¿Vender o alquilar? ¡Descubre los pros y contras de ambos!

Cuando se trata de una propiedad que, por una u otra razón, no utilizamos, siempre queremos sacarle provecho de alguna forma, y las maneras más fáciles son también las mejores: vender o alquilar. Si estás considerando estas dos opciones, pero no puedes decidir cuál es mejor para tus objetivos, debes repasar los pros y contras de cada opción, y eso es justo lo que haremos aquí.

Vender una propiedad

La venta de una propiedad es algo que no se lleva a cabo a la ligera, mucho menos cuando se trata de algo importante. Sin embargo, es innegable que los beneficios económicos que dicha venta puede traer tienden a ser muchos. Estos son algunos de los pros y contras más importantes de vender una propiedad.

Cantidad recibida

Una de las ventajas de vender la propiedad es que la cantidad de dinero por la que dicha propiedad se vende, se recibe (por lo general) en grandes partes. Es cierto que hay muchas maneras de vender una propiedad, pero incluso si se hace a través de varias cuotas, estas son mucho mayores a los ingresos que se recibirían periódicamente por el alquiler de la misma; la desventaja de vender dicha propiedad definitivamente es que se perdería la oportunidad de crear un ingreso pasivo constante.

Inmediatez

Otra de las ventajas claras que tiene el vender una propiedad es la cantidad de dinero recibida a corto plazo; ya la venta de una propiedad puede hacerse incluso en una sola parte, sin cuotas, lo que significa que es posible recibir todo el dinero de la venta de la propiedad de manera inmediata. No obstante, la desventaja de esta inmediatez es que no se toman en cuenta otras condiciones de venta que puedan permitir recibir una cantidad de dinero mayor, aunque sea a largo plazo.

Revalorización

Con el paso del tiempo, tu propiedad puede haber aumentado su valor, ya sea por remodelaciones a la misma o por otras circunstancias, lo cual hará que dicha venta de la propiedad se pueda llevar a cabo por una cantidad de dinero mayor a la que fue necesaria para comprarla en el pasado, sacando así una buena cantidad de dinero de la venta en comparación a la compra. Sin embargo, puede pasar exactamente lo contrario; tu propiedad puede haber perdido valor con los años, lo que haría que la cantidad de dinero obtenida por la venta de la propiedad sea menor a la abonada para comprar la misma.

Alquilar una propiedad

Alquilar una propiedad no sólo puede ser una buena forma de crear un ingreso pasivo que puede sernos útil durante todo el tiempo en que dicha propiedad se encuentre en alquiler, también significa poner tu propiedad en manos de otra persona, con todos los riesgos que eso conlleva. Estos son algunos de los pros y contras de alquilar una propiedad.

Disponibilidad permanente

Si alquilas tu propiedad, esta seguirá siendo tuya a pesar de que la misma esté siendo utilizada por otras personas, esto significa que puedes volver en el futuro en caso de que necesites o quieras hacerlo. Lo malo de esto, es que puede que la condición en la que la misma se encuentre, posiblemente no será la misma.

Localización

Alquilar tu propiedad no tiene por qué ser difícil, especialmente si la misma se encuentra en una buena localización; por ejemplo, si tienes un apartamento cerca de una universidad, alquilar el mismo es relativamente sencillo debido a la demanda que hay alrededor. Por otro lado, si la localización de tu propiedad no es buena, puede que no sea tan sencillo alquilar la misma y tengas que bajar considerablemente el precio del alquiler para poder atraer inquilinos.

Ingresos

Una vez tu propiedad esté ocupada por un inquilino, empezarás a recibir periódicamente una cantidad de dinero considerable sin hacer prácticamente nada; en otras palabras, estarás creando un ingreso pasivo que puede ser muy beneficioso. Sin embargo, si te descuidas demasiado, puede que el inquilino estropee de la propiedad y, si esto pasa, tendrás que pagar por la reparación de la misma, lo que puede suponerte gastos significativos.

Antes de tomar una decisión, piensa en lo que harás con el dinero obtenido. Si necesitas una gran cantidad de dinero de manera inmediata, lo que te conviene más seguramente es vender la propiedad. Si, en cambio, no quieres dejar ir dicha propiedad, pero quieres sacarle provecho a la misma, alquilarla es tu mejor opción.

______________________________________________________________

Twitter: HispanicFactor

Instagram: HispanicFactor

Facebook: HispanicFactor

Síguenos