El doctor del credito

A veces en Navidad o en otras festividades podemos necesitar un préstamo para costear los gastos.

Un préstamo festivo es un tipo de préstamo personal a corto o mediano plazo facilitado por un banco o cooperativa de crédito en cantidades variables. Estos suelen ser una de las primeras opciones que escogen las personas para resolver deudas o simplemente para hacer compras durante las festividades. En este artículo te contamos todo sobre ellos.

¿Qué es un préstamo festivo y cuál es su utilidad?

Un préstamo festivo es un tipo de préstamo sin garantía que puede llegar a tener una tasa de interés más alta que un préstamo garantizado por uno de sus activos. Por lo general, estos poseen una tasa de interés fija, lo que significa que no cambia durante la vida del préstamo y se paga en cuotas mensuales.

¿Cómo funciona el préstamo festivo?

Si bien el interés de un préstamo festivo es un poco más alto que el de los préstamos respaldados por una garantía, no es tan alto como la tasa porcentual anual de los cargos de las tarjetas de crédito.

¿Cómo saber si necesitas uno o no?

Un préstamo festivo podría ayudarte a solventar las deudas que quizás puedas tener luego de hacer compras festivas. Esto suele pasar cuando las personas dejan las compras para última hora y terminan adquiriendo productos a precios elevados.

Tipos de préstamos festivos

Existen 4 tipos de préstamos festivos:

  • Préstamo personal: Este no tiene garantía y cuenta con un plazo de 1-5 años con interés fijo. Para optar por este tipo de préstamo debes tener un buen puntaje crediticio para calificar. Puedes ir a un banco comercial o a una cooperativa de crédito para pedirlo.

 

  • Línea de crédito personal: Una línea de crédito personal se suele pedir cuando la necesidad es muy grande. La institución financiera otorga una línea de crédito y tú puedes retirar los fondos a medida que sea necesario. No está garantizada, pero no tiene fecha de finalización. Al pagar el capital puedes reutilizar los fondos.

 

  • Préstamo peer-to-peer (P2P): Este tipo de préstamo se solicita a través de una plataforma de préstamos en línea en donde pides prestado a individuos o inversores. Haces una solicitud de préstamo en la plataforma y esta se envía a muchos posibles prestamistas. Puedes recibir cualquier cantidad de ofertas, así que es importante ser solvente. Un préstamo P2P es muy parecido a un préstamo personal a través de un banco, excepto que puedes encontrarte con tasas de interés ligeramente más altas y podrías obtener un plazo más largo para el préstamo.

 

  • Préstamo con tarjeta de crédito: Las tasas de interés en este tipo de préstamo son más altas que las de las otras opciones. Se recomienda sólo si estás seguro de que serás capaz de pagar los cargos al final del primer mes. No hay espacios para deudas en esta opción de préstamo efectivo y las consecuencias pueden resultar en problemas financieros.

Recuerda que un préstamo puede parecer muy atractivo para salir de deudas o hacer compras, pero obtener un préstamo es adquirir una gran responsabilidad, la de tener que pagar a tiempo.

Consigue una ayuda extra para la época navideña con un préstamo festivo.