¿Sabes de qué se trata la Ley de Oferta y Demanda?

Hombre de negocios
La Ley de Oferta y Demanda es el principio que refleja la relación entre la oferta y demanda de un producto y crea un equilibrio económico.

El mundo de la economía está lleno de posibilidades para todo aquel con buenas ideas, y más aún para el que sabe ejecutarlas de manera correcta. Para incursionar en los negocios y aprender sobre el funcionamiento del sistema económico o, para ser más específicos, el mercado y las ventas, es importante tener información básica que te ayude a orientarte y a descubrir cuál es el siguiente paso.

 

Una de las leyes principales que debes conocer, especialmente si no tienes mucha experiencia, es la Ley de Oferta y Demanda. Esta ley es uno de los principios fundamentales practicados en el mercado, y si quieres saber más sobre cuál es su objetivo, te recomendamos  seguir leyendo esta nueva entrada de Hispanic Factor.

¿Qué es la Ley de Oferta y Demanda?

La Ley de Oferta y Demanda es un principio elemental que está estructurado de acuerdo a las bases del sistema económico del mercado. Su mayor propósito es el de procurar que exista un equilibrio o balance entre la demanda de un producto determinado y la cantidad ofrecida de dicho producto. Uno de los tópicos más estudiados es el precio que se le debe asignar al servicio que está en venta. Esto, por supuesto, tomando en cuenta las fluctuaciones, la inflación y muchos otros agentes externos.

 

A este balance se le denomina equilibrio de mercado y, además, permite dos acciones: que los vendedores u oferentes puedan adquirir la materia prima que necesitan para producir, y que los demandantes o compradores tengan acceso al bien o servicio. Entonces, siguiendo esta ley, se puede entender que si la cantidad que se demanda disminuye, es porque el precio ha aumentado. Asimismo, si la cantidad ofrecida de un servicio aumenta, se debe a que el precio fue reducido.

Ley de Oferta y Demanda: exceso y escasez

Para que la Ley de Oferta y Demanda se pueda cumplir, hay que entender dos factores que intervienen en el proceso de producción y venta de un servicio: el exceso de oferta y la escasez de productos.

  • En algunas ocasiones puede ocurrir que, al generar un producto, la cantidad ofrecida sea mayor que la cantidad solicitada. Esto provoca que los vendedores bajen sus precios para poder elevar la cifra de consumo. A esto se le llama exceso de oferta, y existe cuando el valor monetario al que se está ofreciendo el producto es mayor al precio que debería estar.
  • A diferencia de lo anterior, cuando hay escasez de productos, el precio del servicio en venta es menor al que corresponde. Esto generará un aumento excesivo de compradores para la cantidad de mercancía elaborada. Por lo tanto, los oferentes deberán elevar el precio para que se restablezca el equilibrio de mercado.

La Ley de Oferta y Demanda y la competencia en el mercado

¿Qué sucede con los demás negocios en el mercado? Es normal que haya competencia con otras empresas, sobre todo en algunas líneas de producción donde es inevitable crear mercancía similar a los demás. Dependiendo de qué tan fuerte sea la oferta o la demanda de un servicio los precios podrían verse afectados, generando dificultades en las ventas o en producción. Cuando el punto de equilibrio de mercado se altera, se presentan dos tipos de competencias generales: la competencia perfecta y la imperfecta.

  • La competencia perfecta ocurre cuando ninguna de las empresas que compiten con tu producto influye en tus números de producción y de ventas. Este tipo de competencia es la ideal y prácticamente utópica, debido a que tanto los consumidores como los competidores influyen constantemente en el flujo de tu proceso económico empresarial.
  • La competencia imperfecta es la más realista, y es donde cada negocio tiene la capacidad de influenciar en el flujo económico de otro según el precio y la calidad de la mercancía que ofrezcan. De acuerdo al nivel de competencia imperfecta, ésta puede dividirse en competencia monopolística (gran cantidad de vendedores en el mercado), en oligopolio (cuando un pequeño grupo de empresas lleva el control del mercado), en monopolio (una sola empresa domina todo el mercado), en oligopsonio (hay muy pocos demandantes del producto) y monopsonio (donde existe un único demandante).

¿Cuál es el objetivo de la Ley de Oferta y Demanda?

El equilibrio del sistema económico en el mercado se mantiene debido a que, gracias a la Ley de Oferta y Demanda, los vendedores y compradores pueden reconocer si el valor monetario de un producto es correcto y si están dispuestos a invertir en él. Por ejemplo, si un oferente vende un producto a un precio menor del que invirtió al producirlo, no es un negocio rentable para él. Por otro lado, si un consumidor encuentra un artículo con un precio que duplica el de los productos similares de otras empresas, decidirá no comprarlo, ya que el excedente de ganancia para el vendedor termina siendo excesivo, dañando el bolsillo del comprador.

Hombres haciendo negocios.
Si estás o quieres pertenecer al mundo de la economía, infórmate con Hispanic Factor sobre la Ley de Oferta y Demanda en esta entrada.

Mantente informado diariamente sobre el mundo de la economía con el blog y el contenido en las redes sociales de Hispanic Factor. Con Hispanic Factor puedes aprender sobre cómo arreglar tu historial crediticio y mantenerlo positivo, cómo organizarte para comenzar tu propio negocio y también aprender sobre la migración a Estados Unidos si tienes planes de residir en este país. Para más información, comunícate llamando al número telefónico ubicado al final de este artículo. Confía tus finanzas a Hispanic Factor.

Twitter: HispanicFactor

Instagram: HispanicFactor

Facebook: HispanicFactor

14750 SW 26TH ST, SUITE 203, Miami, FL 33185

Teléfono: (786) 356-7095