5 Cosas que Debes Saber Antes de Crear una Corporación

Para muchas personas, sus trabajos actuales son solo un paso hacia otro nivel, pues ven el mundo como una escalera para alcanzar el éxito. Y en los escalones más altos de está está el ser su propio jefe e iniciar desde la base un negocio que les permita tener un estilo de vida con el que se sientan satisfechos. Esto casi siempre inicia con un momento “¡Eureka!”: ese instante en el cual una necesidad de un público específico, o un talento en particular, se convierte en una oportunidad para crear un negocio. Una vez que tienes una idea y decides transformarla en un plan concreto en la búsqueda de una empresa propia, decides buscar asesoría para iniciar los trámites legales que te permitirán empezar en el mundo corporativo con la imagen jurídica que necesitas.

Pero antes de iniciar, debes saber cosas básicas que te ayudarán a emprender con buen pie este viaje. Es por esto que compilé esta lista de 5 cosas que debes saber antes de crear una corporación.

Debes terminar lo que empiezas

Este es uno de los errores más grandes que cometen las personas que inician sus propias empresas, pues a la primera situación complicada, deciden tirar la toalla y abandonar completamente sus planes. Esto también se hace en medidas micro, como iniciar un texto y dejarlo abandonado, idear una estrategia y luego desecharla por completo o simplemente empezar un plan para luego dejarlo en el olvido. Si bien en algunos casos lo que iniciamos puede no ser productivo a largo plazo, lo ideal es que las personas tengan la oportunidad de aprender de estos planes, incluso se pueden modificar para cumplirlos de formas más eficientes.

Todo es ensayo y error

Muchas personas creen que iniciar en el mundo corporativo es tan fácil como inflar un globo y dejarlo volar. En realidad, lo que más influye en este punto es la resistencia: a lo largo de toda la carrera de un emprendedor, éste encontrará obstáculos que con mucha frecuencia los harán pensar si realmente está haciendo lo correcto. Es aquí donde reside la persistencia y dedicación para los emprendedores y lo que los diferencia de las personas que no ven eso como una ruta hacia el éxito. Seguir a pesar de las trabas que se encuentren es lo que separa a un negocio simple de uno exitoso. Puedes ver muchos ejemplos de esto a través de las empresas de trayectoria, pues en más de una oportunidad sus fundadores vieron sus sueños a punto de terminar, pero con nuevos enfoques, lograron convertir esos errores en victorias. Intenta, si no funciona, cambia tu punto de vista, pero no pierdas la motivación.

Concéntrate en crecer

Este crecimiento no es solo como compañía, sino como persona. Si bien es imposible saber todo lo que debes saber del mundo en el que inicias como empresa, nunca es malo educarse un poco más por los medios que te parezcan más eficientes. En la actualidad hay una cantidad increíble de cursos en línea, libros y audiolibros, así como videos educativos que te ayudan a entender mejor el mundo en el que te encuentras ahora o cambiar tu punto de vista y darte enfoques nuevos e ideas frescas para inyectar a tu plan original. Lo mejor que puedes hacer es aprender de todo un poco. Infórmate en cada parte de tu negocio y dedica el tiempo necesario a comprender las causas detrás de todo lo que ocurre a tu alrededor.

No renuncies a tu otro trabajo

Ver crecer un negocio propio es una de las sensaciones más satisfactorias del mundo, comparable sólo con ver crecer a un hijo. Pero si tienes hijos, sabes que los primeros años de vida son extremadamente difíciles por las noches sin dormir y la cantidad de dinero requerido para solventar las necesidades de esa nueva vida. Es una analogía que se aplica muy bien aquí, pues durante el periodo inicial de cualquier negocio, verás con mucha frecuencia que sale más dinero del que entra. Es por esto, que no debemos actuar por impulso antes de tener una base económica sólida para mantener nuestras necesidades y las de nuestra familia. Conserva el trabajo que te permitió iniciar tu negocio hasta que veas que tu compañía creció para convertirse en tu principal fuente de ingresos.

Organiza tu tiempo

Iniciar un trabajo aparte del que tienes requiere dedicar esfuerzo y dedicación, por lo cual, de todas las horas de tu día, debes designar un tiempo fijo para trabajar en esta iniciativa. No se trata de dejar de lado las otras cosas importantes como familia, amigos y descanso, sino de darle el tiempo necesario para transformar tu idea en algo increíble. Si bien parece bastante difícil, la verdad es que lo único que necesitas es una mejor organización: puedes asignar de dos a cuatro horas fijas de tu día a revisar tu iniciativa empresarial con dedicación y chequear tareas que debas cumplir de tu lista. Lo mejor es que tengas una agenda virtual para estos primeros pasos, donde puedas ir revisando las cosas de forma organizada y tengas respaldos visuales y recordatorios de las responsabilidades que debes cumplir.

Este es solo un aperitivo para tu ingreso en el mundo de los negocios, el cual requerirá invertir no solo tu tiempo, sino tu dinero para construir el éxito que buscas. Y para apoyarte en todo este proceso está Hispanic Factor Enterprises: apoyando al mercado hispano desde los primeros pasos en esta tierra de oportunidades. Ellos te ayudarán a iniciar de la mejor forma la corporación que cambiará tu vida para siempre.

“No te preocupes por los fracasos, preocúpate con las posibilidades que pierdes cuando ni siquiera lo intentas” – Jack Canfield

Preparar todo antes de empezar un negocio es la forma de garantizar el éxito.
Preparar todo antes de empezar un negocio es la forma de garantizar el éxito.

Twitter: HispanicFactor

Instagram: HispanicFactor

14750 SW 26TH ST, SUITE 203, Miami, FL 33185

Telefono: (786) 356-7095

hispanicfactor.org

Los Mejores Consejos para Organizar tus Finanzas Personales

Uno de los conocimientos que menos se inculcan a nivel escolar alrededor del mundo son los aspectos financieros, siendo éstos uno de los más importantes para la vida de todas las personas. Pero esto no se limita solamente a quienes se encuentran en edad escolar, de hecho, un gran porcentaje de la población adulta en la fuerza laboral carece del conocimiento adecuado sobre las finanzas. En especial a nivel personal. Si bien parece ser algo sencillo de hacer, con la posibilidad de adquirir tarjetas y líneas de crédito a través de entes financieros, entran en juego la capacidad de orden y madurez económica que nos permitirá mantener un estilo de vida sin problemas, aún con esta holgura que nos brinda el dinero obtenido a través de préstamos. ¡Es por esto que este blog está hecho para ti! Con esto en mente, he recopilado excelentes consejos para que tus finanzas no sean una preocupación. Te servirán para organizarte durante el mes, e incluso, te permitirán anticipar tus gastos y ponerte al día con todas tus cuentas, lo que siempre es un beneficio al momento de presentar una petición ante compañías de crédito para la compra de productos, desde línea blanca hasta casas y carros. Aunque parezcan sencillos, te aseguro que tendrán un impacto positivo en tu futuro, y más aún en tu bolsillo.

Ten una referencia visual

La base de una vida saludable a nivel financiero es la organización: es necesario que reconozcas desde un primer momento que, si bien puedes tener excelente memoria, en algunos momentos solemos olvidar en qué se gasta lo que llevamos en la billetera. Esto es problemático, pues, entre los gastos que hacemos, no logramos reconocer aquellos que son realmente importantes, y los que podemos dejar atrás. Una vez que identificamos esto, podemos usar esos fondos para ahorros o acumularlos para la compra de algo más necesario pero que quizá no podemos adquirir de forma rápida por la limitación monetaria. Esta visual puede ser por medio de un cuaderno o un bloc, siempre que te permita llevar nota de tus movimientos de dinero a lo largo del mes. Las notas de este tipo sirven como referencia para que verifiques lo que gastas diariamente y en qué lo haces, de forma que puedas estudiar tus hábitos y reconocer patrones.

Si te parece incómodo ir anotando cosas en un cuaderno, puedes descargar alguna aplicación que te permita llevar registro monetario. Incluso existen algunas que te entregan resúmenes periódicos de tus gastos. Tener esta referencia visual te permite ordenar mejor tu billetera dentro del período entre pagos, además de que sirve como freno para los gastos superfluos, ya que puedes ver rápidamente en qué cosas podrías gastarlos de forma más productiva.  

Define ingresos y gastos

Usando la referencia visual que te mencioné anteriormente, es mucho más sencillo organizar tu dinero en relación con los ingresos y gastos. Si bien hay algunos imprevistos, los humanos somos criaturas de hábito. Por lo tanto, normalmente los gastos serán siempre más o menos regulares, al igual que los pagos una vez que tienes un trabajo fijo. Es tan sencillo como sentarse un día a decidir la cantidad que será usada luego de cada fecha de pago: gastos de alquiler -si aplica-, electricidad, calefacción, servicios telefónicos y de internet, gastos de comida -el gasto del mes anterior es una excelente aproximación-, ropa, pagos de préstamos bancarios, tarjetas de crédito, y otros gastos que tengamos de forma fija.

En este punto es importante reconocer la importancia del ahorro: destina una porción de dinero, digamos que un 10 o 15% de cada pago, que debe ir a una cuenta de ahorros. Este fondo puede ser destinado a emergencias, o simplemente como fuente de respaldo para un futuro.

Paga a tiempo

Una vez que defines tus gastos, es momento de planear y realizar los pagos. Hay ciertos servicios que puedes incluir directamente en tu cuenta, desde la cual puedes programar facturaciones para evitar retrasarte en el pago de tus deudas. Éstas te pueden afectar negativamente en el futuro, por lo que debo recalcar la importancia de mantener tus cuentas al día. Esto te permitirá también librarte de la tentación de gastar el dinero, además de liberarte de la preocupación de no cumplir a tiempo tus responsabilidades. Pagar a tiempo tiene beneficios a largo plazo para todas las personas: permite tener un mejor registro financiero ante entes bancarios en caso de solicitar préstamos, por ejemplo de naturaleza inmobiliaria.

Organiza tus documentos

Aunque en la actualidad muchos negocios trabajen con métodos modernos de pago a través de internet, la realidad es que aún sigue siendo necesario llevar un respaldo de nuestras finanzas de forma física. Lo puedes hacer imprimiendo tus estados de cuenta y archivándolos en una carpeta, en la cual puedes colocar también las facturas de los gastos que haces a lo largo del mes, así como de las cuentas pendientes. Lo ideal es que al menos una vez a la semana le dediquemos un tiempo a registrar y verificar el estado de nuestras finanzas. Esto nos permite tener una aproximación realista a la disponibilidad que tenemos de dinero.

La organización de nuestros documentos no solo es a nivel de facturación, sino también a nivel de identidad: existen riesgos reales de robo de identidad, y que a través de éstos, se incurra en deudas ajenas a nosotros. Por esto debemos tener cuidado con quién compartimos información delicada, como número de seguro social, licencia de conducir, entre otros.

Estos consejos te servirán para organizar mejor tus finanzas personales, y quiero mostrarte una forma mucho más sencilla de hacerlo: busca apoyo de personal especializado en el mercado de finanzas para personas hispanas en EEUU. Y para esto, mi recomendación es que contactes al personal de Hispanic Factor Enterprises. Ellos son especialistas en asistencia financiera, legal y migratoria para personas hispanas en este país, y con más de 15 años de experiencia, te puedo asegurar que sabrán exactamente cómo ayudarte en lo que desees. ¡No dudes en contactarlos!

En la actualidad las personas necesitan aprender formas de organizar su dinero eficientemente.
En la actualidad las personas necesitan aprender formas de organizar su dinero eficientemente.

Twitter: HispanicFactor

Instagram: HispanicFactor

14750 SW 26TH ST, SUITE 203, Miami, FL 33185

Telefono: (786) 356-7095

hispanicfactor.org