El endeudamiento estudiantil está acabando con el emprendimiento en Estados Unidos

Según señala el portal HBR (Harvard Business Review) las deudas estudiantiles socavan las oportunidades de los millennials a emprender nuevos negocios en los Estados Unidos.

Más de 44 millones de estadounidenses poseen unas deudas estudiantiles de 1.5 millones de dólares que superan, incluso a la de las tarjetas de crédito ($521 mil millones). Esto, junto al decrecimiento de los salarios, ha generado incertidumbre en las generaciones más jóvenes a crear emprendimientos.

Pero, la verdadera razón radica en esto: la mayoría de los graduandos (70%) abandonan la universidad con unas deudas de 29.800 dólares. Y aunque logren conseguir un empleo que les facilite pagar lo que deben, es probable que lo sigan haciendo hasta que cumplan los 40 años, ya que los intereses van creciendo a medida que pasan los años.

Además, si te declaras en impago puedes quedarte sin devoluciones fiscales, sin acceso a la ayuda pública e ir a juicio por la empresa prestamista. Unas consecuencias que le suceden al 22% de los deudores.

No todo es malo

Tras la grave posición en la que encuentra Estados Unidos con la situación estudiantil, la senadora Elizabeth Warren presentará una propuesta para cancelar las deudas “sustancialmente” con 50 millones de dólares a aquellos que tengan un ingreso inferior a $100.000 y 250.000.

Los que posean una entrada de dinero superior a $250.000 no podrán contar con el beneficio prestamista. “El objetivo es reducir la brecha de riqueza entre las minorías y los blancos, eliminando las deudas de más 75% de los estadounidenses”, manifestó la senadora Warren.

La política también prevé otorgar una matrícula gratuita de pregrado de dos a cuatro años en todas las instituciones públicas. Además, desea promover subsidios federales para ayudar a los estudiantes con los gastos de libros, alojamientos y comida.

Por su parte el presidente Donald Trump mencionó que “su administración está buscando las formas de reducir las deudas y hacer que las escuelas asuman más riesgos”.

Propuesta de las empresas

Algunas compañías están ideando planes para otorgarle al trabajador estabilidad y libertad de elección. Esto con el fin de ayudarlos con las deudas estudiantiles. 

Empresas como Aetna o Penguin Random House ofrecen asistencia a sus empleados entre 1500 y 2000 dólares por año en pagos de préstamos estudiantiles, al vincularse con plataformas de beneficios para trabajadores (Gradifi y Tuition.io). Esto es un patrón que seguramente se extenderá a más organizaciones, a medida que se den cuenta que los salarios como tal no cubren los costos de una educación universitaria.

Si estos programas logran convertirse en algo rutinario, con el tiempo podrían cambiar el sentido de desconfianza de los millennials y las siguientes generaciones, en cuanto a las innovaciones y la tolerancia al riesgo para emprender.

Si deseas leer más contenido de este ámbito, te invitamos a visitar nuestro sitio web y redes sociales:

Los emprendimientos en Estados Unidos estan enfrentando un declive, ya que son pocos los jóvenes que se atreven a emprender debido a sus deudas estudiantiles.

Twitter: HispanicFactor

Instagram: HispanicFactor

Facebook: HispanicFactor