Robo de Identidad: Antes y Después

 

Todos estamos identificados por nombre, apellido y otros datos de identidad que, más allá de ser simplemente datos, son las representaciones que tenemos ante el mundo. Son datos valiosos e importantes, tan únicos como nuestro ADN y que forman parte de quienes somos. Esto los hace increíblemente importante, no solo para nosotros, sino también para personas con malas intenciones que usarán esta información para cosas que pueden parecer tan insignificantes como hacer registros en páginas que no conocemos o para actos más maliciosos como cometer delitos o pedir préstamos a nuestro nombre. De hecho, estos datos son tan valiosos como para ser vendidos por montos muy altos en el mercado negro. Es por esto que quiero que conozcas lo que sucede antes y después de un robo de identidad para que comprendas la importancia de proteger esta información tan delicada de las manos equivocadas.

Antes de un robo de identidad, puede que seas una persona muy relajada con tu información personal. No tienes ningún tipo de reserva al momento de registrar tus datos en línea y usualmente usas el mismo correo para todas las cuentas. Además de esto, no haces mucho esfuerzo en ocultar tus números de cuenta, teléfono y tarjeta de crédito. Estos descuidos resultan, de forma inevitable, en anotaciones en las bases de datos que llevan las personas que se especializan en este tipo de crímenes. A partir del momento en el que tu información queda registrada, ellos tienen el poder para tomar créditos, cometer crímenes y cualquier clase de acción con tu identificación. Puede ser algo tan pequeño como agregarte a una molesta lista de spam o tan grave como policías en la puerta de tu casa listos para arrestarte pues tu información quedó como evidencia de un delito cometido.

Después de experimentar un robo de identidad, lo más importante es que tomes medidas de inmediato: reporta el robo de tu información ante todos los entes con los que tengas un compromiso legal, sea trabajo, aseguradora, bancos y prestamistas. Deberás monitorear cuidadosamente tus cuentas y prestar más atención donde colocas tus datos, pero quizá para este punto ya tengas un gigantesco problema. Normalmente, los fraudes de identidad se descubren luego de que una persona desconocida adquiere una deuda increíble a nuestro nombre. En este caso, eres tú el que queda con la marca negativa en tu historial de crédito y con el problema que alguien asumió bajo tu nombre. ¿Qué debes hacer en este caso? En este punto, es recomendable que busques asesoría legal y los mejores para esto son Hispanic Factor Enterprises. Ellos te brindarán el apoyo necesario para que resuelvas todos los problemas relacionados con el robo de identidad.

Gracias a su equipo de profesionales y excelentes asesores legales, ellos harán el trabajo de forma más eficiente para ti y te ayudarán a restaurar tu historial de crédito en poco tiempo. La prevención es la mejor solución, pero si ya estás en este predicamento, te recomiendo que uses todos las alternativas que Hispanic Factor Enterprises tiene para ofrecerte y así lograr tener una vida mucho más tranquila luego de pasar por esta molestia.

Hay personas que se aprovechan de quiénes no cuidan sus datos de forma correcta.
Hay personas que se aprovechan de quiénes no cuidan sus datos de forma correcta.

Twitter: HispanicFactor

Instagram: HispanicFactor

Facebook: HispanicFactor

14750 SW 26TH ST, SUITE 203, Miami, FL 33185

Teléfono: (786) 356-7095

hispanicfactor.org

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

veinte − 16 =