¿Qué es un crédito financiero y cómo se debería utilizar?

Con el paso de los años, el mercado comercial ha promocionado y facilitado una variedad de servicios que ayudan a cada individuo (natural o jurídico) ha obtener capital monetario en un corto período por medio de un contrato de pagos, con el fin de permitirles la oportunidad de adquirir algún bien o cubrir una necesidad. Este tipo de acción financiera se conoce como crédito.

Si estás interesado en pedir un préstamo, debes conocer primero toda la información sobre las líneas de créditos y en qué momento pueden utilizarse.

¿Qué es un crédito?

Es una operación financiera en la que un individuo realiza un préstamo por una cantidad de activos a otra persona. La persona que solicita el dinero (el deudor) se compromete a cumplir, dentro del lapso estipulado por el contrato con el prestamista (el acreedor), con la devolución del capital. Siempre bajo el margen de pagos de intereses, seguros, costos y otros elementos que pueden intervenir en esta transacción y acuerdo.

Desde el punto de vista legal, el contrato de crédito es una transacción de riesgo, en la cual el acreedor presta una cantidad determinada de dinero con la confianza de que el prestatario pagará el capital recibido más los intereses pactados o servicios accesorios a la deuda.

Existen distintas variedades de préstamos, las cuales se pueden adaptar al tipo de negocio o caso particular, siendo los créditos comerciales los más tradicionales en el sistema financiero y particularmente diseñados para microempresarios, asuntos de consumo o créditos hipotecarios. Veamos algunos de los tipos de financiamiento más cotizados dentro del mercado de la economía mundial:

Un crédito para cada necesidad:

– Producción y comercialización de bienes y servicios: esta transacción es la que se conoce como créditos comerciales y puede ser solicitada por personas naturales y jurídicas. Es una opción que puedes obtener de forma directa o indirecta por medio de las entidades financieras de tu preferencia, bajo la modalidad de servicio de tarjetas de crédito o de operaciones de arrendamiento, entre otras opciones.


– Actividades de comercialización de empresas: destinados para las microempresas, se ofrecen de forma directa o indirecta a personas de características jurídicas para el soporte de sus compañías, con el fin de invertir en ellas.


– Pagos de bienes, servicios o gastos relacionados con una actividad empresarial: este servicio de consumo se obtiene por medio de tarjetas de crédito, arrendamientos financieros u otros convenios.


– Hipotecas para vivienda: un servicio que cualquier persona natural puede adquirir en las entidades financieras. Para conseguir este tipo de contrato, es necesario realizar la inscripción de la hipoteca de la vivienda en los registros públicos.

Dependiendo del tipo de crédito a solicitar, algunos pueden tramitarse por medio de entidades financieras o bancos a través de préstamos y líneas de crédito. Sin embargo, también se pueden conseguir mediante convenios empresariales, gestionando un crédito comercial entre compañías. Por esta razón, esta segunda línea de crédito sólo se otorga a personas jurídicas y propietarios de negocios.


Recuerda, al obtener cualquiera de estas dos opciones de préstamo estás aceptando un compromiso que genera márgenes de ganancias, de interés, garantías, avales y cuotas,  que puedes adaptar al tipo de transacción que mejor convenga a las dos partes. Cada acreedor también tendrá sus propios términos de gastos y extensiones.

Por lo tanto, deberás examinar todos los requerimientos y las implicaciones antes mencionadas para conocer cuál será el límite estimado de pagos que deberás saldar y los plazos que tienes para realizarlo. En el caso del crédito financiero es muy común que la extensión del crédito se otorgue por medio de la presentación de avales y garantías, mientras que en el caso del crédito comercial, por lo general, este no es un elemento necesario.

Desde hace años, los sistemas de crédito se han caracterizado por ser el motor por excelencia en la recuperación económica para personas naturales, así como de las pequeñas y grandes empresas.

Aprovecha este beneficio para cubrir tus necesidades, pero no olvides que este servicio tiene aspectos legales y que debes cumplir con todo lo estipulado para no incurrir en la pérdida de tus bienes o capital. Esto sin contar el daño que generarás en tu puntaje de crédito. Para mayor información, visita nuestras redes sociales:

finanzas personales o familiares.

El crédito financiero es una herramienta que puede causar ansiedad en un principio, pero realmente es algo muy útil para trabajar.

Twitter: HispanicFactor

Instagram: HispanicFactor

Facebook: HispanicFactor

14750 SW 26TH ST, SUITE 203, Miami, FL 33185

Teléfono: (786) 356-7095

Administración para el 2019: ¿cómo iniciar este nuevo año con una mejor actitud financiera?

Comienza este 2019 con la conducta necesaria para alcanzar todas tus expectativas

Empezar un nuevo año no sólo significa reiniciar el calendario, sino también el inicio de nuevas posibilidades, experiencias y expectativas en distintas ramas, sectores y momentos de nuestra cotidianidad. La manera en que veamos y afrontemos esta oportunidad será la clave ideal para conseguir el valor mayor de conocimiento, de capital y de activos.


Vivimos en un siglo donde los fenómenos sociales, políticos y económicos van a pasos agigantados; por ende, es de suma importancia tener las herramientas y las ideas claras antes de emprender un proyecto administrativo. Los objetivos son los fusibles y los motores que mueven las piezas de tu ajedrez personal y el de tu negocio. Establecerlos constituye la premisa principal hacia el éxito, después de esto sólo hace falta conocer y emplear los equipos e instrumentos necesarios para tener una buena actitud financiera.

En este sentido, Hispanic Factor les da la bienvenida a este nuevo año presentando algunos tips para fomentar los hábitos que permitirán alcanzar la independencia económica.

7 hábitos que harán crecer tus finanzas en este 2019:


Evaluar: comienza por determinar cómo se encuentra tu capital actualmente. Identifica el estado de tus ingresos y egresos antes de tomar una nueva decisión sobre tus finanzas.

-Reestructura tu margen de pasivos y activos: aunque no lo parezca, existen gastos innecesarios que son imperceptibles y esos pequeños deslices son la pata floja que tenemos que erradicar para crecer económicamente.

Controla tus finanzas desarrollando un presupuesto: mejora tu vida ajustando tus gastos en base a un estimado mensual de tus activos. Dominar tus fondos te impide despilfarrar innecesariamente el dinero y te hace consciente del uso que le das diaria y mensualmente. Visualiza este elemento en tu rutina personal y en tu proyecto de negocio.


-Paga tus deudas a tiempo: postergar los gastos domésticos o los impuestos anuales reglamentarios en tu país, pueden ser perjudiciales a corto y a largo plazo. Esta mala conducta llega a incidir negativamente en tus finanzas: “destina una cantidad al pago e identifica tu límite de gastos” (ver más en: hábitos financieros). Saldar tus cuentas te asegura un mejor equilibrio económico.


-Ahorrar hasta el penique: una buena actitud financiera se basa en el control, el manejo adecuado de tus gastos e ingresos y obviamente en el ahorro. Sigue la regla numérica del 80-90 % para los haberes del hogar, negocio y ocio; y el 20-10 % para el ahorro. No es una acción complicada y puede ser muy útil en situaciones extremas que ameriten la utilización de esas reservas, así como en las oportunidades de inversión.


-Duplica tu capital con las inversiones: las acciones, propiedades y mobiliarios son opciones viables para obtener más ingresos. Piérdele el miedo y atrévete a invertir.

-Educación financiera: el conocimiento es poder y en el ámbito administrativo es indispensable saber de las acciones y elementos que influyen en el aumento o la disminución de los ceros de tus cuentas, para así sacar el mejor provecho de tu negocio.

Estos 7 hábitos serán fundamentales para cambiar, mejorar y lograr el éxito financiero. Libérate de la mala administración de tus finanzas e inicia el año con el poder que te da tener una buena actitud financiera en este 2019.


finanzas personales

Es momento de aprender las técnicas que te ayudarán a tener un buen año a nivel financiero.

Para mayor información, visita nuestras redes sociales:


Twitter: HispanicFactor

Instagram: HispanicFactor

Facebook: HispanicFactor

14750 SW 26TH ST, SUITE 203, Miami, FL 33185

Teléfono: (786) 356-7095

¿Por qué la inteligencia emocional te ayudará a manejar mejor tu dinero?

El concepto de inteligencia emocional ha alcanzado un amplio espectro en todos los rincones de nuestro planeta, incidiendo en distintos ámbitos, fenómenos y acciones de la vida cotidiana del hombre y la mujer del siglo XXI, incluso en el mundo empresarial. Lugar donde resulta indispensable controlar las emociones y sentimientos para llevar adecuadamente las finanzas de una compañía.

La mejor definición de esta táctica psicológica, fue propuesta en 1995 por el investigador Daniel Goleman en su libro: Inteligencia Emocional. Donde se describe esta noción como un “conjunto de habilidades, entre las que se destacan el autocontrol, el entusiasmo, la empatía, la perseverancia y la capacidad para motivarse a uno mismo”.

Estas aptitudes, que forman parte de las emociones del individuo, están configuradas en nuestro ADN a través de la historia de la humanidad y los tejidos culturales de nuestra sociedad. Cada una de ellas moldea nuestra personalidad desde nuestros primeros años de vida y, además, se van desarrollando continuamente, ya que no son elementos estáticos, sino que son susceptibles al cambio, al aprendizaje y a la perfección a lo largo de nuestra existencia.  

La inteligencia emocional y el manejo del dinero

Desde pequeños hemos escuchado que una buena planificación financiera solo será posible si dejamos afuera los sentimientos y permitimos que la lógica, los números, la disciplina y los principios guíen las decisiones de nuestras finanzas. Una idea que poco a poco se ha vuelto obsoleta, ya que estudios históricos, sociales y científicos han demostrado que el ser humano se construye a sí mismo, y a su sociedad, por medio de las emociones y los sentimientos.


Por esta misma razón hay que comprender todos los pormenores y elementos que influyen en nuestro bienestar emocional, debido a que estos determinan positiva o negativamente nuestras finanzas personales y empresariales. Por lo tanto, invertir en nuestra salud financiera e individual no sólo nos ayudará a dominarnos a nosotros mismos, también nos permitirá contener nuestra economía personal.


Beneficios financieros de la inteligencia emocional

  • Manejo del dinero de forma organizada y responsable. Mientras tengas control sobre tus sentimientos, podrás decidir acertadamente sobre tu capital y asegurarlo a corto y largo plazo. Podrás disfrutar de tus activos con conciencia, confianza, control y placer.
  • Lograrás mantener el control en caso de crisis o conflictos que puedan surgir inesperadamente en tu compañía.
  • Desarrollarás conductas que te facilitarán la administración de tus finanzas personales y empresariales. Una relación pertinente entre las emociones y el dinero te permite tener un mayor crecimiento en tu patrimonio.

Es posible moldear nuestras emociones para tener mejores relaciones sociales, el ámbito financiero también entra dentro de esta ecuación. Aprende a dominarte y tendrás más posibilidades de tomar decisiones acertadas en tu vida, en tu negocio y tu capital.


Importancia de tener un buen manejo de dinero
Entender la relación entre la inteligencia emocional y tus finanzas personales te ayudará a saber qué hacer para mantener un equilibrio.

Para mayor información, visita nuestras redes sociales:


Twitter: HispanicFactor

Instagram: HispanicFactor

Facebook: HispanicFactor

14750 SW 26TH ST, SUITE 203, Miami, FL 33185

Teléfono: (786) 356-7095

¡Habilidades de negociación con Hispanic Factor!

Aprender a comerciar es lo primero que debes desarrollar y emplear como emprendedor de tu proyecto de negocio, para conseguir todos tus objetivos y obtener nuevos inversores, acreedores y clientes.

Negociar es clave para el desempeño de un empresario o emprendedor, ya que dominar esta habilidad será lo que te permitirá impulsar tu empresa dentro del mercado. Ser persuasivo y sagaz serán las cualidades que debes fomentar en tu personalidad de negociador.

Si de verdad deseas sobresalir y llevar a la cúspide tu proyecto, ten en mente la potencialidad que debes tener al hacer convenios, ya que un buen negociador es capaz de lograrlo todo a corto y largo plazo. Trata de tener una estrategia y encuentra la forma ideal para que ambas partes satisfagan sus intereses, sin llegar a perder la armonía y la relación durante el desarrollo del trato.

Las habilidades de un buen negociador se basan en:

  • Seguridad y confianza: nadie nace conociendo los procesos adecuados para establecer un acuerdo comercial. Es un trabajo que amerita práctica, investigación, seguridad  y un buen discurso.
  • Conocer los intereses de la contraparte: averigua lo que realmente le importa a tu contraparte. Si existen objetivos y metas que se relacionen con el campo de acción del otro negociador, ese será tu as bajo la  manga.
  • Una táctica ganadora: hay 3 maneras de incidir en la negociación: 1. Tácticas obstructivas: las cuales se caracterizan por poner resistencia a las argumentaciones y puntos de vista de la persona que buscas convencer. 2. Tácticas ofensivas: a veces es necesario intimidar o presionar a la otra parte para conseguir un camino positivo dentro de la negociación; pero cuidado con el nivel de coacción que ejerzas, no estás en una película de mafias italianas. 3. Tácticas engañosas: poco recomendable y muy arriesgada de utilizar a la hora de establecer un compromiso.
  • Prepararse para ceder un poco. Nadie dijo que tener un proyecto de negocio sería fácil, y mucho menos que llegaríamos a la meta en la primera fase del proceso, pero eso no significa que la negociación no haya sido fructífera; todo es cuestión de actitud y de comunicación. La mejor manera de cerrar un acuerdo consiste en lograr que las dos partes obtengan lo que realmente les interesa o esperan del proyecto.
  • Buen sentido del humor. Las sonrisas abren negocios. En muchos casos, ser ocurrente puede ser útil; pero no olvides mantener el criterio y el respeto adecuado al plan que estás presentando. Una gracia puede ayudar a bajar los niveles de estrés que genera un pacto comercial.

Toma nota de todos estos consejos para cerrar de manera fructífera el convenio que deseas. La negociación es un juego y hay que saber jugar. ¿Estás listo?

Tips de negocios con Hispanic Factor

Siguiendo nuestros consejos, harás de tu negociación un proceso exitoso.

Para mayor información, visita nuestras redes sociales:


Twitter: HispanicFactor

Instagram: HispanicFactor

Facebook: HispanicFactor

14750 SW 26TH ST, SUITE 203, Miami, FL 33185

Teléfono: (786) 356-7095

Conoce las desventajas de la falta de capital en tu empresa

Desde siempre, la falta de fondos ha sido la piedra en el zapato que más ha llevado a la quiebra a muchos negocios. Sin embargo, en algunos casos, estar cerca de la bancarrota ha sido una circunstancia altamente beneficiosa; al tener que fortalecer y replantear sus proyectos, algunas empresas logran la victoria.

El capital de trabajo, en una pequeña o gran empresa, se define como el activo neto y circulante del establecimiento comercial. Este principio permite el equilibrio patrimonial de una organización. Por lo tanto, es una herramienta indispensable al momento de realizar un análisis interno que se conforma: “a partir de la unión de varios elementos fundamentales, como son el caso de: los valores negociables, el inventario, el efectivo y finalmente lo que se da en llamar cuentas por cobrar” (Para mayor información acerca de la definición de capital de trabajo, visita el siguiente link: https://definicion.de/capital-de-trabajo/)

Por estas razones, si el flujo de activos en tu comercio se encuentra en rojo, independientemente de las distintas causas que influyeron negativamente en él, debes conocer las consecuencias a las que tendrás que enfrentarte, a nivel micro o macro.

Perjuicios de un capital negativo en tu empresa

El capital de trabajo es el motor que necesita una empresa, negocio, fábrica o emprendimiento para poder seguir operando. Un fondo negativo se traduce en un desequilibrio patrimonial, pero esto no representa necesariamente que esté en la ruina o que se hayan suspendido sus pagos, sin embargo, esto implica muchas desventajas:

  • Dificultad para conseguir inversionistas: un flujo de dinero deficiente es de mal augurio para un inversionista. En este caso, el planteamiento de estrategias de negocio, inversionistas o acreedores, tendrá un difícil proceso de aprobación. Puesto que este factor demostrará la capacidad monetaria y productiva necesaria para el pago de los préstamos adquiridos, o el retorno de sus inversiones, en un futuro cercano.
  • El estancamiento del negocio: los inconvenientes en el patrimonio pueden detener el crecimiento general del comercio; ya que esto impide la adquisición de lo que la empresa exige para seguir avanzando dentro del mercado. Sin desarrollo hay pérdida de ventas y de posibles clientes o consumidores; quienes, por defecto, irán a comprarle a otros competidores.
  • Deficiencia en la estructura de cargos en la empresa: la falta de capital fácilmente creará un desequilibrio en los distintos estratos de tu organización administrativa, financiera o empresarial. No administrar bien los recursos puede aniquilar su proyecto de negocio.

Debes tener muy claros estos inconvenientes para las futuras acciones y decisiones de tu empresa. Si los haberes de tu negocio corren peligro, esto será el problema del siglo. Las 3 desventajas que te presentamos son sólo las consecuencias menores que podría sufrir tu negocio; en el peor de los casos, podrías perder de forma total tu proyecto de trabajo.

Para mayor información, visita nuestras redes sociales:


Twitter: HispanicFactor

Instagram: HispanicFactor

Facebook: HispanicFactor

14750 SW 26TH ST, SUITE 203, Miami, FL 33185

Teléfono: (786) 356-7095

Preguntas básicas para el asesoramiento financiero: ¿qué debes saber?

Si pagamos por asesoría fiscal para nuestras dudas sobre impuestos y la declaración de los mismos, y pagamos por asesoría legal para nuestras dudas sobre leyes, deberíamos también pagar por asesoría financiera para nuestras dudas sobre inversiones. El asesoramiento financiero es una herramienta ideal para transformar el dinero en una herramienta para tu futuro. ¡Y no tienes que tener mucho dinero para trabajar con uno!

Un asesor financiero nos ayuda a descubrir qué necesitamos en cuanto a financiamiento se trata. Se encarga de analizar circunstancias pasadas, presentes y futuras del cliente, tomando en cuenta cada característica respectiva del solicitante. Considera cosas tales como edad, patrimonio, situación familiar y profesional, e inversiones que pueda tener. Manejando estos datos, el asesor podrá ayudar al cliente a manejar sus inversiones correctamente, dando recomendaciones según sus circunstancias y necesidades.

¿En qué te puede ayudar un asesor financiero?

Los asesores financieros son mucho más que simples analistas de números. Ellos tienen como responsabilidad, sintetizar la data que se refleja en tus estados bancarios, situación laboral y puntaje de crédito, y presentarla de una forma eficiente y puntual. No solo esto, sino que también tienen conocimiento profundo del campo monetario, permitiéndoles trabajar en conjunto con su cliente para producir buenos resultados. Pero ¿exactamente en qué puede ayudar un asesor financiero?

  • Análisis del puntaje de crédito: si bien las personas pueden pedirlo a las entidades pertinentes, un asesor financiero puede dar el empuje necesario al momento de analizar el puntaje de crédito. Ellos pueden hacer un resumen más digerido de la data, e indicar a detalle qué puede dañar tu puntaje de crédito en la actualidad y en un futuro.
  • Elegibilidad para préstamos: un asesor financiero es la mejor herramienta al momento de solicitar un préstamo. Estas personas son capaces de definir, por medio de un análisis, las posibilidades que tiene un cliente de conseguir el monto que desea para la compra de cualquier propiedad, por ejemplo.
  • Declaraciones de impuestos: un buen asesor financiero no solo sabrá cómo ayudar a calcular un crédito, sino que será el mejor apoyo al momento de declarar. Si bien la temporada fiscal es bastante tormentosa, con un asesor financiero puedes navegar y superar los retos que representa. Y aunque existen asesores tributarios especialistas, un asesor financiero también puede dar apoyo en esta situación.
  • Posibilidades de inversión: si invertir está en tu mente, quizá es momento de buscar un asesor. Estas personas son las encargadas de apoyar y brindar indicaciones sobre cuál puede ser la mejor oportunidad de inversión para sus clientes.

¿Qué preguntas debes hacerle a tu asesor financiero?

Una cosa fundamental que se debe hacer para que una asesoría financiera funcione es aprender a preguntar. Si bien ellos pueden dar la información que necesitas al momento de trabajar con las finanzas, el solicitante necesita ser específico. ¿Cuál es tu razón para buscar asesoría? Es momento de que pienses en las preguntas que puedes hacerle a ellos. Por eso traemos una lista de las más básicas, para que inicies tu asesoría con buen pie:

  • ¿Cuál sería el posible gasto total que debo asumir?
    Esta pregunta es fundamental a la hora de solicitar asesoría financiera. Hay que tener muy claro cuál será el precio del servicio de asesoría -si es por consulta, por hora, o por entrega de resultados-, además de conocer los gastos totales de los productos en los que se está invirtiendo.
  • ¿Cómo diversificará mi inversión?
    Un buen asesor financiero será capaz de crear una cartera diversificada globalmente que incluirá varias empresas de diferentes sectores y países, con una renta fija, tanto pública como corporativa. Si tu asesor financiero te propone invertir todo el dinero en una sola compañía, en un solo sector, o en un solo país, está especulando y eso es una mala señal, por lo que deberás despedirte de este asesor y seguir en la búsqueda del asesor correcto.
  • ¿Podría mostrar un ejemplo de un plan realizado por usted?
    Una vez que hayas encontrado al asesor que más se acerque a tus necesidades, deberás ponerle a prueba y conocer mucho más de su trabajo, ya que vas a depositar tu confianza total a la hora de invertir.
  • ¿Cuál sería el impacto en términos fiscales de mi inversión?
    El asesor debería ponerte al tanto de la fiscalidad vinculada a la rentabilidad de la inversión. Deberá informarte y explicar la factura que deberás pagar por los beneficios que obtengas de tu inversión.

  • ¿A qué información tendré acceso y qué tan seguido puedo pedir asesoría?
    Gracias a la tecnología, hoy en día puedes estar al tanto del estatus de tu caso. Además, disponiendo de las herramientas adecuadas, puedes comprobar desde tu casa el estado de tu inversión. Sin embargo, el asesor deberá estar disponible para cualquier duda que puedas presentar, pero es importante poner ciertos términos, como la frecuencia en la que recibirás actualizaciones -sea mensual, trimestral, semanal-, para no abusar de sus servicios.

¿Quieres tener asesoría financiera profesional en todos los aspectos? Entonces es momento de que contactes a Hispanic Factor. Con un equipo de profesionales capacitados en el área de las finanzas, son tu mejor opción al momento de trabajar con tus finanzas. Aprovecha la asesoría profesional, y haz que las finanzas trabajen para ti y no al contrario. ¡No dejes que te sorprenda la temporada fiscal!

¿Necesitas asesoría financiera? Entonces debes conocer cómo funciona para comprender las oportunidades que puedes aprovechar.

Twitter: HispanicFactor

Instagram: HispanicFactor

Facebook: HispanicFactor

14750 SW 26TH ST, SUITE 203, Miami, FL 33185

Teléfono: (786) 356-7095

¿Qué hacer cuando quieres comprar una propiedad con un préstamo?

Comprar una propiedad no es una tarea que se debe tomar a la ligera. Por esa razón, existen algunos pasos que puedes seguir, para hacer de este proceso una experiencia llevadera.

  1. Empieza tu búsqueda: comienza leyendo periódicos, revistas o sitios web con información sobre bienes raíces. En este paso, podrás empezar a observar qué tipo de propiedad te interesa y así elegir, entre otras viviendas, la mejor candidata para lo que buscas. Debes estar alerta sobre los posibles cambios de precio y de cuánto tiempo estará disponible en el mercado.
  2. Determina cuánto dinero puedes permitirte gastar: por lo general, los prestamistas recomiendan a las personas que están en busca de un domicilio, que no adquieran una casa que cueste más de tres a cinco veces el ingreso anual de su hogar.
  3. Obtén la precalificación y la preaprobación de créditos: para obtener la precalificación para el crédito, deberás proporcionar ciertos datos financieros al banco, como tus ingresos y la cifra de tus ahorros e inversiones. Tu prestamista revisará esta información y te dirá cuánto puede prestarte. Luego, recibirás una preaprobación para la obtención del préstamo, por lo que deberás brindar referencias de tus finanzas con regularidad para que tu prestamista o entidad bancaria pueda verificar tu estado financiero.
  4. Encuentra una agencia de bienes raíces: los agentes de bienes raíces son fundamentales a la hora de escoger la vivienda adecuada. Ellos te ofrecen información acerca del mercado de compra o venta de propiedades. También brindan datos útiles sobre vecindarios y hogares e incluso noticias que no son de conocimiento público. Lo mejor de todo, es que los agentes de bienes raíces suelen ser compensados ​​con la comisión pagada por el vendedor de la casa.
  5. Empieza la búsqueda de tu propiedad y haz ofertas: es hora de comenzar a buscar alternativas de propiedades dentro de tu presupuesto. Es importante que a la hora de buscar, estés muy pendiente a cómo es la propiedad. Ya sea con información de las características sobre cada vivienda, o con fotos y videos para que sean más fáciles de recordar. Es fundamental que evalúes todos los aspectos importantes antes de tomar la gran decisión. Recuerda hacer preguntas sobre el sistema eléctrico, cómo funciona la presión de agua, la seguridad de las puertas y ventanas, e incluso cosas como qué tanto tráfico hay en el vecindario.
  6. Haz una inspección de la casa: cuando una propiedad está en venta, es necesario realizar una inspección general de la casa. Una inspección sirve para estar seguros de que no existe ningún problema que necesite reparación o que no habrá ningún contratiempo en el futuro. Estas inspecciones se realizan para dar oportunidad a una negociación nueva o cancelar la negociación ya realizada.
  7. Trabaja con un agente hipotecario para seleccionar tu crédito: dependiendo de qué tipo de comprador seas, tendrás diferentes prioridades al momento de elegir una hipoteca. Ya sea que estés interesado en mantener tus cuotas mensuales lo más bajas posible, o si prefieres asegurarte de que tus pagos mensuales nunca aumenten. Hasta que no elijas un préstamo basándose en que lo que necesitas, no puedes tomar la decisión de mudarte de nuevo en poco tiempo.
  8. Haz que la casa sea tasada: se deberán hacer arreglos para que un tasador proporcione una estimación independiente del valor de la casa que estás comprando. Esto permitirá que tanto el vendedor como el comprador, estén al tanto de que se está pagando un precio justo por la vivienda.
  9. Coordina el papeleo: hay una gran cantidad de papeleo cuando se trata de la compra de una casa. Se deben hacer los arreglos necesarios para que una compañía de títulos se encargue de todos los trámites y se asegure que el vendedor es el dueño legítimo de la casa que se está comprando.
  10. Cierra la venta: solo quedará firmar todos los documentos pertinentes para completar la compra, incluidos los documentos del crédito. Suele tomar unos días, pero una vez que el cheque se entrega al vendedor, ¡estarás listo para tu nuevo hogar!

Empieza a pensar en las compras inmobiliarias como inversiones a futuro.

 

Si estás interesado en asesorarte para obtener un crédito o necesitas ayuda con el manejo de tus finanzas, no olvides contactar a Hispanic Factor a través de su número de contacto o redes sociales ubicadas al final de la entrada.

Twitter: HispanicFactor

Instagram: HispanicFactor

Facebook: HispanicFactor

14750 SW 26TH ST, SUITE 203, Miami, FL 33185

Teléfono: (786) 356-7095

6 claves para que no pierdas tu dinero invirtiendo

En los negocios, saber dónde, cómo y cuándo invertir es una de las claves más importantes al momento de tomar una decisión.

En el mundo de la economía existe una amplia gama de posibilidades para las ganancias (y pérdidas), sobre todo cuando hablamos de inversiones. La calma, la paciencia y el conocimiento son las tres mejores herramientas en este tipo de situaciones, y es por ello que en esta nueva entrada de Hispanic Factor queremos ilustrarte un poco más sobre lo que necesitas tener en mente al momento de hacer una inversión, sea grande o pequeña.

Invierte tu dinero con estas claves básicas

Ahorrar se ha convertido en un concepto altamente importante y una acción imprescindible para todo individuo de la sociedad moderna. Sin embargo, muchas personas se plantean el objetivo de tener una segunda fuente de ingresos. Invertir puede representar algo positivo o negativo en las finanzas del que lo hace, por lo que hay que establecer ciertas normas que funcionen como guía y así evitar perder dinero irresponsablemente.

 

El sector económico está conformado por una infinidad de oportunidades cuando se habla de hacer una inversión, y entre ellas pueden haber productos con un nivel de riesgo muy bajo, que probablemente tenga beneficios de ese mismo nivel, y otros productos con un nivel de riesgo muy alto. Estos últimos ofrecen ventajas potencialmente mucho mayores, siempre y cuando las sepas hacer. Es por ello que, si decides destinar parte de tus ahorros a una inversión, te daremos las 6 claves más importantes para hacerlo. ¡Te aseguramos que tendrás resultados efectivos!

1. Define el origen y destino de tu dinero

La primera clave y una de las más importantes es saber distinguir entre el dinero con el que dispones diariamente y el que tienes ahorrado para invertir. Lo ideal es que realizar dicha inversión no interfiera con el resto de tus responsabilidades. De esta forma, aseguras el dinero que necesitas para mantenerte a ti a tu familia sin llegar a problemas económicos graves. Otra buena recomendación es que tengas ese dinero apartado en otra cuenta bancaria. Así no te sentirás tentado a usar más dinero del que puedes.

2. Estudia el mercado y el nivel de riesgo

Es necesario que estudies y aprecies todas las opciones que tienes al momento de escoger dónde vas a invertir tus ahorros. Algunas alternativas son más arriesgadas que otras, como podrías decidirte por algunas que son más convenientes o seguras. Todo dependerá primordialmente de tus gustos e intereses, de tus capacidades monetarias y tus conocimientos en finanzas. Lo que sí es cierto es que mientras menor sea el riesgo, menor será la recompensa.

3. Busca organizaciones con buena reputación

Dedicar tiempo a estudiar, investigar y comparar entre distintas plataformas de inversión antes de comenzar a invertir es una excelente forma de evitar contratiempos futuros. Hay que tener en cuenta que invertir siempre será un riesgo, pero lo mejor que puedes hacer es asociarte con empresas responsables y de buena reputación. Así tendrás seguridad de que si la inversión fue efectiva, tendrás tu dinero sin ningún problema.

4. No te dejes llevar por las emociones

Los sentimientos jamás deben llevarte a tomar decisiones muy importantes, especialmente relacionadas con operaciones mercantiles. Generalmente las elecciones impulsivas resultan en inconvenientes difíciles de resolver a largo plazo, por lo que es necesario que controles tus impulsos a la hora de invertir. Y si estás ganando mucho dinero, debes saber cuándo retirarte.

5. Diversifica tu dinero

Si diversificas, tienes mayores posibilidades de no perder todo el dinero que invertiste, ya que si un operación no tuvo el efecto que esperabas, aún puedes recuperarte con el resto que utilizaste para realizar las demás inversiones. Lógicamente, si el resultado es positivo tendrás un poco menos de lo que esperabas, pero es mejor a tener un poco de ganancia a perderlo todo si inviertes en una sola acción.

6. Si no sabes cómo hacerlo, asesórate

También es una buena opción buscar y apoyar en consejeros expertos en la materia. Si eres nuevo en el campo de las acciones, lo mejor es que busques a una persona profesional. Te dará los consejos que necesitas y correrás menos riesgos de perder tu dinero.

Perder dinero en una inversión puede ser muy fácil si no lo haces de manera correcta. Sigue estoy consejos para evitarlo.

Si quieres más consejos u opiniones más específicas sobre cómo hacer inversiones inteligentemente, Hispanic Factor es una organización dispuesta a ofrecerte la información que necesitas. Si deseas aprender más sobre el mundo de la economía y sobre todo lo que se relaciona a tu historial crediticio y cómo mantenerlo positivo, sigue leyendo el blog y las redes sociales. También puedes comunicarte a través del número telefónico. Contáctalos, Hispanic Factor está a tu servicio.

 

Twitter: HispanicFactor

Instagram: HispanicFactor

Facebook: HispanicFactor

14750 SW 26TH ST, SUITE 203, Miami, FL 33185

Teléfono: (786) 356-7095

¿Invertir o eliminar las deudas?

No es necesario que manejes tus negocios de manera lineal. Puedes pagar tus deudas e invertir sabiamente.

Esta pregunta es bastante fácil de responder si se piensa de manera lógica, porque lo ideal es tener el mínimo de endeudamiento de créditos y préstamos apenas logramos adquirir dinero adicional pero, ¿realmente nuestro proceso de inversiones y pagos debería ser lineal? Aquí en Hispanic Factor, te explicamos los pasos a seguir para que puedas hacer las dos cosas al mismo tiempo sin morir en el intento.

 

Toda inversión es arriesgada, pero muchas veces puede resultar beneficioso para tu bolsillo hacer una pequeña inversión mientras tengas unas cuantas deudas, ya que podrías obtener mayores ganancias que el dinero que tenías ahorrado.

 

A continuación, te indicaremos qué pasos cumplir para tener el mínimo de riesgos en tu proceso y qué deudas te permitirán hacer funcionar ésta estrategia para subir tu capital.

1. Organiza tus deudas

Reúne toda la información de las deudas adquiridas con los datos pertinentes, como nombres de las empresas o personas a las que pediste dinero con sus respectivas fechas y cifras, el saldo que tengas pendiente de los servicios públicos, pagos mínimos mensuales, pagos a la tarjeta de crédito, hipotecas y todo tipo de préstamo.

 

Esta lista se elabora para luego realizar un inventario de todo lo que has comprado hasta ahora con el dinero que utilizaste y hacer una comparación entre las 2 listas. Conecta las deudas con las compras que hayas realizado, para determinar el valor de cada una, y así pasar a discernir entre las deudas buenas y las deudas malas.

2. Deudas buenas, deudas malas y el fondo de emergencia

Luego de crear tu lista a detalle sobre tus deudas y compras, puedes separar las deudas buenas de las malas. Las deudas malas generalmente se generan por compras hechas con la tarjeta de crédito y son aquellas cosas que no incrementan su valor con el tiempo, que generalmente se invierte en el estilo de vida de la persona, como el entretenimiento, viajes y gastos en el mantenimiento básico en el hogar, como comida y servicios.

 

En cambio, las deudas buenas son aquellas en que las compras que realizamos aumentan su valor al paso de los años, como la compra de una casa o el pago de una carrera universitaria.

 

Invertir es tomar un gran riesgo, pero no por eso debes dejar todo a la suerte. Guarda en un fondo de contingencia una cantidad de dinero considerable para unos 2 o 3 meses de gastos habituales. Esto no solo para inversiones fallidas, sino para cualquier emergencia familiar o médica.

3. Puedes invertir y pagar deudas

Debes comprometerte a ahorrar lo suficiente por un tiempo para pagar las deudas malas que tengas pendientes, y una vez que tu saldo negativo llegue a cero, puedes proceder a invertir en otras cosas mientras conservas las deudas buenas que podrás pagar poco a poco. Además, la inversión que hagas podría resultar mejor de lo que esperabas, para así adelantar el pago de tus deudas buenas y mantener un buen balance en todas tus cuentas de crédito.

4. Considera los riesgos

No debes desaprovechar las oportunidades de inversión, pero debes tener en mente tus obligaciones financieras futuras. Las inversiones de bajo riesgo, como las cuentas de ahorro remuneradas o los bonos garantizados por el gobierno son bastante seguras, pero la rentabilidad puede resultar igual de baja.

 

Es muy diferente a invertir en acciones, que pueden incluso superar las tasas de interés de las deudas de tus tarjetas de crédito. Es decir, mientras mayor sea la cifra de ganancia anunciada, más riesgos pueden correrse al hacer la inversión, y para eso, hay que saber financiar inteligentemente.

Puedes comenzar aprendiendo a ahorrar tu dinero para organizar tus finanzas a nivel personal y empresarial.

En Hispanic Factor esperamos que estos consejos para realizar una inversión mientras tienes deudas pendientes te sean de gran utilidad. Si quieres aprender más sobre cómo manejar tus finanzas e impulsar tu propio negocio, te recomendamos seguir en nuestro blog, conocernos a través de nuestras redes sociales y contactárnos para más información.

Twitter: HispanicFactor

Instagram: HispanicFactor

Facebook: HispanicFactor

14750 SW 26TH ST, SUITE 203, Miami, FL 33185

Teléfono: (786) 356-7095

Cómo Crear una Corporación

¿Estás planteando crear una empresa? Para comenzar debes tener en cuenta varios pasos antes de hacerlo, Es decir, vas a necesitar realizar obligatoriamente una serie de gestiones y trámites.  Una de estas gestiones es reunir a tus accionistas y presentar la solicitud para crear una corporación, deberás consultar con ellos y estos tendrán que estar de acuerdo en las decisiones de la corporación. En este post vas a encontrar todos los pasos imprescindibles que deberás seguir  para que tu negocio arranque en la dirección correcta.

  1. Decide qué tipo de corporación vas a crear

  • Corporaciones C

En los Estados Unidos, estas corporaciones pueden tener varias clases de acciones, tales como preferenciales y comunes. Los propietarios de una corporación C se llaman accionistas y permanecen protegidos de la responsabilidad por las acciones de la compañía. Ellos pagan sus impuestos sobre los dividendos recibidos de las acciones personales.

  • Corporaciones S

En los Estados Unidos, este tipo de corporaciones presentan declaraciones informativas de impuestos federales, pero no pagan impuestos a nivel corporativo. Las ganancias y pérdidas se reportan en las declaraciones individuales de los dueños de la empresa. Para llegar a ser entonces una corporación S, todos los accionistas deben firmar y presentar el Formulario 2553 con el IRS. No todas las empresas pueden llegar a ser una corporación S, ya que se debe cumplir con cinco requisitos: corporación doméstica, 100 accionistas o menos, no más de una clase de acciones, no ser específicamente no elegible y tener accionistas permitidos.

  1. Contacta a las autoridades pertinentes de tu país.

Contacta a la oficina del secretario de estado de tu localidad. Por lo general, esta manejará todos los asuntos relacionados con la corporación e infórmate de cuáles son los formularios apropiados que vas a necesitar.

3 Presenta un formulario de declaración de información.

En algunos estados, también tendrás que presentar una declaración de información. En los Estados Unidos, por ejemplo, este documento deberá presentarse unos pocos meses después de entregar la documentación. La declaración, generalmente, puede ser presentada en línea e incluye información bastante básica sobre la corporación, considérala como un censo de la compañía que deberás presentar todos los años.

Por último, te recomiendo  contratar a un abogado. La documentación y las leyes son complicadas y  sin conocimientos sobre el tema o una consulta cuidadosa, te arriesgas a cometer errores que podrían causarte serios problemas financieros más adelante. Un abogado te puede ayudar a elegir la mejor opción de identidad para tu empresa y a elaborar la documentación apropiada para la solicitud. Te recomiendo contactar a Hispanic Factor. Asesórate con los mejores abogados del país. ¡Contáctalos!

¡Asesórate con Hispanic Factor!


Twitter: HispanicFactor

Instagram: HispanicFactor

Facebook: HispanicFactor

14750 SW 26TH ST, SUITE 203, Miami, FL 33185

Telefono: (786) 356-7095

Hispanicfactor.org

Síguenos