¿Buscando socios para emprender? Tal vez tus amigos sean la respuesta

Los amigos son como una especie de familia que elegimos. Con ellos, podemos reír, entretenernos, confiar, apoyarse en diversas circunstancias, divertirse, etc. Son por estas razones que preferimos elegirlos como socios en lugar de alguien totalmente desconocido.

Empieza a priorizar tus gastos con estos sencillos pasos

Sin embargo, hay que pensar profundamente si tomarlos en cuenta como compañeros para un proyecto, ya que pueden tener características no acordes para emprender un negocio; algo que requiere enfrentar una serie de obstáculos para conseguir los objetivos, y perseverar sin importar las circunstancias. 

Hay muchos factores que definen si los amigos son los socios correctos

A continuación mencionaremos algunos aspectos que te permitirá elegir a tus amigos como compañeros de emprendimiento y así evitar el fracaso de tu proyecto  

Los amigos pueden no ser la mejor opción

Debido a que levantar un negocio requiere de una capacidad analitica y estrategia para afrontar diversas adversidades en el camino; un buen socio  debe ayudarte a construir ese proyecto, no darte diversión o entretenimiento.

Los contratos acorazan la amistad

Emprender un negocio con un socio, conlleva compartir gastos, dividir el capital y responsabilidades; por ello, independientemente les tienes confianza a tus amigos, es mejor respaldar en un contrato todas las tareas y deberes que llevarán a cabo en conjunto durante la realización del proyecto. De esta forma se evitarán futuros problemas que pudiesen perjudicar la amistad.

Piensa: ¿él es la persona adecuada para el puesto?

Es recomendable antes de elegir a tus amigos como socios, que pienses si tienen las cualidades y destrezas necesarias para emprender un negocio como: perseverancia, compromiso, honestidad, visión, comunicativo, experiencia en ventas, estratégico, etc.

Lee sobre la nueva modalidad de finanzas: crowdfunding inmobiliario

El punto es que no tengan los mismos atributos que tus amigos, sino complementarse; puede que uno tenga la capacidad comunicativa para venderle la idea a posibles clientes e inversionistas, mientras tú te encargas de las estrategias y planes promocionales que hay detrás de esas propuesta.

Nunca separarse sin importar las circunstancias

La persona o personas que hayas elegido como compañeros deberán ser tu sombra o en palabras coloquiales tu rabo. La lealtad y confianza entre tu y ellos debe ser mutua, es decir apoyarte en los pasos que tomes y si fracasas continuar contigo, ayudándote a detectar qué fue lo que falló y juntos formar una solución. La comunicación será vital en este punto.

¿Es mejor emprender solo?

Puede que a veces, elijas trabajar solo para evitar que una buena amistad se transforme en una laboral. Durante el planeamiento de un proyecto pueden surgir problemas por los diferentes puntos de vista u opiniones, que a la larga perjudicaría la amistad.

¿Son los amigos los socios correctos para emprender un negocio?

La respuesta sería, depende la situación. Pero, ¿cuáles situaciones? A continuación te las mencionaremos:

  • Cuando lo invitas a participar a tu proyecto para ayudarlo económicamente.
  • Son muy fiesteros, y a su vez irresponsables.
  • Si detectas que no administran adecuadamente su dinero o se encuentran en una mala situación económica.
  • Cuentan con una forma de ser explosiva y no argumentan sus puntos de vista calmadamente.
  • No han trabajado.
  • Sabes como son e intuyes que no logran manejar acordemente situaciones estresantes o de mucha presión.
  • No son capaces de tomar sus propias decisiones sino que se dejan influenciar por los demás, y así decidir.

Los negocios son unos de los temas que encontrarás en HispanicFactor, así que explora las diferentes secciones que ofrecemos y elige el contenido que más te guste. Síguenos en las redes sociales:

amigos como socios
Busca los socios correctos, estos pueden ser tus amigos.

Twitter: HispanicFactor

Instagram: HispanicFactor

Facebook: HispanicFactor