5 Cosas que Debes Saber Antes de Crear una Corporación

Para muchas personas, sus trabajos actuales son solo un paso hacia otro nivel, pues ven el mundo como una escalera para alcanzar el éxito. Y en los escalones más altos de está está el ser su propio jefe e iniciar desde la base un negocio que les permita tener un estilo de vida con el que se sientan satisfechos. Esto casi siempre inicia con un momento “¡Eureka!”: ese instante en el cual una necesidad de un público específico, o un talento en particular, se convierte en una oportunidad para crear un negocio. Una vez que tienes una idea y decides transformarla en un plan concreto en la búsqueda de una empresa propia, decides buscar asesoría para iniciar los trámites legales que te permitirán empezar en el mundo corporativo con la imagen jurídica que necesitas.

Pero antes de iniciar, debes saber cosas básicas que te ayudarán a emprender con buen pie este viaje. Es por esto que compilé esta lista de 5 cosas que debes saber antes de crear una corporación.

Debes terminar lo que empiezas

Este es uno de los errores más grandes que cometen las personas que inician sus propias empresas, pues a la primera situación complicada, deciden tirar la toalla y abandonar completamente sus planes. Esto también se hace en medidas micro, como iniciar un texto y dejarlo abandonado, idear una estrategia y luego desecharla por completo o simplemente empezar un plan para luego dejarlo en el olvido. Si bien en algunos casos lo que iniciamos puede no ser productivo a largo plazo, lo ideal es que las personas tengan la oportunidad de aprender de estos planes, incluso se pueden modificar para cumplirlos de formas más eficientes.

Todo es ensayo y error

Muchas personas creen que iniciar en el mundo corporativo es tan fácil como inflar un globo y dejarlo volar. En realidad, lo que más influye en este punto es la resistencia: a lo largo de toda la carrera de un emprendedor, éste encontrará obstáculos que con mucha frecuencia los harán pensar si realmente está haciendo lo correcto. Es aquí donde reside la persistencia y dedicación para los emprendedores y lo que los diferencia de las personas que no ven eso como una ruta hacia el éxito. Seguir a pesar de las trabas que se encuentren es lo que separa a un negocio simple de uno exitoso. Puedes ver muchos ejemplos de esto a través de las empresas de trayectoria, pues en más de una oportunidad sus fundadores vieron sus sueños a punto de terminar, pero con nuevos enfoques, lograron convertir esos errores en victorias. Intenta, si no funciona, cambia tu punto de vista, pero no pierdas la motivación.

Concéntrate en crecer

Este crecimiento no es solo como compañía, sino como persona. Si bien es imposible saber todo lo que debes saber del mundo en el que inicias como empresa, nunca es malo educarse un poco más por los medios que te parezcan más eficientes. En la actualidad hay una cantidad increíble de cursos en línea, libros y audiolibros, así como videos educativos que te ayudan a entender mejor el mundo en el que te encuentras ahora o cambiar tu punto de vista y darte enfoques nuevos e ideas frescas para inyectar a tu plan original. Lo mejor que puedes hacer es aprender de todo un poco. Infórmate en cada parte de tu negocio y dedica el tiempo necesario a comprender las causas detrás de todo lo que ocurre a tu alrededor.

No renuncies a tu otro trabajo

Ver crecer un negocio propio es una de las sensaciones más satisfactorias del mundo, comparable sólo con ver crecer a un hijo. Pero si tienes hijos, sabes que los primeros años de vida son extremadamente difíciles por las noches sin dormir y la cantidad de dinero requerido para solventar las necesidades de esa nueva vida. Es una analogía que se aplica muy bien aquí, pues durante el periodo inicial de cualquier negocio, verás con mucha frecuencia que sale más dinero del que entra. Es por esto, que no debemos actuar por impulso antes de tener una base económica sólida para mantener nuestras necesidades y las de nuestra familia. Conserva el trabajo que te permitió iniciar tu negocio hasta que veas que tu compañía creció para convertirse en tu principal fuente de ingresos.

Organiza tu tiempo

Iniciar un trabajo aparte del que tienes requiere dedicar esfuerzo y dedicación, por lo cual, de todas las horas de tu día, debes designar un tiempo fijo para trabajar en esta iniciativa. No se trata de dejar de lado las otras cosas importantes como familia, amigos y descanso, sino de darle el tiempo necesario para transformar tu idea en algo increíble. Si bien parece bastante difícil, la verdad es que lo único que necesitas es una mejor organización: puedes asignar de dos a cuatro horas fijas de tu día a revisar tu iniciativa empresarial con dedicación y chequear tareas que debas cumplir de tu lista. Lo mejor es que tengas una agenda virtual para estos primeros pasos, donde puedas ir revisando las cosas de forma organizada y tengas respaldos visuales y recordatorios de las responsabilidades que debes cumplir.

Este es solo un aperitivo para tu ingreso en el mundo de los negocios, el cual requerirá invertir no solo tu tiempo, sino tu dinero para construir el éxito que buscas. Y para apoyarte en todo este proceso está Hispanic Factor Enterprises: apoyando al mercado hispano desde los primeros pasos en esta tierra de oportunidades. Ellos te ayudarán a iniciar de la mejor forma la corporación que cambiará tu vida para siempre.

“No te preocupes por los fracasos, preocúpate con las posibilidades que pierdes cuando ni siquiera lo intentas” – Jack Canfield

Preparar todo antes de empezar un negocio es la forma de garantizar el éxito.
Preparar todo antes de empezar un negocio es la forma de garantizar el éxito.

Twitter: HispanicFactor

Instagram: HispanicFactor

14750 SW 26TH ST, SUITE 203, Miami, FL 33185

Telefono: (786) 356-7095

hispanicfactor.org

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

2 × cinco =