Conoce la regla 80/20 para lograr que tus ingresos rindan

En tus ingresos mensuales, los principales malestares vienen por los pagos de deudas y ahorros, sumando que para muchos es regla que “ganar más, exige más gastos”, con todo esto, se vuelve más complicado hacer que los ingresos rindan. La solución, está en una buena organización, por lo que expertos en economía sugieren la regla 80/20.

¿En qué consiste la regla 80/20?

Es más sencillo de lo que creen, simplemente gastar el 80% de tus ingresos mensuales y ahorrar un 20%.

Para aplicarlo, lo más idóneo sería llevar un control de cuentas, registrar los gastos en comida, deudas, cuentas del hogar y actividades extras recreativas. Pero, organizar estos presupuestos, puede ser casi imposible. La alternativa, sería dividir el dinero una vez que recibes el pago, el 20% que estarás destinando a tus ahorros, envíalos a una cuenta de ahorro de otra entidad bancaria diferente. Así, puedes tener la idea de que ese dinero no existe, incluso, asúmelo como un gasto más, de este modo estarás asegurando el dinero.

La conferencista, Paula Pant, sugiere otra alternativa, destinar el 20% a inversiones, como ahorros en la bolsa. Esta opción te permite ahorrar para el futuro, “Tienes que pensar en el largo plazo, al menos 15 o 20 años. Esta no es la mejor opción si estás pensando en usar el dinero en un par de años”.

Por supuesto, si tu plan es usar el dinero en viajes o cuotas iniciales para vehículos/viviendas, lo mejor son los ahorros (muy diferentes a tus ahorros para emergencias), que debes hacerlos con una regla similar a 80/20. En este caso, tendrías que agregar como consejo, un autocontrol determinado en tus objetivos económicos.

Existe una regla similar: 50/30/20

Consiste en usar el dinero por medio de grupos:

-El 50% del dinero en las necesidades primordiales: vivienda, alimentos, servicios del hogar, gasolina o para el bus.

-El 30% en gastos ocasionales: salir a comer en centros comerciales,  compra de indumentaria o productos personales.

-Y, el 20%, serán tus ahorros y pagos de deudas. Te podrás fijar que la cantidad apropiada para guardar es la misma, por eso es tan efectivo aplicarlo, no será una cuenta que exige mucho o poco de tu dinero.

Sin embargo, la línea entre “importante” y “gastos secundarios”, puede perderse, por lo cual, depende de ti organizar tus gastos y priorizar.

billetes

Esta regla te permite ahorrar sin mucho esfuerzo.

Twitter: HispanicFactor

Instagram: HispanicFactor

Facebook: HispanicFactor

¿Por qué es necesario tener un seguro de vida?

Aunque nadie quiere pensar en su posible fallecimiento; el seguro de vida es una excelente alternativa para brindar cierta estabilidad a nuestros allegados ante esta dificultad. Sin duda, es necesario y es un beneficio que no puedes pasar por alto. Te contamos por qué es importante tenerlo. ¡Disfruta de esta nota!

Momentos inesperados

La muerte es esa visita inesperada que nadie quiere recibir. Todos hemos perdido a seres queridos y nada se compara a eso, son momentos de profundo dolor, tristeza y desesperación. Nos sentimos desconcertados y no imaginamos cómo será el día de mañana, quedamos a la deriva y con un vacío emocional. Es uno de esos temas que nadie quiere tocar pero es inevitable, es ley de vida y lo más seguro que tenemos. Nadie quiere morir repentinamente y no nos imaginamos partiendo de este plano. 

Sin embargo, cualquier cosa puede pasar, en el momento en que menos imaginamos. Por esto, es conveniente tomar previsiones y cuidar a quienes dependen de nosotros. ¿Imaginas a tus hijos sin ningún respaldo financiero en caso de que llegaras a faltarles? ¡No querrás ni considerarlo! 

El seguro de vida es una opción perfecta para quienes desean anteponerse a cualquier situación poco deseada.

¿Qué es?

Se trata de un seguro que adquieres en vida para cuidar el panorama financiero de tus allegados, en caso de que llegaras a morir. Es común que alguno de los miembros de la familia fallezca y su pareja, hijos o padres se vean afectados económicamente. En primer lugar, pueden contar con beneficios en efectivo que son muy convenientes al momento de cubrir gastos funerarios, deudas por pagar y respaldo de patrimonios en común.

Adquirir un seguro de vida puede parecer innecesario o, como muchos piensan, “una forma de atraer lo negativo”. A pesar de esto, es recomendable tomarlo en cuenta si:

  • Tienes personas bajo tu manutención o estás considerando iniciar tu familia propia: hijos, esposos y padres suelen ser los más afectados ante los decesos.
  • Has adquirido una deuda importante. Si solicitaste un préstamo, crédito a largo plazo, esta opción podría ayudarte a cuidar el futuro de tus allegados. De esta manera, evitarás dejarlos solos con tal responsabilidad y estarás brindándoles apoyo aún cuando no te encuentres físicamente.
  • Quieres asegurar la educación de tus hijos. Algunos planes incluyen financiamiento para que tus descendientes continúen sus estudios. Tan sólo deberás estudiar las alternativas y elegir la que más se adapte a tus necesidades.
  • Eres quien tiene mayores ingresos económicos y no deseas que tu pareja se vea obligada a buscar trabajo. En algunos matrimonios uno de los dos es el que cuenta con mayores posibilidades financieras. Si es tu caso y no imaginas a esa otra persona sufriendo ante una infinidad de gastos o cambiando su estilo de vida, ¡adquiere un seguro de vida!

Evidentemente, existen diferentes empresas y planes de financiamiento. Es conveniente estudiar las cláusulas de cada uno e inclinarte por el más acorde a tus requerimientos.

En Hispanic Factor conocemos a fondo cada una de las opciones en los EE.UU. Comunícate con nosotros y recibe asesoría de primera calidad. ¡Anímate!

Mujer

Con estas razones deberías pensar en buscar el seguro que mejor se adapte a tus necesidades.

______________________________________________________________

Twitter: HispanicFactor

Instagram: HispanicFactor

Facebook: HispanicFactor

Síguenos