Ideas de negocio para empezar tu emprendimiento siendo estudiante

El tiempo en la universidad suele estar muy limitado, pero aún así, existen opciones para que estudiantes universitarios puedan comenzar emprendimientos. No hay motivos para excusas, conoce estas ideas:

1-    Limpieza

Toma como inicio la idea que tuvo Kristen Hadeed en el 2009, que comenzó ofreciendo servicios de limpieza a en las redes sociales. Una vez que había logrado su primer cliente, inició una red de trabajo. Fue creciendo, hasta contratar a otros estudiantes y ser ahora uno de los más grandes servicios: Student Maid.

Esta idea, permitió a Kristen nivelar sus compromisos estudiantiles y tener un empleo de medio tiempo. El secreto está en saber elegir los clientes, basándose en la confianza.

2-    Mudanzas

Un startup enfocado en servicio de mudanzas estudiantiles tendrá un horario con más posibilidades de adaptarse al emprendedor. Las mudanzas se necesitan todo el año, así como los ingresos se vuelven “el doble de lo que estudiantes pueden ganar trabajando en una pizzería, además las propinas también son bien pagadas“, comentó Cameron Doody, quien fundó Bellhops junto a Stephen Vlahos.

3-    Cuidado de niños

Las opciones de horarios para cuidar niños también es flexible, puede ser a la hora de salida del colegio, cuidarlos en días específicos o solamente por las noches. Aunque, parece ser sencillo, se necesitan permisos y preparación para ofrecer el mejor servicio, sobretodo tolerancia. Los precios que puedes ofrecer varían de acuerdo a la cantidad de niños, las actividades que debes realizar (hay casos donde se requiere de limpieza), la experiencia, entre otras exigencias.

4-    Instructor

Utilizar tus conocimientos para enseñar a otros es una excelente oportunidad de iniciar un emprendimiento provechoso. Puedes hacerlo trabajando directamente con la universidad o manteniendo tu independencia. Siempre hay demanda de instructores, así que estarás entrando a un mercado muy fructífero.

5-    Organizar eventos

Las relaciones públicas de los estudiantes pueden tener más provecho, no es simplemente “ser popular”, es utilizarlo para volverte promotor u organizador de eventos. De hecho, en la universidad siempre hay conferencias, festivales musicales y diferentes tipos de entretenimiento. Alex Sánchez, tomó ventaja sobre las actividades de su universidad y ayudó a fundar Edgework Entertainment. “Encuentra a la gente correcta para trabajar y asegúrate de tener una buena química. Todos aportan su granito de arena. La comunicación es pieza clave

6-    Creador de CV’s

Los currículos determinan la posibilidad de adquirir un trabajo, por eso, tener habilidades en escritura, ser capaz de observar los detalles y tener una vena investigativa para prepararse sobre el tema, te dará la posibilidad de un buen negocio que todos necesitan.

7-    Contador

Con tener un excelente manejo de computación y saber solventar problemas reales, puedes ofrecer tus servicios contables. Especialmente para los negocios que necesitan llevar los registros de contabilidad organizados. Otra alternativa, crear un software y ofrecerlo por costos bajos, hasta que perfecciones y ganes más reconocimiento.

8-    Artesanías

Los trabajos realizados a mano, aquellos que se traten de indumentaria, accesorios o bolsos, siempre tienen su espacio en el mercado. Con ser bueno en el trabajo que ejecutas y una promoción, lograrás iniciar tu emprendimiento desde muy joven. Tal es el caso de LeiLei Secor, una diseñadora de joyas y alambrismo, fundadora de Designed by Lei. Sus inicios se debieron a brazaletes de la amistad, luego siguió creciendo con ventas en línea.

chicos reunidos

Siendo estudiante puedes encontrar muchas buenas ideas para comenzar tu negocio.

Twitter: HispanicFactor

Instagram: HispanicFactor

Facebook: HispanicFactor

Ventajas de invertir desde muy joven

La vida tendrá un mejor destino, si con tiempo se establecen las metas, de igual modo sucede con las inversiones. Volver una prioridad los objetivos financieros, te darán una independencia económica más temprana, por eso, las ventajas de invertir desde muy joven, son:

Vivir cómodos a una edad avanzada

Considerando que  el promedio de vida es hasta los 80 años, es necesario tomar medidas para pasar los últimos años viviendo cómodamente. Para las jubilaciones de los ahora millenials, es poco probable que puedan recibir recursos públicos, por lo que, será necesario invertir en el ahorro privado. Cambiando la dirección de las acciones, se podrá ahorrar el dinero que cubrirá necesidades futuras.

Mayor inversión

Usualmente, entre los 30 y 40 años de edad, es cuando una persona promedio comienza sus ahorros para la jubilación. Lo apropiado sería comenzar entre los 20 y 29 años, no solamente a ahorrar, también a invertir. El dinero no puede mantenerse estancado, necesita un flujo que lo haga crecer.

No temas quedarte en cero

Cuanto antes comiences la inversión, el resultado será mayor. Según un análisis hipotético, realizado por El País, para una persona que comienza a invertir en su jubilación desde los 25 años, cuando posea 42 años, tendrá 253.265 euros. Otra persona que decida iniciar a sus 35, tendrá 35% menos, su cifra final será 163.865 euros. Y, si deciden retrasar el ahorro aún más, alguien con 45 años, tendrá 96.962 euros. Un contraste de 62%, muy alto, comparado con todo lo que pudo lograr si comenzaba a sus 25 años.

Haz del tiempo, tu amigo

Si sabes aprovechar el tiempo, podrás obtener la rentabilidad que buscas. Comenzar los aportes cuanto antes te permitirá solucionar los riesgos, sin perder todo tu capital. Además, incluyes intereses en tu inversión, obteniendo más ganancias.

chica sonriendo

Cuando se invierte desde joven, los resultados se ven muy pronto.

 Twitter: HispanicFactor

Instagram: HispanicFactor

Facebook: HispanicFactor

Aprende sobre “Kakebo”, el método japonés para ahorrar

El proverbio popular: “Dicen que quien ahorra no es el que menos gasta, sino el que gasta sabiamente.” Reduce en pocas palabras el significado del método Kakebo, una herramienta para aprender a organizas las finanzas personales.

¿Qué es el método?

El método Kakebo (pronunciación: kakiboh) es una técnica que requiere de las anotaciones para administrar el dinero mensual. Fumiko Chiba, escritora de “Kakeibo: El arte japonés de ahorrar dinero”, explica que en Japón se utiliza desde el año 1904, como un libro de cuentas para el hogar. Su origen se le atribuye a la primera mujer periodista de Japón, Hani Motoko, quien lo implementó para que las esposas tuvieran una forma de manejar las cuentas con resultados eficaces.

Su uso es similar a una agenda, creando anotaciones de registro diario o semanal sobre los gastos e ingresos, se debe dividir en distintos grupos para un mejor control:

     – Ingresos: ya sea por el salario, trabajos adiciones en rentas, pensiones o emprendimiento.

  • Gastos fundamentales: pagos por vivienda o servicios del hogar, transporte, alimentos y medicinas.
  • Compras adicionales: visitas al cine, restaurantes, compras de diversos elementos, gimnasio.
  • Gastos ocasionales: reparaciones, ahorros, viajes, adquirir obsequios.

Las categorías dependerán de ti. Para un mejor control, sugiere aplicar colores para diferenciar. Es un método que exige disciplina y autocontrol. Luego de que completes la semana, llegará el momento de restar: Ingresos menos Gastos.

Su enseñanza y utilidad trasciende lo simple, más allá de ser un libro de cuentas, enseña una filosofía de vida, eligiendo qué es verdaderamente necesario y aquello que carece de importancia. A su vez, los resultados de gastos del dinero, se le incluyen unas preguntas que debes realizarte:

  ¿Cuánto dinero ahorraste?

  ¿Cuánto dinero querías ahorrar?

  ¿Cuánto es el dinero que realmente gastas?

  ¿Qué cambios implementarás el próximo mes para mejorar?

Debido a que se trata de una tarea que debes realizar tú mismo, te permite el autoanálisis, lo que enseña a reflexionar para tomar la decisión de mejorar las acciones. Según expertos, incluida la misma Fumiko Chiba, aplicar el kakebo puede permitir un ahorro mensual de hasta 35%.

kakebo libro

“Kakebo” es perfecto para llevar un mejor control en las finanzas.

Twitter: HispanicFactor

Instagram: HispanicFactor

Facebook: HispanicFactor

Conoce la regla 80/20 para lograr que tus ingresos rindan

En tus ingresos mensuales, los principales malestares vienen por los pagos de deudas y ahorros, sumando que para muchos es regla que “ganar más, exige más gastos”, con todo esto, se vuelve más complicado hacer que los ingresos rindan. La solución, está en una buena organización, por lo que expertos en economía sugieren la regla 80/20.

¿En qué consiste la regla 80/20?

Es más sencillo de lo que creen, simplemente gastar el 80% de tus ingresos mensuales y ahorrar un 20%.

Para aplicarlo, lo más idóneo sería llevar un control de cuentas, registrar los gastos en comida, deudas, cuentas del hogar y actividades extras recreativas. Pero, organizar estos presupuestos, puede ser casi imposible. La alternativa, sería dividir el dinero una vez que recibes el pago, el 20% que estarás destinando a tus ahorros, envíalos a una cuenta de ahorro de otra entidad bancaria diferente. Así, puedes tener la idea de que ese dinero no existe, incluso, asúmelo como un gasto más, de este modo estarás asegurando el dinero.

La conferencista, Paula Pant, sugiere otra alternativa, destinar el 20% a inversiones, como ahorros en la bolsa. Esta opción te permite ahorrar para el futuro, “Tienes que pensar en el largo plazo, al menos 15 o 20 años. Esta no es la mejor opción si estás pensando en usar el dinero en un par de años”.

Por supuesto, si tu plan es usar el dinero en viajes o cuotas iniciales para vehículos/viviendas, lo mejor son los ahorros (muy diferentes a tus ahorros para emergencias), que debes hacerlos con una regla similar a 80/20. En este caso, tendrías que agregar como consejo, un autocontrol determinado en tus objetivos económicos.

Existe una regla similar: 50/30/20

Consiste en usar el dinero por medio de grupos:

-El 50% del dinero en las necesidades primordiales: vivienda, alimentos, servicios del hogar, gasolina o para el bus.

-El 30% en gastos ocasionales: salir a comer en centros comerciales,  compra de indumentaria o productos personales.

-Y, el 20%, serán tus ahorros y pagos de deudas. Te podrás fijar que la cantidad apropiada para guardar es la misma, por eso es tan efectivo aplicarlo, no será una cuenta que exige mucho o poco de tu dinero.

Sin embargo, la línea entre “importante” y “gastos secundarios”, puede perderse, por lo cual, depende de ti organizar tus gastos y priorizar.

billetes

Esta regla te permite ahorrar sin mucho esfuerzo.

Twitter: HispanicFactor

Instagram: HispanicFactor

Facebook: HispanicFactor

Razones para empezar un negocio entre tus 20 y 30

La juventud debe ser una etapa de la vida que se use con inteligencia, no todo puede ser diversión y libertad, serán años perdidos sin lograr algo productivo. Comenzar un negocio entre los 20 y 30, permitirá tener una vida fructífera, tanto económicamente, como en conocimientos, por todas las experiencias acumuladas.

 Además, cuentas con otras razones:

1- Disfrutas del éxito

Si lograste dar con el negocio apropiado, es rentable y ya está en una posición estable, te da como resultado disfrutar de la libertad financiera, así como gozar del éxito. Estarás aún joven para aprovechar el dinero, seguir encargándote de tu empresa y reconocer tus esfuerzos. Mientras más pronto comienzas tu propio emprendimiento, mejor serán las ganancias a largo plazo.

2- Puedes continuar pese a las fallas

Cuando eres joven, es más sencillo caerse, levantarse y continuar. En varias oportunidades, un emprendimiento pasa por pequeños errores que hacen retroceder el avance, pero no será como pérdida, estarás ganando más ventajas dentro del mundo empresarial. El dinero y el tiempo invertido no lo estarás derrochando, tu tolerancia a los riesgos será mayor. Tu tiempo estará centrado en un único objetivo, dedicarás todo el tiempo necesario y en caso de pérdidas, tienes más oportunidades de recuperarlas.

3- ¡Eres fuerte y motivado!

Tu motivación, energía y entusiasmo, estarán en óptimas condiciones para seguirte esforzando por cumplir el sueño. No quiere decir que una persona con más edad no tenga la posibilidad ¡también las hay! Pero tus tempranos 20 y 30 son momentos precisos donde la fuerza y salud para realizar los trabajos están en máximo potencial.

4- Te puedes adaptar

El mundo cambia constantemente, más ahora con tantos avances tecnológicos, es una ventaja que la juventud aprovecha mejor; adaptarse o implementar nuevas herramientas no será un problema.

5- Tu potencial es mayor

Como emprendedor, cuando inician a temprana edad, tienen más tiempo para seguir expandiendo. Estos se transforman en trabajos que aumentan de calidad, cada nuevo inicio trae más contactos, más experiencia y mayor éxito.

Todo esto no quiere decir que es imposible emprender a los  40 o 50, creemos que todos pueden hacerlo cuando tienen la motivación y decisión a lograr un objetivo. No dejen de estudiar y utilizar todas las herramientas posibles para lograr un emprendimiento grandioso.

dos mujeres

Comenzar un negocio en tus años de juventud puede traerte muchos beneficios.

Twitter: HispanicFactor

Instagram: HispanicFactor

Facebook: HispanicFactor

Pasos para lograr libertad financiera antes de los 35

Lograr una libertad financiera antes de los 35 años no es imposible. Quizá creas que a esta edad aún falta mucho para tomar la decisión de jubilarse, pero el tiempo pasa rápido; es mejor tomar las medidas y consejos apropiados para llegar a los 40 con una confianza de estabilidad económica. Comienza con estos datos:

  Comprende el concepto

Usualmente, todos tienen en mente que la “libertad financiera” es sinónimo de “riqueza”, para comprar cuanto quieran sin observar los precios. Es un concepto mal aplicado, no mezcles los términos creando una definición errada. La libertad financiera tiene que ver más con el tiempo que inviertes realizando el trabajo, que con los ceros en la cuenta bancaria. Cabe destacar, si tu objetivo es lograr una riqueza ¡pues adelante! El resto de los consejos también serán para tu provecho.

  ¡Decide!

Tu decisión dependerá de qué quieras estar realizando cuando tengas 35 años. Podrás rechazar las 9 (o más) horas de trabajo diarias y no depender más de tu jefe cada quincena. Todo esto, será por ti y las acciones que comiences a tomar de ahora en adelante.

  ¡Enfócate!

Cuando quieres volver tus planes realidad, debes comenzar a enfocarte en cuánto ganas y gastas. Como el objetivo es trabajar menos horas y no esperar por un tercero para recibir tu dinero, administra apropiadamente, controla tus emociones e impulsos de compras.

Por ejemplo: limita un 30% de tus ingresos, organiza mejor tus compras y los resultados serán mejores.

  Realiza un trabajo que te haga feliz

Una vez que ahorras lo suficiente, puedes cambiar tu vida e ir por ese trabajo que tanto soñaste, haciendo lo que te gusta por las horas que tú prefieras, ¡podrás ser libre!

  No olvides los ingresos adicionales

Ahora, tomaste la decisión, trabajaste por aumentar tus ahorros, ya tienes un capital que te permitirá estar calmado realizando otro trabajo que siempre habías deseado, pues, debes ir por más. No será suficiente con lograr algo y quedarte estático en este punto, el dinero debe mantener un flujo para que no te quedes sin recursos. Crea otras alternativas de ingresos: horneando, escribir libros o blogs, rentas de inmuebles, todo lo que se te ocurra y en lo que seas bueno.

Expertos en economía piensan que jubilarse a temprana edad, con lo complicado que cada día se vuelve la situación económica mundial, es casi imposible. Por lo que, Sara Sandoval (gerente de marketing de Prestadero.com) reconoce que efectivamente, es complicado, la clave es la determinación y continuar luchando por el sueño:

“La vida no nos prepara para muchas cosas, pero jubilarse años antes es posible, si tienes una meta que parece demasiado grande para alcanzar, divídelo en trozos más pequeños, y ve a pasos agigantados. Tú puedes”

hombre y laptop

Si puedes lograr la libertad financiera antes de los 35.

Twitter: HispanicFactor

Instagram: HispanicFactor

Facebook: HispanicFactor

Tips para ahorrar durante la universidad

La vida como estudiante universitario posee varias ventajas económicas frente al resto de la sociedad, para aprovecharlos, es mejor conocer los beneficios de los que gozan según sea la universidad y, por supuesto, seguir estos consejos:

  • 1- Limita tus gastos

La universidad es el segundo paso al mundo real, tus primeras experiencias con números y finanzas personales, organiza tus gastos en pequeños presupuestos para que lleves un mejor control de tus finanzas y no sobrepases tus posibilidades.

  • 2- Compra libros usados

Si conoces antiguos estudiantes puedes adquirir libros de segunda mano a través de ellos, o sitios de ventas online, incluso comprar libros usados. También, puedes fotocopiarlos/escanearlos para evitar realizar un gasto mayor.

  • 3- Usa el transporte público

Si utilizas tu tarjeta de transporte, podrás realizar un solo pago mensualmente y ahorrarte las preocupaciones.

  • 4- Trabaja medio tiempo

Conseguir trabajos adicionales, para días libres, fines de semana o medio tiempo, será una manera de comenzar a realizar ahorros, podrás conocer cómo es trabajar y tendrás dinero para ayudarte aún más.

  • 5- Comparte alojamiento 

Quienes estudian en otras ciudades, suelen preferir las residencias, pero la mejor solución es compartir piso, así te ahorrarás más dinero.

  • 6- Créditos gratis

Las universidades organizan charlas y congresos gratuitos para sus estudiantes, en muchas oportunidades pueden dar créditos a los asistentes, acumulando créditos puedes eliminar asignaturas y ahorrarte más.

  • 7- Consulta las bibliotecas

Son sitios muy completos cuando se trata de textos, antes de comprar alguno, consulta tus opciones y reserva el dinero para otra ocasión.

  • 8- Eres tu chef personal

La universidad es el mejor momento para desarrollar grandes habilidades en la cocina, en lugar de pagar en la cafetería u otro sitio de comida rápida, siempre ve preparado con la comida realizada por ti, incluidos los snacks.

  • 9- ¡Esfuérzate estudiando!

Los mejores estudiantes pueden tener el gran favor de la beca. De hecho, volver a matricular una asignatura lo hará más costoso por tener otro semestre adicional en la universidad, perdiendo las oportunidades de ayudas económicas.

  • 10- Aprovecha la recreación gratuita

Es común que las universidades preparen festivales, obras de teatro, e incluso con tu tarjeta de estudiante puedas asistir al cine ahorrando el dinero.

mesa de un estudiante

La universidad es perfecta para los ahorros.

Twitter: HispanicFactor

Instagram: HispanicFactor

Facebook: HispanicFactor

Consejos de finanzas personales para los millennials

Lo complicado de los millennials es que consiguen más tentaciones para gastar el dinero, el mundo se mantiene enviando señales que inciten a la compra, lo que causa graves interferencias en las decisiones de las finanzas personales. Pero, un joven necesita desarrollar una mente clara para manejar su economía, por este motivo, ofrecemos los siguientes consejos:

     1. Mantén el sentido común

Los 20 y 30 años son la edad perfecta para crear un fondo financiero estable, el dinero que recibes durante esta edad debe usarse con astucia. Este periodo es de máximo potencial para adquirir nuevos conocimientos, para ello, invierte en experiencias que cultiven cultura y saberes. No gastes a crédito, medita en cada compra que realizas y cómo esa podrá beneficiar tu vida.

     2. Genera ingresos

Mientras eres joven, tienes más oportunidades de crear nuevos ingresos paralelos a tu profesión. Puedes comenzar intentando con la inversión indexada. El punto es que multipliques tus ingresos, ya sea por invertir en la bolsa, negocios por internet, ETFs o emprendimiento. Utiliza tus hobbies de manera productiva, aumenta tus ganancias a través de eso que te encanta realizar, considerando que debe ser algo por lo que muchas personas estén dispuestas a pagar.

     3. Si ganas más, no gastes más

Es un error muy común considerar que obtener más dinero es la oportunidad de realizar compras más grandes. Con esta actitud solo estarás provocando la caída financiera más pronto de lo que deberías. Si estás ganando más, es tu oportunidad de ahorrar, invertir y realizar las compras con una mente clara.

     4. Continúa  aprendiendo

Nunca creas que por finalizar la universidad, ya estás en el fin de tu vida como aprendiz ¡gran error! Con los mayores ingresos que recibas, invierte en aprendizajes, diplomados, maestrías, doctorados, viajes de aprendizaje, nuevos idiomas, nuevas técnicas; aprovecha el momento para mejorar tu hobby, hacer crecer tu emprendimiento y en conocer sobre economía. No desaproveches las grandes oportunidades que te permitirán tener más conocimiento.

     5. Minimiza

Está claro que los mayores gastos vienen de la alimentación, el hogar y el transporte. Consigue maneras de minimizar estos gastos y tendrás más oportunidades de mejorar tus finanzas. No quiere decir que te prives de los placeres más básicos, pero que consigas calidad y economía. Tus gastos deben mantenerse fijos, pero tus ingresos deben ir en aumento. El ahorro es lo que te permite la libertad financiera, comienza con un 10 o 15 % de ahorros mensuales, son porcentajes que pueden aumentar.

     6. El dinero automático: no existe

Mantén eso siempre claro. Nadie ha ganado dinero de manera simple, quizás existan los afortunados de recibir herencias multimillonarias. Pero, en el caso de la mayoría, lo logran por determinación y arduo trabajo. Mantente firme en tus proyectos sin compararte y envidiar a los demás, pronto tú también podrás alcanzar la libertad financiera.

millennials trabajando

Para los millennials, las finanzas son sumamente importantes.

Twitter: HispanicFactor

Instagram: HispanicFactor

Facebook: HispanicFactor

Razones para tener varias cuentas bancarias

Si quieres ahorrar, debes estudiar tus hábitos financieros. Una alternativa para mejorar tus finanzas es manejando varias cuentas bancarias, comienza por crear una base de presupuesto para tus ahorros, recuerda que para crear nuevas cuentas son necesarios un mínimo de ingresos. Luego considera si estás conforme con tu banco y cuentas que ya posees.

Una vez que estudiaste lo más básico, considera:

  • Tus metas

Tus finanzas las debes separar conforme organices tus metas, de este modo podrás realizar un seguimiento a cada cuenta individualmente, estas pueden ser: deudas o necesidades del hogar, creación de emprendimientos o vacaciones.

  • Las emergencias

Por estos imprevistos, es fundamental dividir las cuentas, debes crear un respaldo para gastos médicos o posibles compras de emergencia que surjan. Así, tienes la confianza de que depositarás en esas cuentas cada que puedas sin utilizar el dinero que estaría destinado a otro propósito.

  • Dividir grandes cifras

Las cuentas de ahorro y débito suelen tener límites, pero con varias cuentas bancarias podrás transferir a todas las cuentas sin preocuparte, lo que te permitirá una mejor organización de tus finanzas.

  • Proteges tu dinero

Poseer una sola cuenta en un único banco te puede hacer sufrir riesgos de posibles fallas bancarias, lo que te dejaría en gran desventaja. Pero, si posees cuentas de diversos bancos, tu dinero tendrá mejor flujo y tus finanzas como emprendedor estarán resguardadas.

  • Sin problemas de retiro

Como es usual, muchas instituciones bancarias tienen un límite de retiro mensual, por medidas de seguridad, pero con varias cuentas de ahorro no existe un límite, por el contrario, estás multiplicando tu retiro, así mejoras tus inversiones que requieren de dinero en efectivo.

Posiblemente sea complicado habituarse a poseer diversas cuentas, pero una vez inicies, será sencillo que tomes el rumbo de las finanzas. Otros consejos adicionales son:

Toma el control financiero de tus intereses generados, sin importar que tan bajo sea.

Consulta los montos obligatorios antes de la apertura de una cuenta y las tarifas que cobra la institución.

Analiza todos los bancos y escoge el que mejor beneficios ofrezca.

Consulta un asesor financiero.

card

Es mejor tener distintas cuentas bancarias para un mejor orden en las finanzas.

Twitter: HispanicFactor

Instagram: HispanicFactor

Facebook: HispanicFactor

Tu familia puede ayudarte a iniciar tu propio negocio

Emprender un negocio propio suele necesitar de sumas considerables de dinero, quizás para un nuevo emprendedor resulte complicado tener un crédito, así como puede ser la negativa a tener que lidiar con bancos o prestamistas. En estos casos, pedir el apoyo de familiares o amigos es una oportunidad que debes saber aprovechar. Ellos tienen confianza en ti, lo que puede estar a tu favor para obtener la ayuda económica más rápido, sin embargo, debes recordar que esta persona será ahora un inversionista, necesitas establecer límites para no perder la buena relación que llevan hasta ahora.

Por lo tanto, antes de arriesgarte a plantear la solicitud a ese familiar o amigo, debes considerar ciertos aspectos:

  • Haz una buena elección

Es muy delicado recurrir automáticamente a tu mejor amigo o a tus padres, mejor analiza tu lista de parientes y selecciona aquel que entienda de inversiones, que conozca los riesgos que pueden correr y por supuesto, que apoye tu plan, así juntos trabajan por cumplir ese objetivo.

  • Sé diligente

Antes de hacer la petición, debes estudiar muy bien tu proyecto. Prepara un material con pros, contras, posibilidades, rentabilidad y estudio del mercado, toma todos los datos posibles para presentar un plan firme a tu inversionista o prestamista.

  • Realiza una petición realista

No llegues con una petición de miles de millones de dólares, organiza lo que necesitas, piensa en qué lo invertirás y redondéalo en un aproximado de 3 meses, así, lograrás recuperar el dinero en ese tiempo estimado y tu familiar o amigo confiará en ti.

  • Piensa lo que realmente necesitas

Considera si estás buscando un inversionista o un prestamista. El inversionista tendrá derecho de un puesto de directiva dentro de la compañía o negocio; el prestamista sólo estará aportando dinero que tu aseguras devolver en un corto o largo plazo. En consecuencia, ¿quieres a tu amigo o familiar participando de tu empresa?, piénsalo muy bien, así como tomar en consideración los  posibles riesgos de tu decisión. Piensa: si es un préstamo y por algún motivo se te hace imposible devolver el dinero, ¿cómo eso afectará la relación?

  • Soluciona los riesgos

Uno de los mayores riesgos es cómo quedará afectada la relación interpersonal con el familiar que se volverá tu inversionista o prestamista. Para solventarlo, contrata un servicio de préstamo entre particulares, algo como economía colaborativa, será un intermediario entre prestamista y emprendedor, ambos establecerán los términos y el servicio p2p administrará los pagos.

  • Ejecuta un plan de pago

Ahora que ya has tomado tu decisión, sabes qué quieres y quién es perfecto para apoyarte, debes verlo ahora como eso, tu inversionista o prestamista. Sé profesional en ese aspecto, delimitando el trato y demostrando tu plan de negocio, explica cómo utilizarás el dinero, medirás el progreso, realizarás el pago y, claramente, los riesgos a los que se enfrentarán. Así, las cuentas claras conservan amistades.

abierto

Para comenzar tu propio negocio, contar con tu familia en distintos aspectos es importante.

Twitter: HispanicFactor

Instagram: HispanicFactor

Facebook: HispanicFactor

Síguenos