Historial Crediticio

5 claves para mantener un historial crediticio intachable

¿Te has dado cuenta que muchas veces somos tentados a cometer ciertos errores financieros? Por ejemplo, gastar más de lo que ganamos o despilfarrar dinero en cosas que no necesitamos. En ocasiones los medios de comunicación pueden influenciarnos de tal manera que en un cerrar y abrir de ojos nuestras cuentas bancarias quedan en cero. Hay que manejar nuestras finanzas con responsabilidad y sabiduría. Esto no quiere decir que debamos cohibirnos de algunos lujos de vez en cuando, podemos gastar sólo cuando tenemos las posibilidades económicas.

Hay que tener en cuenta que los errores financieros pueden traernos graves consecuencias. Nuestro historial crediticio puede verse manchado y los bancos pueden negarnos los créditos. Por esta razón, te recomendamos seguir cinco claves para mantener un historial crediticio intachable.

  1. Organización: es recomendable que tengamos a la mano todas las copias de las facturas para no perderlas ni olvidarnos de ellas. Por otra parte, también hagamos una lista de las deudas, así nos va a resultar más fácil recordarlas.
  2. Registro de los gastos: recordemos llevar un registro de los cheques que facturamos y de las transacciones con la tarjeta de crédito. Nuestro registro se observa a través de los estados de cuentas, así podemos discutir cualquier posible discrepancia de inmediato.
  3. No exceder nuestro límite de crédito: asegurémonos de mantener nuestros gastos por debajo del límite de crédito. Hay que mantener los buenos hábitos financieros y no dejar que la deuda de nuestra tarjeta de crédito supere el 20% de nuestros ingresos anuales.
  4. Mantengamos el servicio de pagos automáticos: asegurémonos de programarlos de acuerdo con las fechas en que cobramos nuestro sueldo para garantizar que tengamos los fondos suficientes para el pago.
  5. Fondo de emergencia: una clave importante es el “fondo de emergencia”. Mantengamos nuestro salvavidas de tres a seis meses de gastos diarios en una cuenta de ahorro que genere intereses.

Siguiendo estas cinco claves, mantendremos un historial crediticio intachable. Si tienes problemas con tu historial o has notado que tu puntaje a bajado críticamente, recuerda que puedes asesorarte con nosotros, ya que necesitarás de nuestra ayuda profesional. En Hispanic Factor contamos con profesionales y expertos que te ayudarán a restaurar tu crédito. ¡Contáctanos YA!

Con un buen historial de crédito, tendrás la oportunidad de optar por cualquier tipo de préstamo.


Twitter: HispanicFactor

Instagram: HispanicFactor

Facebook: HispanicFactor

14750 SW 26TH ST, SUITE 203, Miami, FL 33185

Teléfono: (786) 356-7095

¿Qué es el historial de crédito?

Muchas personas no le dan mucha importancia al historial de crédito e incluso algunos desconocen en qué consiste. Por esta razón, hemos decidido explicar, todo lo referente a este tema. La falta de información puede perjudicarte, un mal historial te puede acarrear graves consecuencias económicas. Los bancos pueden negarte préstamos o cualquier tipo de financiamiento a causa de un mal puntaje. Te recomendamos continuar leyendo para informarte un poco más.

Historial de crédito

Lo primero que debes conocer, es que el historial de crédito es un registro que detalla tus pagos realizados y deudas pendientes. Es creado con la finalidad de que las entidades financieras conozcan cómo has gestionado tu dinero, para determinar si trabajarán en conjunto contigo.

¿Cómo me perjudica un mal historial de crédito?

Ahora bien, te explicamos este punto tan importante. Un retraso a la hora de pagar una factura supondrá una nota negativa en tu historial de crédito que tardará posiblemente años en borrarse, incluso después de que la deuda haya sido liquidada. En pocas palabras, es una mancha difícil de limpiar. Los impagos registrados en tu historial crediticio traen consigo consecuencias al momentos de pedir un crédito, seguramente te ofrecerán peores condiciones o simplemente te negaran el dinero que necesitas.

¿Cómo me beneficio con un buen historial de crédito?

Si ya cuentas con un buen historial de crédito, ¡eres una persona afortunada! Cuentas con un expediente intachable, libre de malos antecedentes. Podrás beneficiarte de préstamos con excelentes condiciones. Tendrás a tu alcance ofertas mucho más amplia a la hora de elegir y obtener la cantidad de dinero que deseas y los plazos en que quieres devolverlo.

Pero, si tienes un mal historial tampoco es fin de mundo. ¡Tenemos la solución para ti! Así que, si has notado que tu puntaje ha bajado críticamente, recuerda que puedes asesorarte con nosotros, ya que necesitarás de ayuda profesional. En Hispanic Factor contamos con profesionales y expertos que te ayudarán a restaurar tu crédito. ¡Contáctanos YA!

Tener un mal resumen crediticio te puede perjudicar.


Twitter: HispanicFactor

Instagram: HispanicFactor

Facebook: HispanicFactor

14750 SW 26TH ST, SUITE 203, Miami, FL 33185

Teléfono: (786) 356-7095

¡Arreglar tu crédito es posible!

Una mala administración puede fácilmente afectar tu historial crediticio y, por ende, reducir tus oportunidades para obtener préstamos. Los bancos jamás te tomarán en cuenta si posees un mal crédito. Si ya has cometido demasiados errores financieros y tienes manchas en tu historial, te recomendamos tomar nota de los siguientes consejos para restaurarlo. ¡Arreglar tu crédito sí es posible!

Contrata los servicios del Doctor del Crédito

La reparación de crédito es un proceso complejo pero no imposible, en el cual el Doctor del Crédito actúa como un intermediario, encargándose de conseguir la información negativa de tus informes de crédito. La organización del Doctor del Crédito se encargará de enviar cartas de disputa a las agencias de crédito para cuestionar la validez de los elementos negativos encontrados en tu historial.

Para arreglar tu crédito se disputará los errores o los datos desactualizados de tu informe crediticio. Una vez realizada una previa investigación, te comunicarán los resultados por escrito; y, si como consecuencia de su disputa se produce algún cambio, también te enviarán una copia gratuita de su informe de crédito. Es importante que, una vez restaurado tu crédito, des avisos de las correcciones efectuadas a todos aquellos que hayan recibido tu informe de crédito recientemente.

El Doctor del Crédito tiene muy buena reputación, puede aconsejarte sobre cómo administrar tu dinero y tus deudas. Además, posee un equipo de expertos, certificados y capacitados en áreas de crédito para consumidores, administración de dinero y deudas. Con gusto te ayudarán a mejorar tu situación financiera, desarrollando un plan personalizado para solucionar tus problemas de dinero.

¿Qué opinas? ¿Te gustaría arreglar tu crédito? ¡Pues contacta al Doctor del Crédito ya mismo! Con gusto te atenderá. No pierdas la oportunidad, ¡arregla tus finanzas! Verás grandes resultados en muy poco tiempo.

Si deseas restaurar tu crédito, ¡contacta al Doctor del Crédito!


Twitter: HispanicFactor

Instagram: HispanicFactor

Facebook: HispanicFactor

14750 SW 26TH ST, SUITE 203, Miami, FL 33185

Teléfono: (786) 356-7095

Mitos y verdades sobre la restauración de crédito

Seguramente has escuchado tantas cosas sobre la restauración de crédito, que ya no sabes qué creer, ¿cierto? Lo primero que debes saber, es que es un proceso que consiste en corregir lo que está mal en tu historial crediticio. Los profesionales en créditos buscarán razones para disputar tus cuentas con mal récord con el objetivo de borrarlas o mejorarlas para aumentar tu puntaje. Hay tantos mitos y verdades sobre este tema que puedes confundirte. Por esta razón, hoy te damos a conocer absolutamente todo sobre la restauración de crédito. Continúa leyendo y toma nota, esta información te puede ser de gran utilidad.

¡Cuidado con los mitos sobre la restauración de crédito!

    • Mito: “si solicito el servicio de restauración de crédito, todas las deudas desaparecerán de mi informe crediticio”.
    • Verdad: con la restauración de crédito desaparecerán aquellas deudas que por error aparecieron en tu historial crediticio.
    • Mito: “si firmo un préstamo en conjunto con otra persona, la deuda aparecerá solamente en el historial crediticio de la otra persona”.
    • Verdad: cuando firmas un préstamo en conjunto con otra persona e incumplen con el contrato, la deuda se refleja en ambos historiales.
    • Mito: “los créditos son la principal causa de los problemas financieros”.
    • Verdad: el mal uso del dinero es la principal causa de los problemas financieros y del mal puntaje crediticio. Saber administrar es la clave al éxito.

Si tienes alguna duda sobre la restauración de tu crédito o si has notado que tu puntaje a bajado críticamente, recuerda que puedes asesorarte con nosotros, ya que necesitarás de nuestra ayuda profesional. En Hispanic Factor contamos con profesionales y expertos que te ayudarán a restaurar tu crédito. ¡Contáctanos YA!

Cada cuenta es diferente, y dependiendo de la falta incurrida, será el proceso de restauración de crédito. Es necesario buscar razones para disputar y corregir las cuentas con mal récord.


Twitter: HispanicFactor

Instagram: HispanicFactor

Facebook: HispanicFactor

14750 SW 26TH ST, SUITE 203, Miami, FL 33185

Teléfono: (786) 356-7095

¿Cómo mantener un buen balance en tus tarjetas de crédito?

A la hora de mantener un buen balance en tus tarjetas de crédito, tu capacidad para administrarte es un aspecto importante. Esto, además, te ayudará a controlar tu vida financiera y a asegurarte de que no acumules un saldo negativo en tu tarjeta de crédito, ya que esto afectará tu credit score.

Hispanic Factor quiere compartir algunos consejos para ayudarte a mantener un buen balance en tus tarjetas de crédito.

Establece un límite en tu línea de crédito

La persona encargada de emitir tu tarjeta autorizará un límite de crédito específico que podrás usar a conveniencia; sin embargo, Hispanic Factor te recomienda no usar o sobrepasar ese límite, con el fin de mantener un buen índice de utilización  y un mejor puntaje crediticio.

Para lograr ese objetivo, es necesario que establezcas un margen de gasto personal y controles tus transacciones con frecuencia. Esta puede ser una estrategia útil para evitar consumos excesivos y mantener el saldo de tu tarjeta de crédito mucho más bajo.

Comprueba frecuentemente la actividad de tu cuenta de crédito

Las compras que habitualmente haces, tales como el café de la mañana, un viaje en taxi improvisado, e incluso el almuerzo con tus compañeros de trabajo, quizás no parezcan tan importantes como para crear deudas, pero pueden convertirse rápidamente en gastos que no habías planeado originalmente.

Por eso, revisa con frecuencia la actividad de tu tarjeta de crédito en línea para saber y asegurarte de qué gastos realizaste y a dónde va tu dinero. Incluso considera realizar un presupuesto para compras discrecionales que ayuden a tu saldo.

Evita manejar demasiadas tarjetas de crédito

Al poseer una gran cantidad de tarjetas de crédito será mucho más difícil controlar el saldo de cada una, especialmente si utilizas las tarjetas para una variedad de compras. Para esto, puedes establecer recordatorios de calendario o enviar alertas a tu teléfono antes de las fechas de vencimiento de tus pagos.

Paga más del monto mínimo adeudado

El método que usa el emisor de tu tarjeta de crédito para calcular tu pago mínimo varía según el emisor, y pagar sólo el monto mínimo adeudado puede suponer que demore mucho más en cancelar tu saldo.

Hispanic Factor te recomienda que intentes pagar más del monto mínimo que debes, lo cual te ayudará a controlar mejor la deuda de tu tarjeta de crédito.

Paga tus deudas a tiempo

Recuerda, evita los pagos atrasados, ya que es muy importantes a la hora de mantener un buen historial crediticio. Para hacerlo más fácil, establece pagos automáticos de facturas de, al menos, el monto mínimo adeudado. Si puedes pagar más por el saldo de tu tarjeta de crédito antes de la fecha de vencimiento de tu pago, mucho mejor, y tendrás la tranquilidad de que estarás pagando a tiempo la cantidad mínima que debes.

Presta atención a las alertas que se puedan presentar

Pagar los montos mínimos de tus tarjetas y tener la necesidad de abrir nuevas líneas de crédito para pagar los servicios básicos, son indicios de una situación crediticia difícil de administrar.

Si esta es tu situación, Hispanic Factor te recomienda dejar de utilizar tus tarjetas de crédito y pagar sólo en efectivo hasta que te estabilices. Tal vez tu presupuesto pueda ser más ajustado, pero te permitirá tomar el control de tu vida financiera antes de cargar con el peso de tener saldo de una tarjeta (o varias) imposible de pagar.

Debes autolimitarte para mantener el control de tus balances de crédito.

Unas de las claves para conservar el balance en tus tarjetas de crédito, son autolimitarte en los gastos y estar siempre atento a tu historial crediticio.

Si necesitas ayuda para mantener un buen balance en tus tarjetas de crédito, o cualquier otro asunto referente a asesorías financieras o tributarias, no dudes en contactar a Hispanic Factor a través de los datos suministrados al final de esta entrada.

Twitter: HispanicFactor

Instagram: HispanicFactor

Facebook: HispanicFactor

14750 SW 26TH ST, SUITE 203, Miami, FL 33185

Teléfono: (786) 356-7095

¿Qué hábitos pueden afectar negativamente tu crédito?

Dependiendo de algunos factores, con frecuencia, pequeños detalles pueden fácilmente afectar de manera negativa tu crédito. Por esta razón, es muy importante que estés atento a cualquier eventualidad para mantener un informe crediticio impecable. Hoy, Hispanic Factor te habla sobre qué hábitos pueden perjudicar tu historial de crédito.

Cerrar muchas líneas de crédito al mismo tiempo es una mala idea

Existen muchas razones para cerrar líneas de crédito que no utilices, como el temor a cometer un fraude de crédito. El problema se presenta cuando tienes muchas cuentas crediticias abiertas sin saldo y decides cerrarlas todas a la vez.

Al hacer esto, no solo estás acortando la duración de tu historial de crédito, que puede tener un impacto negativo, también estás aumentando tu índice de utilización de crédito. Este es otro factor importante que puede perjudicar tu estado crediticio. Esta acción hace creer que estás maximizando tus líneas de crédito. Al mismo tiempo, esto hace que el balance de cada cuenta se vuelva más cercano al límite de crédito disponible.


Así que si tienes múltiples cuentas de crédito que ya no usas, déjalas abiertas, a menos que tengas un motivo específico para cerrarlas.

Comprar a crédito puede afectar negativamente tu puntaje de crédito

Es normal estar en búsqueda de productos de crédito. Pero solicitar y aceptar estos nuevos productos de crédito puede afectar negativamente tu puntaje crediticio. Abrir diversas cuentas por compra de productos a crédito en poco tiempo genera muchas consultas, algo que puede parecer muy arriesgado a tus acreedores.

Como resultado final, una buena idea es esperar de 6 a 12 meses antes de abrir una nueva cuenta si realmente la necesitas. No solo por el efecto negativo que muchas compras a crédito pueden causar a tu historial, sino que tendrás un respiro para garantizar que puedes administrar responsablemente las deudas que ya tienes.

Un pago perdido puede ser problemático

Seguro piensas que dejar pasar una cuota no es tan importante, pero a tus acreedores sí les interesa. De hecho, a ti también te importará una vez que veas las repercusiones negativas de ello en tu puntaje de crédito.

El puntaje de crédito puede verse afectado por muchos factores. Sin embargo, se estima que perder un pago llegue a restar entre 50 y 300 puntos de tu puntaje o score credit.

Cosas como un simple atraso en el pago de tu cuota de crédito, podrían afectar de manera negativa tu historial crediticio.

Debes estar atento y saber cómo proteger tu crédito

Es importante pagar tus facturas a tiempo todos los meses, ya que los pagos puntuales son el factor número uno para generar un buen puntaje de crédito. Siempre que puedas, es recomendable que automatices los pagos. Si no es posible, lo mejor que puedes hacer es configurar un recordatorio en el calendario o en una aplicación móvil.

Podrías experimentar un impacto negativo en tu crédito si no estás pendiente de tu historial regularmente. Para esto, siempre debes tomar en cuenta cualquier irregularidad, ya que puede existir fraude o robo de identidad.

Debes pensar en una estrategia que te beneficie al momento de abrir cuentas nuevas. Planifica tus finanzas con anticipación y considera cómo podría afectar este nuevo crédito a tu presupuesto y a tu salud crediticia general.

Establecer y mantener un buen historial de crédito es un esfuerzo de toda la vida, y mientras puedas mejorar tus hábitos más pequeños, lograrás un impacto positivo mucho mayor. Hispanic Factor puede asesorarte para mejorar distintos aspectos en tu rutina de crédito y ayudarte con tu estrategia financiera, no dudes en contactarlos a través de sus redes sociales y número telefónico ubicado al final de este artículo.

Twitter: HispanicFactor

Instagram: HispanicFactor

Facebook: HispanicFactor

14750 SW 26TH ST, SUITE 203, Miami, FL 33185

Teléfono: (786) 356-7095

Todo lo que necesitas saber para solicitar un crédito

Carrito de compras

Si te gustaría obtener un crédito para algún proyecto que tengas en tu vida y no sabes lo que necesitas, ¡has llegado al lugar indicado!

Tener una familia, construir un negocio propio, formarse en una carrera universitaria o viajar por el mundo. Sea cual sea tu prioridad, la vida se trata de eso, de planificarnos en lo personal y en lo profesional para sentirnos satisfechos con nosotros mismos. Por esta razón es importante desarrollarse como un individuo funcional para la sociedad. Hacerlo requiere de esfuerzo y dedicación.

 

Sin embargo, por mucho que trabajemos, a veces tenemos proyectos que pueden verse truncados por cuestiones de dinero. Para este tipo de inconvenientes está el crédito. Un concepto que tiene muchísimo tiempo existiendo y que se modifica constantemente para el beneficio de aquellos que lo adquieren. ¿Te gustaría saber qué es el crédito y cómo hacer para obtener uno? ¡Entonces debes seguir leyendo este nuevo artículo de Hispanic Factor!

¿Qué es el crédito?

El crédito ha sido una parte fundamental de la edificación de los sueños de muchas personas en el mundo; y lo sigue siendo. La palabra crédito viene del griego cedere, que significa ceder ante algo y sentirse en confianza. Entender su significado es la base para comprender mejor el porqué del crédito y cómo ha evolucionado con el paso del tiempo. Algunas personas relacionan la palabra “crédito” con presión, pérdida de dinero y bancarrota, pero este concepto negativo está muy alejado de la realidad.

 

El crédito es un préstamo o una financiación monetaria suministrada por una persona o por un ente bancario con la condición de cobrar un pequeño porcentaje de interés al recuperar el dinero prestado. Esta tasa de interés puede saldarse en el futuro o en cómodas cuotas mensuales. Hay que destacar el hecho de que los representantes de estas entidades deberán estudiar a profundidad tus finanzas personales antes de decidir otorgarte un crédito. De esta forma, podrán saber si invertir en ti es una buena idea.

 

Para que un crédito funcione, debe existir entre las dos partes un buen grado de confianza, ya que la institución confía en que pagarás tu deuda crediticia poco a poco y tú cuentas con el dinero que te ha ofrecido el banco para cumplir con tus responsabilidades, antojos y necesidades. Cuando una persona sabe administrar sus ganancias y sus deudas de forma apropiada, puede lograr muchas cosas. De hecho, contar con un crédito es justamente eso: aprender a balancear tus ingresos y egresos para construir un futuro mejor.

¿Cuáles son los requisitos para solicitar un crédito?

La institución prestamista necesitará de algunos de tus datos personales e información sobre cómo manejas tus finanzas para comenzar a crear tu historial crediticio. Todos los criterios que te mostraremos a continuación son indispensables. Sin embargo, pueden variar de acuerdo a tu país y al ente bancario al que acudas. Estos requisitos se dividen en dos grupos: la documentación y la actividad y capacidad financiera.

Documentación para la solicitud de un crédito

  • La planilla de solicitud de crédito: este documento lo proporciona la propia entidad bancaria y sirve para oficializar el requerimiento con tu firma.
  • Una identificación personal oficial: cédula, ID, etc.
  • Un comprobante de tus ingresos: preferiblemente de tu trabajo.
  • Un comprobante de tu domicilio.
  • Algunos bancos pueden exigir un documento que compruebe tu profesión y tu estado socioeconómico, pero no ocurre en todos los casos.

Actividad y capacidad financiera

  • Ingresos brutos: algunos bancos solicitarán tus ingresos anuales y otros los mensuales. Debes presentar todos tus ingresos antes de descontar impuestos o deudas pasadas. Esto involucra tu sueldo y otros canales de ingreso que poseas.
  • Ingresos netos: son los ingresos que quedan después de restar el valor de los impuestos y cualquier otra deuda fija que aplique a tu vida personal.
  • Egresos: para esto, debes evaluar con detenimiento tu presupuesto y los gastos fijos o, al menos, calcular la periodicidad de los mismos. Debes tomar nota de todos tus gastos y promediarlos al mes o al año, dependiendo de lo que requiera el banco. Si te resulta más cómodo, puedes dividir los gastos en: gastos permanentes (alimentación, educación, transporte, luz) y gastos variables (eventos sociales, entretenimiento, vacaciones).
  • Capacidad de pago: es el excedente porcentual que resulta de la resta de tus impuestos y los gastos a tus ingresos netos. La forma más rápida de calcularlo es dividiendo dicho excedente entre tus ingresos netos.

La importancia de tener un crédito bancario

Todos deseamos lograr nuestras metas. La mejor forma de hacerlo es con un poco de ayuda y siendo responsables con nuestras obligaciones. Ahorrar también es una excelente opción para alcanzar lo que aspiramos, pero, por lo general, toma mucho más tiempo del que podrías aprovechar para cumplir otras metas.

 

El crédito es una excelente herramienta para preservar nuestro patrimonio, ya que es un sistema que se ocupa de cubrir las diferentes necesidades de las personas y un catalizador para llegar al nivel exitoso que tanto deseamos. ¿Qué esperas? Haz tu solicitud y aprovecha tu crédito para lograr todos los objetivos que te propongas.

Crédito para carro.

Si sigues los consejos de Hispanic Factor para solicitar tu crédito, no tendrás ningún problema al momento de hacerlo.

Te invitamos a que te asesores con expertos. Llama Hispanic Factor al número telefónico ubicado al final de este artículo. Si quieres obtener más información sobre qué es el crédito, el historial crediticio o cómo cuidar tu dinero en términos generales, sigue a Hispanic Factor a través de su blog y de las redes sociales que prefieras. Deja el manejo de tus finanzas en manos de personas de confianza. ¡Comunícate con Hispanic Factor!

Twitter: HispanicFactor

Instagram: HispanicFactor

Facebook: HispanicFactor

14750 SW 26TH ST, SUITE 203, Miami, FL 33185

Teléfono: (786) 356-7095

Lo que no debes y debes hacer con tu tarjeta de crédito

Tarjeta de crédito.

En esta entrada de Hispanic Factor, te contaremos todo lo que debes saber sobre tu tarjeta de crédito y cómo usarla.

Algunas personas dicen que usar una tarjeta de crédito resulta contraproducente si se desea mantener un esta financiero equilibrado. Creer eso es un error, ya que cuando sabes cómo administrar tu crédito de forma correcta, descubres que es un excelente apoyo económico para comprar cosas que quieres o necesitas en ese preciso momento. Por otro lado, la forma en que uses tu tarjeta de crédito es lo que realmente determinará que sea beneficioso o no para ti, así que hoy, en Hispanic Factor te hablaremos de algunos de los errores más comunes y qué hacer para enmendarlos.

La tarjeta de crédito: una gran responsabilidad

Es cierto que una tarjeta de crédito no es precisamente un artículo de primera necesidad, pero sí presta soluciones inmediatas a compras que debas hacer en ese instante. Para comprar antojos, para ir construyendo una vida crediticia o para aprovechar los beneficios de los programas de fidelización: sea cual sea la razón por la que adquieras una tarjeta de crédito, lo importante es que sepas cómo usarla. A continuación, te diremos lo que no debes hacer, el por qué y qué puedes hacer para corregirlo.

Tener muchas tarjetas de crédito

¡No te compliques la vida! Es muy difícil que sea económicamente positivo el tener una tarjeta de crédito para cada situación. Si tienes entre tres a seis tarjetas, debes ser una persona extremadamente ordenada para llevar las cuentas correctas y al día, y además no usarlas con mucha frecuencia. Lo ideal es contar con máximo dos de ellas. De esta forma llevarás un registro adecuado de las cuotas que debes pagar y te pondrás límites a la hora de utilizar tu crédito para hacer compras.

Compartir el número de tu tarjeta de crédito

Nunca divulgues tu información personal en redes sociales ni respondas mensajes solicitando tus códigos de documentación privada, ya que podría tratarse de una estafa y terminarías siendo una víctima más de los fraudes financieros. Tus datos son solo tuyos, y si es necesario, puedes compartirlo solo con personas de confianza, como tu pareja o familiares que sean prudentes con respecto a este particular.

Usar la TDC sin entender cómo funcionan los intereses

Es lógico que usar dinero que no es tuyo, tenga su costo. La terminología del mundo económico puede ser un poco complicada, sin embargo, es fundamental que conozcas algunas de las palabras más usadas. Por lo general, cuando el banco te ofrece una tarjeta de crédito, las tasas de interés son bastante bajas, pero esto puede variar con el tiempo y dependiendo del flujo de tu dinero en las cuentas. ¿Cuál es la solución? Contactar a un asesor del ente bancario al que pertenezcas y pedirle que te explique detalladamente de qué forma funciona la tasa de interés de tu TDC.

Exceder el límite de tu crédito mensual

Si no eres precavido con tus transacciones, éstas son reportadas a tu o tus bancos. Es por ello que la autodisciplina para tener una tarjeta de crédito es esencial. Las instituciones financieras tienden a dejar un pequeño margen adicional a la cifra límite que indican en el crédito, pero sigue siendo bastante riesgoso para tus futuras finanzas si llevas tus deudas hasta ese punto. Algunos bancos, incluso, pueden agregar otro porcentaje al cobro mensual si llegas al extremo o lo sobrepasas. No manches tu historial crediticio de esta forma y controla tus impulsos.

Cancelar la suscripción a tu TDC

Es un comportamiento totalmente normal el querer pagar toda la deuda de tu tarjeta de crédito y desaparecerla, sin embargo, no te ayuda a fortalecer tu estado financiero. Tener un crédito para compras al instante es bastante beneficioso, efectivo y útil para muchas situaciones, en especial las de emergencia. Lo importante es que aprender a usarla y a informarte lo más que puedas sobre la variación de tus cuotas. Solo así podrás llevar un registro correcto y hacer los pagos necesarios para estar solvente.

Hombre pensando.

Con estos consejos descubrirás todo lo que debes hacer y lo que no con tu tarjeta de crédito. ¡Sigue aprendiendo con Hispanic Factor!

Si te ha parecido útil esta información, no dudes en compartirla con tus amigos. También puedes seguir a Hispanic Factor a través del blog y las redes sociales para aprender esto y mucho más sobre las herramientas que tienes para construir un historial de crédito positivo y enriquecedor para tu futuro financiero. Si deseas entrar en contacto con Hispanic Factor para una asesoría personalizada, llama ya al número telefónico que se encuentra al final de la entrada.

Twitter: HispanicFactor

Instagram: HispanicFactor

Facebook: HispanicFactor

14750 SW 26TH ST, SUITE 203, Miami, FL 33185

Teléfono: (786) 356-7095

Tu crédito: tipos y beneficios de cada uno

Pareja de compras

No tiene que ser solamente uno. Hay muchos tipos de créditos que puedes solicitar de acuerdo a tus ingresos y egresos.

Trazarnos metas en la vida y no descansar hasta lograrlas es parte de la vida, y una de las claves principales para ello es aprender a administrar nuestro tiempo y dinero. Seguro te has podido dar cuenta de que, a pesar de que ganes un buen sueldo, hay situaciones en las que el efectivo no es suficiente para financiar completamente lo que quieres comprar, como una casa, un carro o comenzar un negocio propio.

 

Es por eso que existe el crédito. El crédito y sus diversos usos se han convertido en una herramienta que permite a muchos alcanzar sus sueños, siempre y cuando sepan cómo gestionarlo. En esta nueva entrada de Hispanic Factor, te hablaremos sobre los tipos de créditos que existen para cada situación y sobre los beneficios de utilizarlos para costear tu futuro y el de tu familia.

El crédito: administrando tu futuro

Cuando solicitas un préstamo o crédito a una entidad bancaria, lo haces con la condición de que te comprometes a pagar la totalidad del mismo en un plazo determinado y agregando una tasa de interés impuesta por el banco. Los préstamos suelen ser bastante útiles para hacer inversiones para el futuro, sobre todo si quieres formar una familia o tienes grandes planes para formar una empresa por tu cuenta. Lo mejor de todo es que existen diferentes tipos de préstamo, que son estructurados para necesidades específicas, y acá te los mostramos.

Crédito por consumo

Todos los créditos se usan para pagar bienes o servicios que no podemos cubrir con el dinero en efectivo, pero el objetivo del préstamo de consumo es saldar gastos personales, a corto plazo y sin fijar un destino obligatorio. Hay tres tipos principales de recursos para disfrutar de los beneficios de este crédito:

El crédito personal

El crédito personal se caracteriza por no estar estructurado a un fin determinado. Es decir, puedes solicitarlo sin tener que dar mayores explicaciones al ente financiero y puedes usarlo para diferentes cosas, como inversiones, viajes o construcciones. Lo ideal es que lo solicites luego de que diseñes tu presupuesto tomando en cuenta tus ingresos y gastos fijos, de esta forma las cuotas de interés mensual para el pago del préstamo no te tomarán por sorpresa.

La tarjeta de crédito

La tarjeta de crédito es perfecta para cuando necesitas hacer compras pequeñas, pero de manera inmediata. Si no dispones del dinero en efectivo en ese preciso momento, pero sabes que al final de tu quincena lo tendrás, puedes usar tu tarjeta de crédito para realizar la compra. Es importante recordar que usar la tarjeta de forma inconsciente te generará altos niveles de deuda, así que evita usarla para hacer todas tus compras o para emergencias.

El préstamo de nómina

El crédito de nómina también es un préstamo de libre consumo y es bastante parecido al crédito personal, solo que en este caso la institución requiere estar al tanto de tu pago de nómina quincenal. Esto se debe a que por medio de un procedimiento ejecutado por la misma institución, se calculará la cantidad de crédito que te corresponde.

Crédito ABCD (Adquisición de Bienes de Consumo Duradero)

Por otro lado, el propósito de la obtención del crédito ABCD está ligado a la adquisición de bienes a largo plazo. Los lineamientos de pago tienden a ser un poco más flexibles que los anteriores, debido a que al comprar estos bienes, por lo general se mueven grandes cantidades de dinero. Este tipo de préstamo tiene que ver con la compra de inmuebles, automóviles o locales para establecer una empresa:  

El crédito hipotecario

Este es, sin lugar a dudas, uno de los préstamos más importantes de nuestra vida. Corresponde a todo lo que es el proceso de adquirir una casa, un departamento, en fin, el lugar donde vas a establecerte para formar una familia. Muchos entes financieros exigen el 10% del precio del inmueble por adelantado, pero esto puede variar dependiendo de la institución bancaria, del acuerdo al que se llegue entre las dos partes y de las ganancias que obtengas al hacer inversiones, si es que las haces, por supuesto.

El crédito empresarial

El crédito empresarial es perfecto para todos aquellos proyectos que están a punto de despegar. Es el préstamo que mejor se adapta a las necesidades del cliente, ya que los contratos son estudiados y personalizados por contadores y abogados para tomar decisiones asertivas, además de tener un bajo costo, como los microcréditos. Con el crédito empresarial pueden financiarse los dos elementos fundamentales de un negocio: el avío y la maquinaria.

  • El crédito de avío o de habilitación, cubre los gastos relacionados a la compra de materia prima, insumos, salarios, y todo lo implicado para que la actividad y producción de la empresa sea 100% efectiva.
  • El crédito refaccionario o de maquinaria está enfocado específicamente a la adquisición de maquinarias, otros inmuebles para el local e incluso para reparación de las instalaciones de la compañía.

Crédito automotriz

Comprar un automóvil no puede considerarse como una inversión a largo plazo, ya que su tiempo de vida funcional (sin tomar en cuenta repuestos ni reparaciones) puede ir de uno a tres años aproximadamente. Este préstamo puede ser otorgado por entidades bancarias o agencias automotrices, independientemente de que al auto sea nuevo o usado. Las cuotas crediticias de los autos también pueden ser bastante flexibles. De acuerdo al banco, podrías pagar la totalidad del préstamo entre uno o dos años.

Hipoteca, hogar

Al tener más conocimiento sobre los tipos de créditos que existen se te hará más fácil decidir cuál solicitar y con qué fin.

¿Te pareció útil esta información? ¿Qué tipos de créditos estás utilizando actualmente? Sigue a Hispanic Factor a través del blog y las redes sociales para mantenerte informado sobre cómo administrar tu crédito sabiamente, cómo emprender un negocio y cómo empezar a organizarte si planeas residenciarte en Estados Unidos. Si necesitas una asesoría financiera personalizada, llama ya al número telefónico que se encuentra al final de la entrada y confía en el servicio de Hispanic Factor para solucionar tus problemas financieros.

Twitter: HispanicFactor

Instagram: HispanicFactor

Facebook: HispanicFactor

14750 SW 26TH ST, SUITE 203, Miami, FL 33185

Teléfono: (786) 356-7095

¿Cómo saber si estás usando el crédito correcto para ti?

Tarjeta de crédito.

Si tu situación económica puede cambiar, también debería hacerlo tu tarjeta de crédito. Descubre si estás usando el crédito correcto.

Para muchas instituciones prestamistas, el buen manejo de la tarjeta de crédito es una de las principales llaves de acceso a diversos beneficios que se le pueden otorgar a un cliente. No obstante, con el paso del tiempo, tu situación económica (tus ingresos y egresos) puede no ser la misma que hace hace unos cinco o diez años atrás. Si esto es así, entonces, ¿por qué mantendrías el mismo historial de crédito?

¿Es tu crédito el adecuado?

Además de que con el tiempo pueden cambiar muchas cosas, también podrías desarrollar el hábito de dejar pasar las fechas topes del pago del crédito y acumular porcentajes más altos de interés por pensar que “no traerá mayores consecuencias”. La realidad es que esto no beneficia de ninguna manera el puntaje o credit score de tu historial crediticio y, entre otras cosas, ya no contarías con los derechos crediticios que quizá podrías necesitar en un futuro. A continuación, te mostraremos qué señales pueden ayudarte a comprender si ya no estás usando el crédito que deberías.

Si es la primera y única tarjeta que has tenido

Es comprensible que sientas nostalgia por desechar el primer crédito que tuviste, pero eso no quiere decir que debas conservarlo por siempre. Recuerda que tu flujo económico cambia con el tiempo y lo más probable es que empieces a adquirir cosas más costosas o préstamos de cifras mayores a las que te ofrece tu primera tarjeta de crédito, por lo que debes dejar atrás lo que ya no necesites.

Si ya eres un profesional con trabajo

Quizá en la época de estudiante ese primer crédito te sirvió de mucho; sin embargo, cuando te gradúas de la carrera que estudiaste y empiezas a trabajar, entras a un nuevo nivel. Una vez que pasas a ser parte del sistema laboral, te das cuenta que esta nueva etapa representa más ganancia, más inversiones y, por lo tanto, más responsabilidades. Es por ello que cambiar tu forma de usar el crédito se convierte en un factor necesario, así que busca uno que te de más posibilidades de pago y más libertad con los tipos de crédito.

Si hay un bebé en camino

En ese preciso instante que te enteras que tendrás un bebé, tu mundo cambia completamente, y eso involucra la forma en cómo manejas tu dinero. Los alimentos, la ropa, los artículos de higiene y los juguetes son algunas de las inversiones que debes hacer para el nuevo integrante de la familia. Por otro lado, esto implica reducir los gastos en cenas o viajes que sean sumamente costosos, ya que ahora debes velar por tu bebé y sus necesidades.

Si el cupo de tu crédito está en el límite

Es posible que llegue un momento en el que las deudas no te den oportunidad de estar al día con las cuotas de pago de tu tarjeta de crédito, y esto puede traerte unos cuantos problemas con la entidad bancaria. Podrías refinanciar tu crédito para alargar el pago de la deuda, pero te generaría una tasa mayor de interés y quedaría registrado en tu historial crediticio. Lo mejor es que adquieras un crédito que puedas pagar con seguridad y que cumpla con tus necesidades vitales.

Si cambias los planes en el proceso

Cada tipo de crédito tiene una función especial. Solicitar un crédito por tener un plan definido, como crear una empresa propia o adquirir una franquicia y luego cambiar de parecer, suele ocurrirle a muchas personas. Puede ser que pensaste en una mejor idea para tu futuro económico o simplemente no funcionó lo que querías hacer. Si esto pasa, es fundamental que cambies tu tarjeta de crédito a una que te brinde beneficios útiles para tu situación económica actual.

Pago con tarjeta de crédito.

Es sumamente importante que evalúes tu situación de forma general y que definas, en términos monetarios, lo que tienes y lo que necesitas.

¿Cuentas con el crédito que te corresponde? ¿Qué te pareció esta información? Contacta y sigue a Hispanic Factor a través del blog o sus redes sociales para informarte sobre lo que puedes hacer para mejorar tu crédito, para financiar tu propio negocio o si tienes planes de emigrar y establecerte en Estados Unidos. Asesórate con la empresa correcta, asesórate con Hispanic Factor.

Twitter: HispanicFactor

Instagram: HispanicFactor

Facebook: HispanicFactor

14750 SW 26TH ST, SUITE 203, Miami, FL 33185

Teléfono: (786) 356-7095

Síguenos