¿Por qué la inteligencia emocional te ayudará a manejar mejor tu dinero?

El concepto de inteligencia emocional ha alcanzado un amplio espectro en todos los rincones de nuestro planeta, incidiendo en distintos ámbitos, fenómenos y acciones de la vida cotidiana del hombre y la mujer del siglo XXI, incluso en el mundo empresarial. Lugar donde resulta indispensable controlar las emociones y sentimientos para llevar adecuadamente las finanzas de una compañía.

La mejor definición de esta táctica psicológica, fue propuesta en 1995 por el investigador Daniel Goleman en su libro: Inteligencia Emocional. Donde se describe esta noción como un “conjunto de habilidades, entre las que se destacan el autocontrol, el entusiasmo, la empatía, la perseverancia y la capacidad para motivarse a uno mismo”.

Estas aptitudes, que forman parte de las emociones del individuo, están configuradas en nuestro ADN a través de la historia de la humanidad y los tejidos culturales de nuestra sociedad. Cada una de ellas moldea nuestra personalidad desde nuestros primeros años de vida y, además, se van desarrollando continuamente, ya que no son elementos estáticos, sino que son susceptibles al cambio, al aprendizaje y a la perfección a lo largo de nuestra existencia.  

La inteligencia emocional y el manejo del dinero

Desde pequeños hemos escuchado que una buena planificación financiera solo será posible si dejamos afuera los sentimientos y permitimos que la lógica, los números, la disciplina y los principios guíen las decisiones de nuestras finanzas. Una idea que poco a poco se ha vuelto obsoleta, ya que estudios históricos, sociales y científicos han demostrado que el ser humano se construye a sí mismo, y a su sociedad, por medio de las emociones y los sentimientos.


Por esta misma razón hay que comprender todos los pormenores y elementos que influyen en nuestro bienestar emocional, debido a que estos determinan positiva o negativamente nuestras finanzas personales y empresariales. Por lo tanto, invertir en nuestra salud financiera e individual no sólo nos ayudará a dominarnos a nosotros mismos, también nos permitirá contener nuestra economía personal.


Beneficios financieros de la inteligencia emocional

  • Manejo del dinero de forma organizada y responsable. Mientras tengas control sobre tus sentimientos, podrás decidir acertadamente sobre tu capital y asegurarlo a corto y largo plazo. Podrás disfrutar de tus activos con conciencia, confianza, control y placer.
  • Lograrás mantener el control en caso de crisis o conflictos que puedan surgir inesperadamente en tu compañía.
  • Desarrollarás conductas que te facilitarán la administración de tus finanzas personales y empresariales. Una relación pertinente entre las emociones y el dinero te permite tener un mayor crecimiento en tu patrimonio.

Es posible moldear nuestras emociones para tener mejores relaciones sociales, el ámbito financiero también entra dentro de esta ecuación. Aprende a dominarte y tendrás más posibilidades de tomar decisiones acertadas en tu vida, en tu negocio y tu capital.


Importancia de tener un buen manejo de dinero
Entender la relación entre la inteligencia emocional y tus finanzas personales te ayudará a saber qué hacer para mantener un equilibrio.

Para mayor información, visita nuestras redes sociales:


Twitter: HispanicFactor

Instagram: HispanicFactor

Facebook: HispanicFactor

14750 SW 26TH ST, SUITE 203, Miami, FL 33185

Teléfono: (786) 356-7095

¡Habilidades de negociación con Hispanic Factor!

Aprender a comerciar es lo primero que debes desarrollar y emplear como emprendedor de tu proyecto de negocio, para conseguir todos tus objetivos y obtener nuevos inversores, acreedores y clientes.

Negociar es clave para el desempeño de un empresario o emprendedor, ya que dominar esta habilidad será lo que te permitirá impulsar tu empresa dentro del mercado. Ser persuasivo y sagaz serán las cualidades que debes fomentar en tu personalidad de negociador.

Si de verdad deseas sobresalir y llevar a la cúspide tu proyecto, ten en mente la potencialidad que debes tener al hacer convenios, ya que un buen negociador es capaz de lograrlo todo a corto y largo plazo. Trata de tener una estrategia y encuentra la forma ideal para que ambas partes satisfagan sus intereses, sin llegar a perder la armonía y la relación durante el desarrollo del trato.

Las habilidades de un buen negociador se basan en:

  • Seguridad y confianza: nadie nace conociendo los procesos adecuados para establecer un acuerdo comercial. Es un trabajo que amerita práctica, investigación, seguridad  y un buen discurso.
  • Conocer los intereses de la contraparte: averigua lo que realmente le importa a tu contraparte. Si existen objetivos y metas que se relacionen con el campo de acción del otro negociador, ese será tu as bajo la  manga.
  • Una táctica ganadora: hay 3 maneras de incidir en la negociación: 1. Tácticas obstructivas: las cuales se caracterizan por poner resistencia a las argumentaciones y puntos de vista de la persona que buscas convencer. 2. Tácticas ofensivas: a veces es necesario intimidar o presionar a la otra parte para conseguir un camino positivo dentro de la negociación; pero cuidado con el nivel de coacción que ejerzas, no estás en una película de mafias italianas. 3. Tácticas engañosas: poco recomendable y muy arriesgada de utilizar a la hora de establecer un compromiso.
  • Prepararse para ceder un poco. Nadie dijo que tener un proyecto de negocio sería fácil, y mucho menos que llegaríamos a la meta en la primera fase del proceso, pero eso no significa que la negociación no haya sido fructífera; todo es cuestión de actitud y de comunicación. La mejor manera de cerrar un acuerdo consiste en lograr que las dos partes obtengan lo que realmente les interesa o esperan del proyecto.
  • Buen sentido del humor. Las sonrisas abren negocios. En muchos casos, ser ocurrente puede ser útil; pero no olvides mantener el criterio y el respeto adecuado al plan que estás presentando. Una gracia puede ayudar a bajar los niveles de estrés que genera un pacto comercial.

Toma nota de todos estos consejos para cerrar de manera fructífera el convenio que deseas. La negociación es un juego y hay que saber jugar. ¿Estás listo?

Tips de negocios con Hispanic Factor

Siguiendo nuestros consejos, harás de tu negociación un proceso exitoso.

Para mayor información, visita nuestras redes sociales:


Twitter: HispanicFactor

Instagram: HispanicFactor

Facebook: HispanicFactor

14750 SW 26TH ST, SUITE 203, Miami, FL 33185

Teléfono: (786) 356-7095

Conoce las desventajas de la falta de capital en tu empresa

Desde siempre, la falta de fondos ha sido la piedra en el zapato que más ha llevado a la quiebra a muchos negocios. Sin embargo, en algunos casos, estar cerca de la bancarrota ha sido una circunstancia altamente beneficiosa; al tener que fortalecer y replantear sus proyectos, algunas empresas logran la victoria.

El capital de trabajo, en una pequeña o gran empresa, se define como el activo neto y circulante del establecimiento comercial. Este principio permite el equilibrio patrimonial de una organización. Por lo tanto, es una herramienta indispensable al momento de realizar un análisis interno que se conforma: “a partir de la unión de varios elementos fundamentales, como son el caso de: los valores negociables, el inventario, el efectivo y finalmente lo que se da en llamar cuentas por cobrar” (Para mayor información acerca de la definición de capital de trabajo, visita el siguiente link: https://definicion.de/capital-de-trabajo/)

Por estas razones, si el flujo de activos en tu comercio se encuentra en rojo, independientemente de las distintas causas que influyeron negativamente en él, debes conocer las consecuencias a las que tendrás que enfrentarte, a nivel micro o macro.

Perjuicios de un capital negativo en tu empresa

El capital de trabajo es el motor que necesita una empresa, negocio, fábrica o emprendimiento para poder seguir operando. Un fondo negativo se traduce en un desequilibrio patrimonial, pero esto no representa necesariamente que esté en la ruina o que se hayan suspendido sus pagos, sin embargo, esto implica muchas desventajas:

  • Dificultad para conseguir inversionistas: un flujo de dinero deficiente es de mal augurio para un inversionista. En este caso, el planteamiento de estrategias de negocio, inversionistas o acreedores, tendrá un difícil proceso de aprobación. Puesto que este factor demostrará la capacidad monetaria y productiva necesaria para el pago de los préstamos adquiridos, o el retorno de sus inversiones, en un futuro cercano.
  • El estancamiento del negocio: los inconvenientes en el patrimonio pueden detener el crecimiento general del comercio; ya que esto impide la adquisición de lo que la empresa exige para seguir avanzando dentro del mercado. Sin desarrollo hay pérdida de ventas y de posibles clientes o consumidores; quienes, por defecto, irán a comprarle a otros competidores.
  • Deficiencia en la estructura de cargos en la empresa: la falta de capital fácilmente creará un desequilibrio en los distintos estratos de tu organización administrativa, financiera o empresarial. No administrar bien los recursos puede aniquilar su proyecto de negocio.

Debes tener muy claros estos inconvenientes para las futuras acciones y decisiones de tu empresa. Si los haberes de tu negocio corren peligro, esto será el problema del siglo. Las 3 desventajas que te presentamos son sólo las consecuencias menores que podría sufrir tu negocio; en el peor de los casos, podrías perder de forma total tu proyecto de trabajo.

Para mayor información, visita nuestras redes sociales:


Twitter: HispanicFactor

Instagram: HispanicFactor

Facebook: HispanicFactor

14750 SW 26TH ST, SUITE 203, Miami, FL 33185

Teléfono: (786) 356-7095

Empresa compartida: cómo preservar una buena sociedad

Comparte tus responsabilidades con alguien que tenga tus mismos ideales para construir una empresa.

Ser dueño de una empresa es un proceso de crecimiento. Podrías ser completamente capaz de iniciarla solo, pero ¿qué pasa si deseas expandirla? En Hispanic Factor sabemos que llevar un proyecto al éxito no es tarea fácil, y que escoger a una persona de confianza a la cual delegar algunas actividades que requieran de atención especial y que tomen decisiones prácticas y efectivas, no es cualquier cosa.

 

No permitas que tu sistema se descontrole por pensar que debes hacerlo todo solo. Es posible encontrar a una o varias personas con disposición, capacidad, talento y que sean objetivas al tomar decisiones en conjunto. En esta entrada te explicamos cuáles son los puntos principales para escoger uno o más socios, hacer un buen trabajo juntos y en menor tiempo, y conservar la amistad.

 

El manejo del capital

Enfócate en compartir los gastos de la empresa de forma correspondiente y no involucres tu capital personal. Cuando inviertes tu propio dinero, estás dando parte de tu proyecto y tus ganancias. Ya sea información, recursos o propiedades las que estén en juego, si te pertenece, debes hacer lo posible por no involucrar ninguno de esos bienes en tus pagos para las deudas del negocio.

 

Si lo que necesitas es una persona que financie tu idea para poner en práctica tus habilidades empresariales o, al contrario, buscas ideas interesantes en las cuales invertir, deberías considerar crear contratos independientes y bastante precisos sobre las responsabilidades, gastos y ganancias que deben compartir en tu sociedad.

 

Acuerdos y límites

Una forma de evitar los problemas que, en ocasiones, se presentan al asumir las obligaciones de uno y las libertades de otro, es llegar a acuerdos claros y concisos entre todas las partes, y lo ideal es que se realicen en presencia de abogados. Esto aplica especialmente al momento de una disolución; y es que la idea de organizar las tareas y todo lo que implique la participación en el proyecto de manera legal antes de comenzar, es justamente que todo termine de manera positiva.

 

Recuerda que aun teniendo socios, todo negocio necesita un jefe. Puedes delegar trabajos importantes, pero si eres la persona más capacitada en tu trabajo, o tienes talento para liderar a tu equipo de trabajo, o eres el dueño y todas las decisiones deben pasar por ti, el porcentaje de tus obligaciones debe ser mayor que el de los demás.

 

Compromiso y valores

Busca personas que compartan tu visión y que tengan el mismo entusiasmo por el proyecto que quieres emprender. Una vez que se hayan aclarado las tareas y poderes de cada uno y conozcas sus cualidades, el siguiente paso es trabajar en mejorar la relación para enfrentar las crisis que se presenten sin pasar a problemas mayores.

 

Conversar sobre las expectativas de la vida y de lo que quieren lograr juntos en la empresa es la mejor manera de comenzar a conocerse y explorar los aspectos donde pueden complementarse, y así delimitar las responsabilidades de acuerdo a las facultades de cada quien.

Cuando trabajas con un socio, debes aprender a preservar tanto el negocio como la amistad.

Así como una amistad o un matrimonio, la comunicación entre la sociedad de una empresa es esencial para mantener una gestión óptima en el trabajo. Aprende más sobre el manejo de empresas, sobre darle inicio a un proyecto propio, manejo de crédito y sobre emigración a Estados Unidos aquí, en Hispanic Factor. Entra a nuestras redes sociales y comunícate con nosotros para más información.

Twitter: HispanicFactor

Instagram: HispanicFactor

Facebook: HispanicFactor

14750 SW 26TH ST, SUITE 203, Miami, FL 33185

Teléfono: (786) 356-7095

Los Errores más Comunes al Montar un Negocio

Además de comprar una casa, iniciar un negocio es una de las prioridades de los emprendedores que emigran a los EEUU. Tengas experiencia o no en el campo, alguna vez seguro has pensado en empezar tu propia empresa y tener ingresos fijos y de manera creciente a través del tiempo, o seguramente también has pensado en que es una buena herencia que puedes dejarle a tus hijos. Pero muchas veces, las personas no toman en cuenta todas las cosas que hay que pensar y hacer antes de tomar esta decisión. Por eso, nombraremos los errores más comunes que se cometen al emprender un negocio propio.

 

Tener sólo una “idea”: Una idea es tan solo el comienzo de emprender, la planificación es vital para todo negocio. Necesitas plasmar en papel todos los detalles del proyecto que quieres iniciar desde el principio hasta el final, incluyendo todo lo referente a la administración y preparándote para los imprevistos.

 

Gastar todo el capital de una vez: Tener el capital necesario para invertir en una empresa, no significa que debas gastarlo todo ya mismo. Al ser un negocio nuevo, puede que no tenga las ganancias que esperas y que genere pérdidas desde el comienzo. Por eso, la mejor opción es invertir una cantidad considerable para asegurarte de que tu negocio despegue, dejando una parte del capital para gastos, compras, nóminas o cualquier deuda pendiente.

 

No investigar lo suficiente: Muchas veces, el emprendedor se deja llevar por la emoción, convenciéndose de que su idea cambiará el mundo, sin saber que actualmente es tan fácil montar cualquier tipo de empresas y, en varias oportunidades, olvidándose de indagar sobre la competencia, la estructura de costos, la demanda y la ganancia. Detente un poco y asesórate con gente experta en el área del negocio que estás decidido a montar.

 

Confundir la caja de la empresa con tu bolsillo: La caja de la empresa está ahí para cumplir con las obligaciones financieras que se puedan presentar en tu negocio. Al principio, es difícil entenderlo, ya que después de todo es tu empresa, pero quitarle los fondos a tu proyecto es un error muy común y el que más peso tiene, ya que tu negocio no podrá efectuar pagos o expandirse, llevándote así al fracaso.

 

No ser cuidadoso al momento de emplear: Los empleados son una parte muy importante de tu empresa, pues de ellos dependerá el avance o retroceso de la misma. Por eso, debes tomarte el tiempo necesario para estudiarlos a cada uno y determinar si son aptos para el empleo o no. Recuerda que en la etapa inicial de tu negocio, necesitas gente capacitada para realizar más de una tarea.

Debes actuar de manera premeditada y asegurarte de que tu negocio tiene buenos beneficios de manera periódica antes de expandirte. ¿Buscas más información para emprender una compañía en los EEUU? Puedes contactar a Hispanic Factor, ellos te brindarán la asesoría necesaria para iniciarte económicamente en el país de las oportunidades. ¡No es imposible, sólo necesitas un poco de ayuda!

Evitar es una manera de prevenir. Prevenir en un negocio es avanzar.

Twitter: HispanicFactor

Instagram: HispanicFactor

Facebook: HispanicFactor

14750 SW 26TH ST, SUITE 203, Miami, FL 33185

Telefono: (786) 356-7095

Hispanicfactor.org

Liquidez vs. Inversión: El Gran Dilema

Tanto empresas como personas naturales se encuentran con esta duda al menos una vez en la vida. Es un dilema difícil de resolver, ya que aunque puedan ser compatibles, una cantidad determinada de dinero no se puede tener líquida e invertida a la misma vez. Es por eso que debe colocarse en la balanza de los pros y contras de cada opción y escoger la más conveniente.

 

Primero, se debe tener claro que la liquidez no es más que el dinero que se dispone en determinado momento, que está disponible para hacer distintas transacciones y forma parte del capital. No solamente es dinero, también pueden ser bienes que se pueden vender rápidamente y en cualquier momento y que aún así, mantengan su valor.

 

El propósito fundamental de la liquidez es el de cumplir con obligaciones puntuales y a corto plazo que se puedan presentar en un tiempo estimado.

 

Por otra parte, la inversión es lo contrario a la liquidez y van inversamente proporcionales. Pues cuando se dispone del capital suficiente para realizar una inversión, se debe renunciar a la liquidez.

 

Una inversión consiste en destinar una cantidad de dinero a un proyecto, esperando que este genere ingresos en forma creciente. Puede estar destinada a corto o largo plazo y la meta es que solo se obtengan beneficios.

 

Cualquier persona o empresa puede poseer muchos bienes activos como viviendas, automóviles o acciones y, aún así, no poderle hacer frente a un pago por mínimo que sea al no disponer de la liquidez necesaria. De la misma manera, cuando se es solvente pero no se dispone de liquidez monetaria, los préstamos son una alternativa fija para hacer frente a esas necesidades, trayendo así más gastos.

 

Así mismo, para que una inversión sea rentable, debe generar intereses mayores a la inflación para ese momento.

Es posible que veas negativo renunciar a la liquidez, pues en muchos casos invertir resulta en la posibilidad de perder parte monetaria. La mejor opción es arriesgarse a dar ese paso, pero para ello debes estar sumamente informado en cuanto a las mejores opciones en negocios para invertir, las facilidades de financiamiento y posiblemente la ayuda de una entidad bancaria. En Hispanic Factor pueden brindarte la ayuda necesaria si tienes como meta invertir en los EEUU. Solo debes contactarlos y dejar que su equipo de atención personalizada te dé a conocer las mejores alternativas para que crezcas económicamente en el país de las oportunidades. ¡Contáctalos!

Arriesgarse es el primer escalón que debemos subir para el crecimiento económico.

Twitter: HispanicFactor

Instagram: HispanicFactor

Facebook: HispanicFactor

14750 SW 26TH ST, SUITE 203, Miami, FL 33185

Teléfono: (786) 356-7095

Hispanicfactor.org

Síguenos