Consejos para fijar el precio correcto a tu producto

Aquí te mostraremos qué características debes tomar en cuenta para que le coloques el precio correcto a tu producto o servicio.

El proceso de definir el precio o valoración de tu servicio es un proceso complejo que no debe tomarse a la ligera, sobre todo porque existen una serie de variables que el emprendedor debe tener en consideración. Esta relación es acordada principalmente entre la inversión que se haga para producir y la necesidad del consumidor por el servicio. ¿Quieres saber más? Hispanic Factor te invita a que continúes leyendo.

 

Por lo general, el empresario ofrece un precio determinado, que el consumidor responderá de forma positiva, negativa o neutral. Para que esta respuesta sea positiva y tengas cada vez más clientes fijos, te recomendamos seguir estos pasos y así establecer el precio adecuado.

Estudia tu costo y tu margen de ganancia

Dependiendo del tipo de estrategia que siga tu empresa, el precio de tu servicio o producto debe cubrir los gastos en la inversión que debas hacer para manufacturar de nuevo la mercancía. Estos gastos corresponden a la materia prima, insumos, mano de obra, tecnología, alquiler del lugar en donde operen, mantenimiento de equipos, sueldos y todo que se utilice para su elaboración.

 

El resultado que obtengas luego de sustraer el costo de venta al consumidor con el dinero que invertiste por unidad de producto, delimitará el margen de tu ganancia bruta.

Guíate por tu tipo de producto

Este punto es super importante, en especial porque te ayudará a entender cuándo debes hacer descuentos o subir el precio de tu servicio.

  • Si tu producto es de primera necesidad, como alimentos o servicios básicos para la higiene personal, no hay que preocuparse si el precio sube un poco, ya que la demanda no bajaría sus números por ser productos necesarios para el bienestar físico.
  • Si en cambio, trabajas con bienes suntuarios, como accesorios, joyas o carros y subes el precio de tu producto, la demanda desciende significativamente por no ser un servicio esencial para sobrevivir. Por lo que debes analizar bien tu inversión y margen de ganancia.

Piensa en el público al que quieres llegar

Esto se refiere especialmente al estrato socioeconómico al que pertenece la audiencia a la que pretender vender y la frecuencia con la que van a comprar a tu local, o si también vendes por tu página web oficial. También debes tomar en cuenta las veces que han variado los precios y la reacción de los consumidores.

Posiciona tu mercancía

Mantener a tu público contento es fundamental. Por lo tanto, es importante que trabajes en el posicionamiento correcto de tu servicio de acuerdo a las otras necesidades de los clientes. Cuando existen servicios prioritarios o urgentes en torno a tu producto para los consumidores, es posible que la demanda de tu producto disminuya. Puede ayudarte hacer cortas temporadas de descuentos cuando aumente el precio de los alimentos o los días de vacaciones.

Mira lo que hace tu competencia

Fíjate que los precios que definen tus competidores estén por encima o debajo del tuyo y piensa en el porqué. También es crucial que revises diariamente los pros y los contras del precio del producto de tus rivales en el mercado con respecto al tuyo, ya que tiende a cambiar mucho.

Deberás hacer un análisis, dependiendo del tipo de producto y de la estrategia que uses para producirlo y venderlo, antes de fijar el precio.

Cuéntanos si te gustó este artículo y compártelo con personas a las que les pueda interesar. Aprende más con Hispanic Factor sobre el mundo de la economía y sobre todo lo que debes saber para emprender tu propio negocio. Sigue en nuestro blog si deseas saber más y comunícate por las redes sociales o por el número de teléfono si necesitas una asesoría personalizada.

Twitter: HispanicFactor

Instagram: HispanicFactor

Facebook: HispanicFactor

14750 SW 26TH ST, SUITE 203, Miami, FL 33185

Teléfono: (786) 356-7095