Diferencias entre visa de trabajo y visa de turista

HispanicfactorblogDiferencias entre visa de trabajo y visa de turista

Dependiendo del motivo de viaje a los Estados Unidos, tendrás que solicitar un tipo de visado que se adapte a las metas y proyectos que realices estando dentro de este territorio.

Desde hace años, Estados Unidos ha implementado dentro de sus políticas de entrada al país de personas no americanas una serie de medidas de ingreso y egreso que se determinan por el tipo de actividad que cada individuo va a realizar dentro de esta nación.

Por consiguiente, si tienes pensado visitar o trabajar en USA, será necesario solicitar una visa.

Visa de turismo

La visa B-2 o también conocida como visa de placer o paseo. Es la visa que todo turista con intenciones de disfrutar o conocer el país, debe solicitar en las embajadas de USA en su país de origen. Aunque debemos resaltar que este tipo de visa también abarca para la realización de tratamientos médicos.

Los pasos para solicitarla y obtenerla son sencillos si se siguen en orden. Cualquier persona puede solicitar una visa B2 para turismo, sólo debe consignar los siguientes requisitos:

Tener el pasaporte actualizado y en buenas condiciones.

Una fotografía a color de 2 x 2 pulgadas donde salga posando de frente, con el rostro completo y el fondo blanco.

– Rellenar el formulario de solicitud de la visa a Estados Unidos (DS-160). Debe ser completado en línea. Este formulario consta de dos partes. La primera parte tiene preguntas de información personal, por lo tanto, es necesario tener a mano el pasaporte, el itinerario de viaje (si ya se tiene) y las fechas de los últimos cinco viajes a EE.UU. Luego debes responder: nombre completo, estado civil, nacionalidad, fecha y lugar de nacimiento, dirección, país, email, número de pasaporte, trabajo, etc. La segunda parte del formulario consiste en preguntas sobre seguridad e información de antecedentes, como por ejemplo, si alguna vez fuiste arrestado o condenado por algún delito de origen legal.

Te aconsejamos que todo el formulario se conteste completo y con la información verdadera, ya que la falta de información o veracidad pueden dar lugar a que no se apruebe la visa, e incluso, a que sea prácticamente imposible obtenerla en el futuro por considerar que las mentiras equivalen a un fraude de la ley.

–    El cuarto recaudo en el proceso de solicitud de la visa para Estados Unidos requiere que usted programe una cita de entrevista de visa con la Embajada. Por lo tanto, debe visitar el sitio web de la Embajada o el Consulado de los EE. UU de su país.

–   Pagar la tasa de tramitación de la solicitud de visa. Consulta las instrucciones específicas de cada país en el sitio web de la Embajada o Consulado de los Estados Unidos.

Cuando te toque asistir a la entrega de documentos y de la entrevista en algunos países, como Venezuela, la embajada de los Estados Unidos exige que cada individuo traiga consigo otros documentos de soporte, como una carta laboral o un documento que describa su empleo, copias de libros de nacimiento y certificados de matrimonio; copias de matrimonios bajo una religión, estado de la cuenta bancaria, títulos de las propiedades que tiene a su nombre, pago de impuesto local (ISLR venezolano), registros que pueda tener en cámaras de comercio, etc. Todos los documentos que expresen su situación socioeconómica actual.

Por otro lado, en caso de solicitar una visa para la realización de tratamientos médicos, el proceso es similar al de una visa de turista, pero hay documentos adicionales que se deben presentar para establecer que el solicitante reúne los requisitos para una visa. El listado de los documentos requeridos y el proceso de solicitud se describen en la guía para solicitar la visa B-2 de turista.

Visa de trabajo

Trabajar en Estados Unidos es posible, pero tus oportunidades laborales dependen de tu oficio, tu nacionalidad y tu nivel académico. Así que, si uno de tus objetivos consiste en conseguir y mantener un trabajo en Estados Unidos, deberás tramitar la visa pertinente para el período y el tipo de trabajo que realizarás durante tu estadía en el país americano. Por eso, debes gestionar un permiso tipo “H”, “L”, “O”, “P”, o “Q”, que se adapte al trabajo o profesión que realizarás en ese tiempo.  

Para consignar la visa de trabajo debes tener previsto los siguientes requisitos:

-Una hoja de confirmación de la solicitud electrónica de visa de no inmigrante, formulario DS-160. Visita la página web del DS-160 para más información sobre el mismo.

-Un pasaporte válido para viajar a los Estados Unidos, con una vigencia mínima de seis meses.

-Una fotografía de 5cm x 5xm (2” x 2”) tomada en los últimos seis meses.

-Un recibo que muestre el pago no reembolsable de US$190 correspondiente al arancel de la solicitud, sólo puede ser pagado con la moneda local. El sitio web del Departamento de Estado puede ayudarte a determinar si necesitas pagar una tarifa de reciprocidad por la emisión de la visa y cuál es el valor de la misma.

-Número de recibo impreso en tu petición I-129.

Además de estos requisitos, debes presentar una hoja de cita el día de la entrevista que confirme que has programado tu asistencia. Todos estos documentos deben tener sus respectivas copias y puedes incluir otros soportes para corroborar la información que proporcionarás al oficial consular.

Diferencias entre la visa de turismo y la de trabajo

La principal diferencia de estas dos visas es el tiempo en el cual puedes permanecer dentro de los Estados Unidos. En el caso de la visa de turismo o B2, La duración máxima de la estadía para visitantes con visa es de 6 meses. El funcionario de inmigración determina el tiempo que se le permite a cada visitante permanecer en el país, por lo tanto puede ser mucho menor el tiempo de estadía basándose en cada caso. Sin embargo, con entrar a Estados Unidos como visitante extranjero, puedes y tienes derecho a solicitar una extensión de la estadía, todo dependerá del caso particular.

En comparación, la visa de trabajo puede durar un máximo de 3 años o más, dependiendo del tipo de visa de trabajo consignada.  

Con la visa de turista puedes pedir el cambio de estatus de visa. Las personas que entren a Estados Unidos con una visa B-2 de turista suelen ser elegibles para cambiar el estatus a residente permanente (green card) o para las otras opciones de visado no inmigrante, tales como visa de trabajo (H-1B, H-2B, E-1, E-2, E-3, etc.) o estudiante (bajo la F-1 Visa de Estudiante).

Con la visa en tus manos, ya es posible conseguir el sueño americano, o en efecto, conocer una de las grandes potencias de nuestros tiempo, Estados Unidos, el país de las oportunidades.

Para mayor información, visita nuestras redes sociales:

Información para solicitud de visa americana
Antes de solicitar la visa necesitas informarte muy bien.

Twitter: HispanicFactor

Instagram: HispanicFactor

Facebook: HispanicFactor

14750 SW 26TH ST, SUITE 203, Miami, FL 33185

Teléfono: (786) 356-7095

Síguenos