Todo lo que necesitas saber para solicitar un crédito

Carrito de compras
Si te gustaría obtener un crédito para algún proyecto que tengas en tu vida y no sabes lo que necesitas, ¡has llegado al lugar indicado!

Tener una familia, construir un negocio propio, formarse en una carrera universitaria o viajar por el mundo. Sea cual sea tu prioridad, la vida se trata de eso, de planificarnos en lo personal y en lo profesional para sentirnos satisfechos con nosotros mismos. Por esta razón es importante desarrollarse como un individuo funcional para la sociedad. Hacerlo requiere de esfuerzo y dedicación.

 

Sin embargo, por mucho que trabajemos, a veces tenemos proyectos que pueden verse truncados por cuestiones de dinero. Para este tipo de inconvenientes está el crédito. Un concepto que tiene muchísimo tiempo existiendo y que se modifica constantemente para el beneficio de aquellos que lo adquieren. ¿Te gustaría saber qué es el crédito y cómo hacer para obtener uno? ¡Entonces debes seguir leyendo este nuevo artículo de Hispanic Factor!

¿Qué es el crédito?

El crédito ha sido una parte fundamental de la edificación de los sueños de muchas personas en el mundo; y lo sigue siendo. La palabra crédito viene del griego cedere, que significa ceder ante algo y sentirse en confianza. Entender su significado es la base para comprender mejor el porqué del crédito y cómo ha evolucionado con el paso del tiempo. Algunas personas relacionan la palabra “crédito” con presión, pérdida de dinero y bancarrota, pero este concepto negativo está muy alejado de la realidad.

 

El crédito es un préstamo o una financiación monetaria suministrada por una persona o por un ente bancario con la condición de cobrar un pequeño porcentaje de interés al recuperar el dinero prestado. Esta tasa de interés puede saldarse en el futuro o en cómodas cuotas mensuales. Hay que destacar el hecho de que los representantes de estas entidades deberán estudiar a profundidad tus finanzas personales antes de decidir otorgarte un crédito. De esta forma, podrán saber si invertir en ti es una buena idea.

 

Para que un crédito funcione, debe existir entre las dos partes un buen grado de confianza, ya que la institución confía en que pagarás tu deuda crediticia poco a poco y tú cuentas con el dinero que te ha ofrecido el banco para cumplir con tus responsabilidades, antojos y necesidades. Cuando una persona sabe administrar sus ganancias y sus deudas de forma apropiada, puede lograr muchas cosas. De hecho, contar con un crédito es justamente eso: aprender a balancear tus ingresos y egresos para construir un futuro mejor.

¿Cuáles son los requisitos para solicitar un crédito?

La institución prestamista necesitará de algunos de tus datos personales e información sobre cómo manejas tus finanzas para comenzar a crear tu historial crediticio. Todos los criterios que te mostraremos a continuación son indispensables. Sin embargo, pueden variar de acuerdo a tu país y al ente bancario al que acudas. Estos requisitos se dividen en dos grupos: la documentación y la actividad y capacidad financiera.

Documentación para la solicitud de un crédito

  • La planilla de solicitud de crédito: este documento lo proporciona la propia entidad bancaria y sirve para oficializar el requerimiento con tu firma.
  • Una identificación personal oficial: cédula, ID, etc.
  • Un comprobante de tus ingresos: preferiblemente de tu trabajo.
  • Un comprobante de tu domicilio.
  • Algunos bancos pueden exigir un documento que compruebe tu profesión y tu estado socioeconómico, pero no ocurre en todos los casos.

Actividad y capacidad financiera

  • Ingresos brutos: algunos bancos solicitarán tus ingresos anuales y otros los mensuales. Debes presentar todos tus ingresos antes de descontar impuestos o deudas pasadas. Esto involucra tu sueldo y otros canales de ingreso que poseas.
  • Ingresos netos: son los ingresos que quedan después de restar el valor de los impuestos y cualquier otra deuda fija que aplique a tu vida personal.
  • Egresos: para esto, debes evaluar con detenimiento tu presupuesto y los gastos fijos o, al menos, calcular la periodicidad de los mismos. Debes tomar nota de todos tus gastos y promediarlos al mes o al año, dependiendo de lo que requiera el banco. Si te resulta más cómodo, puedes dividir los gastos en: gastos permanentes (alimentación, educación, transporte, luz) y gastos variables (eventos sociales, entretenimiento, vacaciones).
  • Capacidad de pago: es el excedente porcentual que resulta de la resta de tus impuestos y los gastos a tus ingresos netos. La forma más rápida de calcularlo es dividiendo dicho excedente entre tus ingresos netos.

La importancia de tener un crédito bancario

Todos deseamos lograr nuestras metas. La mejor forma de hacerlo es con un poco de ayuda y siendo responsables con nuestras obligaciones. Ahorrar también es una excelente opción para alcanzar lo que aspiramos, pero, por lo general, toma mucho más tiempo del que podrías aprovechar para cumplir otras metas.

 

El crédito es una excelente herramienta para preservar nuestro patrimonio, ya que es un sistema que se ocupa de cubrir las diferentes necesidades de las personas y un catalizador para llegar al nivel exitoso que tanto deseamos. ¿Qué esperas? Haz tu solicitud y aprovecha tu crédito para lograr todos los objetivos que te propongas.

Crédito para carro.
Si sigues los consejos de Hispanic Factor para solicitar tu crédito, no tendrás ningún problema al momento de hacerlo.

Te invitamos a que te asesores con expertos. Llama Hispanic Factor al número telefónico ubicado al final de este artículo. Si quieres obtener más información sobre qué es el crédito, el historial crediticio o cómo cuidar tu dinero en términos generales, sigue a Hispanic Factor a través de su blog y de las redes sociales que prefieras. Deja el manejo de tus finanzas en manos de personas de confianza. ¡Comunícate con Hispanic Factor!

Twitter: HispanicFactor

Instagram: HispanicFactor

Facebook: HispanicFactor

14750 SW 26TH ST, SUITE 203, Miami, FL 33185

Teléfono: (786) 356-7095

¿Qué tipo de crédito te conviene para impulsar tu negocio?

Actualmente los entes bancarios están actualizando la manera en que financian las pymes con plazos flexibles y estratégicos.

Debido a los avances tanto tecnológicos como del mundo económico, la gran mayoría de los entes financieros comprendió que para poder lograr la expansión de una empresa, a veces es necesario arriesgarse y hacer grandes inversiones. La economía actual es campo particularmente desafiante, por lo que hay que tomar decisiones rápidas, prácticas y beneficiosas para los dos lados. ¿Te gustaría saber qué tipo de créditos ofrecen los bancos para los emprendedores? Entonces sigue leyendo esta nueva entrada de Hispanic Factor.

Entorno empresarial: préstamos para pymes

Las estadísticas oficiales han arrojado que la creación de empresas en el continente americano ha aumentado en un 8% en lo que va de año, lo que representa un alto porcentaje en comparación a tiempos anteriores. Las pymes y la demanda de recursos para la consolidación de las mismas, son las que han hecho que el flujo económico se haya elevado de forma positiva, haciendo que las instituciones bancarias desarrollen nuevas estrategias para financiar el crédito que requieren.

Retroalimentación económica

Hoy en día emprender es una idea bastante atractiva. No solo para los inversionistas y emprendedores por las oportunidades de comercio que ofrece, sino también para los entes bancarios. Acompañar y consolidar la formación de una empresa que promete brindar un producto de calidad se interpreta como una excelente ganancia. Es por ello que los bancos más innovadores se están especializando en créditos y líneas de producto empresarial, que dependiendo del banco y el país, pueden ir desde los 20 millones de dólares en adelante.

Esquemas de créditos y líneas de producto empresarial

Los créditos empresariales son herramientas de apoyo financiero que facilitan todo lo que involucra el proceso de obtención de recursos para potenciar las pymes. Estos créditos empresariales permiten que el negocio llegue a un punto de liquidez necesaria para continuar con sus operaciones diarias y siga participando en el sector privado.

 

Por supuesto que para que el proceso de solicitud del crédito sea exitoso, tanto el personal de la empresa como los agentes especializados del banco deben evaluar rigurosamente las necesidades de la compañía y el destino del dinero. El objetivo es que la empresa cumpla su propósito, sea rentable y aparte salde su deuda, así que todas las variables necesitan ser estudiadas y definidas.

Cupo crédito empresarial

Es un plan financiero con una estructurado especialmente para ofrecer al empresario acceso a la cartera ordinaria y al crédito de tesorería simultáneamente. Este plan tiene muchos beneficios:

  • Lógicamente, el empresario tendrá la posibilidad de usar las dos líneas de crédito de forma moderada.
  • Puede tener vigencia desde los 6 hasta los 12 meses, por lo que podrá usar el cupo cuando lo requiera.
  • Tendrá una disponibilidad permanente de recursos, ya que el cupo se liberará con cada pago que se realice.
  • Las modalidades del crédito mensual se adaptarán a las capacidades de la empresa.
  • La amortización se ajustará a las condiciones de flujo de cada de la compañía.

Cartera ordinaria para invertir

Este tipo de recurso es más flexible con respecto al plazo de pago. Esta línea se dirige principalmente a necesidades relacionadas con, adquisición, mejoras, remodelaciones, construcciones, muebles, inmuebles y proyectos con activos productivos:

  • Ofrece plazos hasta de 60 meses.
  • Permite cantidades considerablemente altas para destinarlos a proyectos que expandan la empresa.
  • Puede tener una cuota fija o variable. Dependerá de las capacidades de la empresa.
  • Las cuotas pueden ser mensuales o trimestrales.
  • La garantía dependerá de la política del banco al que pertenezcas.

Cartera ordinaria como capital de trabajo

Esta estrategia permite financiar necesidades más operativas a corto y mediano plazo, como el manejo de inventarios, cartera, pago de nómina e impuestos: Sus ventajas son:

  • Que tiene plazos de pago hasta de 36 meses.
  • Es flexible al momento de utilizar el recurso monetario que se necesite para pagar el capital de trabajo de la empresa.
  • Las cuotas pueden ser mensuales o trimestrales.
  • La garantía dependerá de la política del ente bancario.

Crédito de línea verde

Este plan financiero aún no es aplicado por la mayoría de los bancos, ya que es un esquema bastante reciente. Es especial para proyectos de mejoramiento ambiental, y puede tener flexibilidad tanto en la amortización como en el pago de intereses. La financiación de las tasas variables va de 1 a 5 años, y dependiendo del plan de negocios, el pago puede ser mensual, trimestral, semestral o anual.

Crédito de pago a proveedores

Esta línea de crédito es donde se negocian las facturas a través del cupo de crédito del comprador, y permite el pago de las acreencias a los proveedores de forma segura y anticipada.

¿Cómo escoger el mejor crédito para tu pyme?

La naturaleza de tu empresa y la forma en que administres tus negociaciones van a ayudarte en gran parte a determinar qué tipo de crédito necesitas. También te recomendamos tener en cuenta estos aspectos:

  • Determina el valor de las cuotas de pago según tus ingresos. Tu estabilidad financiera dependerá del balance que resulte de los ingresos y egresos de la empresa.
  • Cada modalidad tiene un objetivo qué financiar. Por lo que podrás escoger la modalidad del crédito según las necesidades de tu empresa y la finalidad de tus recursos. Es importante que analices cuál esquema se adapta más a lo que quieres y de acuerdo a las tasas de interés que puedas cubrir.
  • La liquidación de las tasas de interés son algo irrevocable e imposible de modificar, por lo que debes prestar mucha atención a tu tipo de empresa y a su capacidad financiera.
  • Establece los plazos que más se adapten a ti. Los plazos en que decidas pagar serán fijos durante el contrato, por lo que es importante que analices cómo programar tus pagos y las posibles amortizaciones.
Decídete por el modelo de préstamo empresarial que mejor te convenga para el crecimiento de tu empresa.

Ten en consideración estas recomendaciones para que evites caer en una deuda grave y escoge la línea de crédito empresarial que más se adecúe al carácter de tu negocio. Si deseas más información sobre el mundo de la economía en general, visita a Hispanic Factor a través del blog y las redes sociales. Podrás aprender sobre cómo limpiar tu historial crediticio y recomendaciones para iniciar tu propio negocio. Si deseas información personalizada sobre cómo salir de deudas, Hispanic Factor está a tu servicio. ¡Contáctalos!

Twitter: HispanicFactor

Instagram: HispanicFactor

Facebook: HispanicFactor

14750 SW 26TH ST, SUITE 203, Miami, FL 33185

Teléfono: (786) 356-7095

¿Cuál Deuda Debo Pagar Primero?

Si tienes muchas deudas y quieres salir de ellas, lo primero que deberás hacer es llenarte de calma y de paciencia, recuerda que todo tiene su proceso. El  retraso en el pago de tus deudas puede complicar tu situación financiera, sobre todo si no abonas, por lo menos, el pago mínimo para no caer en mora. Si quieres salir a flote pero no sabes por dónde empezar, sigue estos consejos para  priorizar.

Comencemos  identificando tus créditos  y conociendo:

  • Tasas de interés.
  • Plazo total.
  • Meses que quedan al vencimiento.
  • Total de endeudamiento personal.

Debes conocer tus datos de flujo total de ingresos y gastos personales, así como los datos de inflación anualizada del país. Una vez conocida tu situación crediticia, los especialistas recomiendan hacer lo siguiente para que el agua no te llegue al cuello.

  1. Con lápiz y papel, enlista todas tus deudas, los montos totales y cuál es el pago parcial que requiere cada una.
  2. Evalúa cuál es la deuda que tiene mayor riesgo de demanda.
  3. Conoce tu capacidad de pago. También haz recortes en aquellos gastos que no sean prioritarios, como salidas a restaurantes, televisión por cable y hasta en los gastos como cigarros o cafés.
  4. Acércate a tu acreedor para negociar nuevas condiciones de pago.
  5. Busca fuentes de ingreso adicionales. Eso te ayudará a acelerar el pago de deudas.
  6. No adquieras más compromisos mientras te encuentras pagando.

También, puedes evaluar qué posibilidad hay de que un banco te de una tasa menor por esa deuda. Esto puede suceder con lo que se conoce como “compra de cartera”, que es dejar todas tus deudas en un mismo banco y con tasas mucho más favorables. De todas maneras, para informarte más sobre este tema, te recomiendo asesorarte con Hispanic Factor. Con ellos encontraras la solución a tus problemas financieros. Brindan asesoría gratuita. ¡Contáctalos!


Debemos recordar que, cuando los plazos de pago son mayores, las cuotas de pago mensual se reducen significativamente, pero aumenta el monto de intereses a pagar a futuro.

Twitter: HispanicFactor

Instagram: HispanicFactor

Facebook: HispanicFactor

14750 SW 26TH ST, SUITE 203, Miami, FL 33185

Telefono: (786) 356-7095

Hispanicfactor.org