijo el doctor, también disfrutando la música y sorbiendo el café.

– Es por herencia, supongo, mi padre solía escucharlo a diario –respondí pensativo– Doctor… ¿usted llegó hasta aquí a pie?

– Me gusta respirar un poco de aire fresco ¿a usted no? ¿Acaso no fue así como obtuvo mi número? –respondió lacónicamente– pero no vinimos a hablar de automóviles ni del clima en Miami.

– Ciertamente, usted quería hablar de mí y mi forma de hacer negocios –dije toscamente.

Ya ambos habíamos terminado nuestros respectivos cafés. Mi respuesta había terminado al mismo tiempo que la canción, dejando un silencio incómodo de por medio. El doctor solo se rió ante mi respuesta, y lo que dijo después nunca lo podré borrar de mi memoria.

– Usted tiene solo un problema, señor – dijo serenamente– Y no está en cómo trata a los demás ni en cómo maneja sus negocios. Su problema reside en su orgullo, un orgullo que se refleja en sus finanzas y en sus relaciones empresariales. No está mal sentirse bien por un trabajo bien hecho, pero luego de labrar éxito es que uno más debe trabajar en seguir mejorando.

– Entonces ¿mi problema es por orgullo? – dije, sin poder dar crédito a mis oídos.

– No se sorprenda, señor. Le puedo asegurar que no es el primero, y no será el último. –aclaró el doctor– El orgullo nos llena de confianza y nos hace sentir imbatibles, pero también nos adormece, nos vuelve ciegos. Creemos que no es necesario esforzarse más y, ¿para qué? Ya estamos en la cima, o eso nos decimos a nosotros mismos.

Guardé silencio. En ese instante caí en cuenta de la cruda verdad, me volví descuidado y confiado por el éxito que había conseguido hasta ese entonces. Me sentía cómodo. ¿Cuántas personas quisieron decirme eso antes? ¿Cuántos empleados renunciaron al darse cuenta? Estaba cegado por el éxito y olvidé por completo a mi empresa.

– Usted ya está curado, señor –dijo el doctor, levantándose de su asiento– Mi trabajo aquí ha terminado, fue un placer trabajar con usted. Espero verlo en la cima.

Pasaron meses y no volví a saber del Doctor Crédito. Extrañamente, al preguntarle a mis trabajadores, me miraban como si no supieran de quién hablaba y se iban pensando que había dicho alguna especie de chiste. Mis finanzas estaban en su mejor momento, incluso mejor que antes.

Solo puedo decir una cosa: real o no real, el Doctor Crédito realmente fue el mejor apoyo financiero que pude conseguir.

No dudes en contactar al doctor Crédito cuando necesites de apoyo económico para levantar tu negocio.

Twitter: HispanicFactor

Instagram: HispanicFactor

Facebook: HispanicFactor

14750 SW 26TH ST, SUITE 203, Miami, FL 33185

Teléfono: (786) 356-7095

 

¿Qué es la Bolsa de valores?

Hay una concepción actual del mercado que tiende a confundir al que no está familiarizado con el concepto, haciéndolo parecer más complicado de lo que realmente es. Al tratarse de un ambiente de negocios, el mercado gira en torno a la compra y venta de productos, bienes o servicios por medio de una transacción mercantil. Bastante simple, ¿no? De la misma manera funciona la Bolsa de valores, pero antes de hablar de su funcionamiento procederé a definirla con un ejemplo que sea sencillo de entender.

La Bolsa de valores

Imagina la Bolsa de valores como una empresa en crecimiento que es muy famosa y que tú, como dueño, quieres ampliar tu popularidad y crecer en el ámbito financiero. Tu único inconveniente es la falta de capital para invertir en esa expansión.

Como buen emprendedor que eres, se te ocurre la idea de ofrecer un porcentaje de tu empresa a varios comerciantes de confianza que desean aportar y obtener beneficios de la misma. Con esta venta logras hacer tu inversión y el negocio crece exponencialmente, logrando así tu objetivo principal.

Luego de un tiempo, un grupo de aquellos que compraron el porcentaje de tu empresa notan que pueden sacarle provecho y venderlo a un precio mayor al que les costó. Debido a la alta demanda de la empresa, los compradores acceden, creando así un negocio a partir de la compañía.

Esta es la forma más sencilla y clara de definir la Bolsa de valores, ya que la misma se basa en la negociación de valores, solo que es un mercado de acciones de compañías, bonos de origen público y privado, entre otros. Este mercado supone una herramienta esencial para el ahorro e inversión para compañías, siendo un apoyo vital para la economía de un país.

La bolsa y los Estados Unidos

El mercado estadounidense y su Bolsa de valores son el resultado de la unión de la bolsa europea y la de Nueva York, siendo el resultado la NYSE Euronext. Esta corporación sirve como la principal plaza financiera mundial. Los Estados Unidos también cuentan con una Bolsa de valores electrónica, la NASDAQ, que es actualmente la bolsa con mayor volumen de intercambio por hora en el mundo.

Comprender la Bolsa de valores es el deber de todo empresario que quiera éxito en un mercado tan exigente y dinámico como el de los Estados Unidos. Luego de leer esto, ¿necesitas saber más? ¿Estás en búsqueda de un buen asesor financiero? ¡Contacta con el equipo de Hispanic Factor ahora mismo! Con ellos tendrás todas las herramientas necesarias para lograr tus objetivos en el mercado.

Aunque suele haber confusion entre lo que es el mercado y la bolsa de valores, en esencia son lo mismo.

Twitter: HispanicFactor

Instagram: HispanicFactor

Facebook: HispanicFactor

14750 SW 26TH ST, SUITE 203, Miami, FL 33185

Teléfono: (786) 356-7095

¿Qué son las pymes?

Hoy en día existen todo tipo de negocios y empresas con distintos enfoques y tamaños. Habiendo tanta demanda, no es sorpresa que haya tantas oportunidades de desarrollo. Cada empresa tiene sus metas y objetivos distintos, y hoy pienso enfocarme en un grupo de empresas en específico: la pequeña y mediana empresa, mejor conocida por su acrónimo pyme. Este conjunto de empresas está labrando un éxito impresionante en los Estados Unidos, y para entender por qué, vamos a definirla primero.

Las pymes se tratan de toda empresa mercantil, financiera o de distinta índole cuyo número de trabajadores es considerablemente reducido; esto se refleja en ingresos anuales moderados en comparación con las compañías grandes. Cabe destacar que existe el término mipyme (donde se agrega el acrónimo de “micro, pequeña y mediana empresa”).

Una característica destacable de las pequeñas y medianas empresas es su independencia y flexibilidad, estas se adaptan sin dificultades a las necesidades del mercado. El rol de las pymes en la economía de cada país es notable, y al tratarse de empresas con un limitado número de empleados, su crecimiento es rápido en comparación con el desarrollo tardío de las grandes empresas.

Por otra parte, las pymes presentan ciertas dificultades y desventajas. A este tipo de empresas les afecta con suma rapidez los cambios en el entorno económico, tales como la inflación y la devaluación. Debido a las limitaciones de tamaño, tienen casi nulas posibilidades de fusionarse con otras empresas. La expansión es virtualmente imposible en ese aspecto.

El mercado estadounidense posee actualmente una cantidad de oferta y demanda inmensa en la mayoría de los sectores. Habiendo tal cantidad de espacios disponibles para emprender, las pequeñas y medianas empresas surgieron para suplir las necesidades que el mercado tenía entonces, logrando así posicionarse de manera casi inmediata.

Se debe tener en cuenta que, en el caso de los Estados Unidos, las oportunidades de emprender e iniciar un negocio de este tipo son muchas. Las pymes son las que más éxito logran reflejar en corto plazo, además de ser una gran fuente de empleo actualmente. Como emprendedor, debes buscar asesorarte con los mejores asistentes para propulsar tu idea al mercado, y ¿quién mejor que el equipo de Hispanic Factor para hacerlo? Ellos ofrecen la asistencia que tu proyecto necesita, así que no dudes en contactarlos.

Al tratarse de empresas de menor tamaño, las pyme tienen ciertas ventajas y desventajas a la hora de afrontar situaciones adversas en el mercado.

Twitter: HispanicFactor

Instagram: HispanicFactor

Facebook: HispanicFactor

14750 SW 26TH ST, SUITE 203, Miami, FL 33185

Teléfono: (786) 356-7095

 

Síguenos