Lo que no debes y debes hacer con tu tarjeta de crédito

Tarjeta de crédito.

En esta entrada de Hispanic Factor, te contaremos todo lo que debes saber sobre tu tarjeta de crédito y cómo usarla.

Algunas personas dicen que usar una tarjeta de crédito resulta contraproducente si se desea mantener un esta financiero equilibrado. Creer eso es un error, ya que cuando sabes cómo administrar tu crédito de forma correcta, descubres que es un excelente apoyo económico para comprar cosas que quieres o necesitas en ese preciso momento. Por otro lado, la forma en que uses tu tarjeta de crédito es lo que realmente determinará que sea beneficioso o no para ti, así que hoy, en Hispanic Factor te hablaremos de algunos de los errores más comunes y qué hacer para enmendarlos.

La tarjeta de crédito: una gran responsabilidad

Es cierto que una tarjeta de crédito no es precisamente un artículo de primera necesidad, pero sí presta soluciones inmediatas a compras que debas hacer en ese instante. Para comprar antojos, para ir construyendo una vida crediticia o para aprovechar los beneficios de los programas de fidelización: sea cual sea la razón por la que adquieras una tarjeta de crédito, lo importante es que sepas cómo usarla. A continuación, te diremos lo que no debes hacer, el por qué y qué puedes hacer para corregirlo.

Tener muchas tarjetas de crédito

¡No te compliques la vida! Es muy difícil que sea económicamente positivo el tener una tarjeta de crédito para cada situación. Si tienes entre tres a seis tarjetas, debes ser una persona extremadamente ordenada para llevar las cuentas correctas y al día, y además no usarlas con mucha frecuencia. Lo ideal es contar con máximo dos de ellas. De esta forma llevarás un registro adecuado de las cuotas que debes pagar y te pondrás límites a la hora de utilizar tu crédito para hacer compras.

Compartir el número de tu tarjeta de crédito

Nunca divulgues tu información personal en redes sociales ni respondas mensajes solicitando tus códigos de documentación privada, ya que podría tratarse de una estafa y terminarías siendo una víctima más de los fraudes financieros. Tus datos son solo tuyos, y si es necesario, puedes compartirlo solo con personas de confianza, como tu pareja o familiares que sean prudentes con respecto a este particular.

Usar la TDC sin entender cómo funcionan los intereses

Es lógico que usar dinero que no es tuyo, tenga su costo. La terminología del mundo económico puede ser un poco complicada, sin embargo, es fundamental que conozcas algunas de las palabras más usadas. Por lo general, cuando el banco te ofrece una tarjeta de crédito, las tasas de interés son bastante bajas, pero esto puede variar con el tiempo y dependiendo del flujo de tu dinero en las cuentas. ¿Cuál es la solución? Contactar a un asesor del ente bancario al que pertenezcas y pedirle que te explique detalladamente de qué forma funciona la tasa de interés de tu TDC.

Exceder el límite de tu crédito mensual

Si no eres precavido con tus transacciones, éstas son reportadas a tu o tus bancos. Es por ello que la autodisciplina para tener una tarjeta de crédito es esencial. Las instituciones financieras tienden a dejar un pequeño margen adicional a la cifra límite que indican en el crédito, pero sigue siendo bastante riesgoso para tus futuras finanzas si llevas tus deudas hasta ese punto. Algunos bancos, incluso, pueden agregar otro porcentaje al cobro mensual si llegas al extremo o lo sobrepasas. No manches tu historial crediticio de esta forma y controla tus impulsos.

Cancelar la suscripción a tu TDC

Es un comportamiento totalmente normal el querer pagar toda la deuda de tu tarjeta de crédito y desaparecerla, sin embargo, no te ayuda a fortalecer tu estado financiero. Tener un crédito para compras al instante es bastante beneficioso, efectivo y útil para muchas situaciones, en especial las de emergencia. Lo importante es que aprender a usarla y a informarte lo más que puedas sobre la variación de tus cuotas. Solo así podrás llevar un registro correcto y hacer los pagos necesarios para estar solvente.

Hombre pensando.

Con estos consejos descubrirás todo lo que debes hacer y lo que no con tu tarjeta de crédito. ¡Sigue aprendiendo con Hispanic Factor!

Si te ha parecido útil esta información, no dudes en compartirla con tus amigos. También puedes seguir a Hispanic Factor a través del blog y las redes sociales para aprender esto y mucho más sobre las herramientas que tienes para construir un historial de crédito positivo y enriquecedor para tu futuro financiero. Si deseas entrar en contacto con Hispanic Factor para una asesoría personalizada, llama ya al número telefónico que se encuentra al final de la entrada.

Twitter: HispanicFactor

Instagram: HispanicFactor

Facebook: HispanicFactor

14750 SW 26TH ST, SUITE 203, Miami, FL 33185

Teléfono: (786) 356-7095

Vive feliz y libre de deudas con estos consejos

Calculadora y finanzas.

Sigue las recomendaciones que tiene Hispanic Factor para ti en esta entrada y vive una vida tranquila libre de saldos negativos.

Es cierto que para vivir una vida tranquila y sin preocupaciones depende más de tu actitud frente a lo que te rodea que de otra cosa. Sin embargo, también es cierto que estar al día con los pagos de tus cuentas de crédito es un alivio y te ayuda a mantener el orden de tus actividades económicas. Cumplir con tus objetivos profesionales y personales cada día con paciencia, esfuerzo, y sobre todo, con tranquilidad, es fundamental para obtener resultados positivos. Es por ello que hoy te hablaremos en esta nueva entrada de Hispanic Factor sobre recomendaciones vitales para estar libre de deudas y sentirte más tranquilo.

Educación financiera para vivir mejor

Es normal querer ganar más dinero, viajar a todas partes del mundo, tener una posición más alta en trabajo y tener un carro último modelo, pero muchas veces nos complicamos la vida por adquirir más cosas de las que en realidad podemos. Solicitar créditos imposibles de pagar más adelante puede llegar a ser un gran inconveniente, especialmente para aquellos que les gustaría conservar un historial crediticio impecable. Para evitar ese tipo de problemas, te daremos algunos consejos que con seguridad te servirán para no endeudarte innecesariamente y lleves una vida tranquila y feliz.

Evalúa todas tus opciones

Es probable que te lleve un poco de tiempo al momento de hacer una compra, pero investigar y estudiar cada una de tus opciones traerá muchos beneficios para tu estado de cuenta y el estilo de vida que llevas. En la actualidad hay muchas marcas compitiendo y que ofrecen excelente calidad en sus productos, además puedes aventurarte a hacer compras por internet. Pregunta a tus amigos, busca referencias de otros clientes que hayan comprado lo mismo que tú necesitas y está muy atento a las ofertas y descuentos.

Transporte económico

Si cuentas con un vehículo y tienes más de dos años con él, lo más seguro es que hayas tenido que invertir un poco en repuestos y en combustible, y dependiendo del país en el que estés, los precios pueden ser más o menos elevados. Si lo consideras pertinente, dale una oportunidad al transporte público. Otra excelente opción es caminar, si es que tu destino está lo suficientemente cerca, por supuesto. También lo es usar una bicicleta, que no solo presentará ventajas para tu bolsillo, sino también para tu salud.

Deshazte de los gastos hormiga

Hay gastos de los que puedes prescindir, pero estás tan acostumbrado a hacerlos diariamente que ya los calificas como gastos fijos. Salir todos los días a comer a la calle, comprar antojos y dulces, gastar en agua o café, o salir a locales en la noche todos los fines de semana representa parte de estos gastos. Incluso si te retrasas cada vez que tienes que pagar tu porcentaje mensual de crédito, esa tasa de interés por no haber pagado también se considera como gastos hormiga. Evítalos y verás cómo mejora tu presupuesto.

Mantén tu historial de crédito positivo

Elaborar un presupuesto de acuerdo a tus ingresos y egresos te ayudará a conservar un historial de crédito con saldo positivo. Además, ser consecuente con tus pagos te dará muchas ventajas en relación a los entes financieros, ya que pueden ofrecerte otros créditos e incluso recibir porcentajes pequeños de descuento para el pago de tu crédito.

Vende lo que ya no necesites

Las ventas de garage o las páginas de ventas en internet, como eBay y Amazon son las estrategias ideales para vender de forma segura y responsable las cosas que ya no te sean necesarias o útiles en el hogar. La ropa que ya no te queda, juguetes que tenías de pequeño y que aún están en buen estado o ese estante que está ocupando mucho espacio en tu sala no tienen por qué ser desechados, y muchos menos si consideras que necesitas el ingreso extra.

Invierte en tus ahorros

Sí, ahorrar también es una inversión. Luego de que hayas sido responsable al pagar todas tus deudas fijas, puedes proceder a calcular cuánto dinero te resta y toma un pequeño porcentaje para ahorrarlo. Recuerda que los ahorros no son solo para emergencia. Nunca se sabe cuándo tendrás una buena oportunidad para comprar un carro o una casa.

Mujer feliz con tarjeta de crédito.

Edúcate con estos consejos para mejorar tus estrategias financieras y piensa bien en las opciones que tienes con Hispanic Factor.

Sigue a Hispanic Factor a través de las redes sociales y visita las demás entradas de su blog para aprender esto y mucho más sobre cómo llevar tus finanzas personales en orden. Recuerda que el éxito depende de ti mismo y que la riqueza no se trata de tener montañas de dinero. Para recibir una asesoría personalizada con respecto a tus estados de cuenta, tus deudas y sobre cómo mejorar tu informe de crédito, contacta a Hispanic Factor a través del número telefónico. Maneja tu crédito de manera responsable.

Twitter: HispanicFactor

Instagram: HispanicFactor

Facebook: HispanicFactor

14750 SW 26TH ST, SUITE 203, Miami, FL 33185

Teléfono: (786) 356-7095

Historial crediticio: ¿qué es y cómo mejorarlo?

Administra de forma correcta tus ingresos y egresos, para que tu vida no dependa excesivamente del crédito bancario

Hay muchos procedimientos con los que las entidades bancarias y las empresas de servicios fijos (teléfono, agua, electricidad) se informan sobre los movimientos de tu estado de cuenta, tus deudas, tus retrasos, en fin, tus hábitos financieros en general. Uno de esos procesos corresponde al historial o informe crediticio. Si tienes problemas para organizar tu presupuesto o estás teniendo dificultades para pagar tus deudas, conocer tu historial crediticio puede convertirse en una herramienta muy práctica para que restablezcas tus costumbres financieras, y aquí en Hispanic Factor te lo explicamos de qué se trata.

¿Qué es un historial crediticio?

El historial o informe de crédito es la constancia de todos los abonos que has realizado para pagar un préstamo. Con esto se entiende que la única manera de tener un informe de crédito es adquiriendo una TDC (tarjeta de crédito) o solicitando un préstamo regular o hipotecario. Tu historial crediticio es tu carta de presentación frente a cualquier compañía que ofrezca algún tipo de financiamiento, y es lo que le ayudará a decidir si es conveniente invertir en ti.

 

Básicamente, el historial de crédito es tu perfil financiero, ya que es un indicativo para los prestamistas y empresas con las que tengas pensado hacer negocios si eres una persona responsable o no al momento de pagar sus facturas.

¿Para qué sirve tener un historial crediticio?

Hazte la siguiente pregunta: “¿prestarías dinero a una persona que sea inestable con la fecha y la cantidad de dinero que abona a su cuenta crediticia?” Sabemos que por lo menos lo pensarías dos veces, y es justamente la forma en que las empresas, prestamistas o no, estudian la viabilidad de darte uno o más créditos o emprender un proyecto contigo. Hay algunos negocios empleadores, incluso, que tienen el derecho de revisar tu informe de crédito para analizar tu comportamiento financiero antes de contratarte.

¿Cómo se obtiene un buen historial crediticio?

El uso responsable del crédito no sólo te evita experimentar consecuencias fatales, sino que es la clave para obtener un historial crediticio impecable. Y no solo eso, también te da la oportunidad de disfrutar de los beneficios que promocionan las entidades bancarias. Cuando eres consecuente con el pago de tus facturas y estás comprometido a hacer las cosas bien, existen más posibilidades de que las empresas confíen en ti consideren hacer tratos contigo.

 

En el caso de que tengas una tarjeta de crédito, el punto no es que debas limitar excesivamente su uso, sino que gastes lo necesario y no te salgas de lo que tengas establecido en tu presupuesto. Y para construir este estimado de costos, te ayudará de gran manera conocer y entender cómo funciona tu historial crediticio.

Aprende con Hispanic Factor sobre lo que engloba tu historial crediticio y cuál es la mejor manera de manejarlo para evitar malas cuentas.

Saber lo necesario para mantenerte al día con tus cuentas es indispensable para tener un historial de crédito intachable. Para aprender más sobre la economía y el funcionamiento del crédito, sigue leyendo en el blog de Hispanic Factor y visítalos en sus redes sociales. Si deseas más información o necesitas una asesoría personalizada con respecto a algún problema financiero que tengas, ¡no lo dudes más! Comunícate a través del número telefónico con Hispanic Factor, seguro te dará la solución.

 

Twitter: HispanicFactor

Instagram: HispanicFactor

Facebook: HispanicFactor

14750 SW 26TH ST, SUITE 203, Miami, FL 33185

Teléfono: (786) 356-7095

Síguenos