Hipoteca por préstamo: ¿conveniente o no?

Escrito por Kenny Oliva

Puede haber muchas razones para necesitar cierta cantidad de dinero, y una de las formas más comunes de obtener el mismo es a través de un préstamo mediante distintos procedimientos. Uno de estos procedimientos es hipotecar una propiedad para recibir un préstamo a cambio, y es justamente esta posibilidad la que vamos a tratar a continuación.

¿Es buena idea hipotecar una propiedad a cambio de un préstamo?

Normalmente, cuando escuchamos o leemos la palabra “hipoteca”, casi siempre la relacionamos (consciente o inconscientemente) con algo negativo. Esto pasa porque normalmente se piensa que la acción de hipotecar una casa únicamente se lleva a cabo como una opción desesperada que se hace cuando no hay más opciones debido a circunstancias económicas graves; pero lo cierto es que hipotecar una propiedad puede ser una opción bastante provechosa. Si se actúa de una manera buena y responsable, se puede obtener una buena cantidad de dinero de forma relativamente rápida.

¿Cómo funciona?

Un préstamo con garantía hipotecaria es un método de financiación donde la persona que pide el préstamo debe ofrecer un inmueble (en este caso, una propiedad) como garantía de la deuda para recibir una determinada cantidad de dinero. De esta manera, si la fecha acordada del pago de la deuda llegase, y se incumpliera con el pago, el prestamista se quedaría con el inmueble anteriormente ofrecido como garantía. Si, en cambio, la persona que antes pidió el préstamo cancela en su totalidad la deuda adquirida en la fecha acordada, esta recuperaría los derechos de la propiedad.

¿Es viable pedir un préstamo hipotecando una propiedad?

Como te podrás imaginar, no hay una respuesta contundente. Todo depende de distintos factores, como por ejemplo: el estado económico actual de la persona que va a pedir el préstamo, la viabilidad del plan para lograr cancelar la deuda, los intereses establecidos por el prestamista, el plazo permitido para el pago, las comisiones, entre otros factores que pueden variar dependiendo del préstamo.

Este tipo de tratos puede ser muy útil, pero si realmente se piensa llevar a cabo, es estrictamente indispensable que se tenga un plan para recuperar el dinero adquirido en el préstamo para poder cancelar la deuda, ya que, de no poder cancelar la deuda a tiempo, se perdería la propiedad hipotecada de manera definitiva. Es por esto que, antes de pedir un préstamo de este estilo, se recomienda tener una buena estabilidad económica, además de muy buenos hábitos de ahorro.

Analiza el mercado

Si estás considerando pedir un préstamo hipotecando tu propiedad, te recomendamos informarte lo máximo posible sobre las entidades financieras a tu alcance que ofrezcan este tipo de préstamos, ya que el mercado hace que las ofertas disponibles puedan variar mucho, siendo unas mucho más convenientes que otras para tu situación.

Este tipo de trato nunca debe ser tomado a la ligera, pero sin duda puede ser económicamente beneficioso a largo plazo. Si no estás seguro si te conviene o no participar en este trato, siempre puedes contar con asesores profesionales que te ayuden a analizar la viabilidad de este tipo de acuerdos.

______________________________________________________________

Twitter: HispanicFactor

Instagram: HispanicFactor

Facebook: HispanicFactor