¿Ahorrar durante el mes? Hazlo con el reto de los 30 días

Ahorrar se ha convertido en un verdadero inconveniente para quienes tienen gran cantidad de gastos y compromisos, termina resultando casi imposible y apenas destinan una pequeña suma a este fin. Por esto, hay quienes se han vuelto más estrictos consigo mismos, colocándose metas personales financieras. Uno de los métodos más usados es el reto de los 30 días. ¿Sabes de qué se trata? ¡Te lo contamos!

¡Tú puedes ahorrar!

Ahorrar es la acción de guardar parte de nuestros ingresos para un objetivo determinado. Es un buen plan financiero y termina generando grandes beneficios. Todos tenemos nuestra prioridades, hay quienes podrían querer viajar a un destino desconocido, comprar ropa nueva, cambiar de vivienda o adquirir un automóvil. Además, podría surgir alguna eventualidad y tomarte por sorpresa. De allí la importancia de tener un respaldo económico. A algunas personas se les dificulta hacerlo: ¿Cuál es la cantidad adecuada? ¿Cuál es la periodicidad con la que debo guardar dinero? Hay un montón de interrogantes que son difíciles de responder y que muchas veces dependerán de cada persona. No obstante, algunos ingeniosos se han planteado alternativas para guardar dinero de una manera organizada. Hoy queremos presentarte el reto de los 30 días. ¿Quieres saber más?

¿Qué es el reto de los 30 días?

La idea de esa técnica es ir ahorrando diariamente en mayor proporción, añadir algo, por poco que sea, y más que el día anterior. Seguir la rutina durante tantos días puede tornarse complicado. El reto de los 30 días puede realizarse solo por este período de tiempo, pero luego de agarrar el ritmo podría extenderse a varios meses. ¿Difícil? La idea es ir en aumento, iniciar el primer día con $1 por ejemplo, $2 el segundo y así sucesivamente en forma creciente. 

Lo más importante es decidir el punto de partida o con qué cantidad iniciarás de manera objetiva, debes ser muy sincero contigo mismo y elaborar un bosquejo de tus gastos personales fijos. De esta forma, estarás encaminando al éxito de tu reto de los 30 días. Podrás sacar cuentas y calcular con qué cantidad contarás a final de mes, dependiendo de tu constancia y sentido de compromiso, claro está.

¿Realmente funciona?

Si llegaras a tener cualquier eventualidad, opta por abandonarlo e intentar el mes siguiente o reponer la cantidad que te saltaste. Este reto es muy útil para planificar nuestro ahorro y tener una idea del monto con el que contaremos a final de mes.

Si tienes dudas con respecto a este método, comunícate con nuestro personal, estamos a la orden para despejar tus interrogantes y proponerte otras opciones. ¡Te esperamos!

Pareja feliz

Con estos consejos que te damos sobre cómo llevar el reto de los 30 días lograrás ahorrar en un mes.

___________________________

Twitter: HispanicFactor

Instagram: HispanicFactor

Facebook: HispanicFactor

¿Por qué deberías crear un ingreso pasivo?

La mayoría de las personas a nivel mundial se centran en obtener únicamente ingresos activos, dejando los pasivos de lado. Esto, a priori, no está mal, pero lo cierto es que actualmente se pueden obtener ingresos de manera pasiva de muchas formas, lo cual no solamente significa un aporte monetario extra que sin duda sería útil, sino que además, este ingreso lo estaríamos obteniendo sin tener que realizar un esfuerzo significativo constante.

¿Qué tan importante son los ingresos pasivos?

Para responder esta pregunta, primero hay que aclarar cuál es la diferencia entre un ingreso activo y un ingreso pasivo.

Ingresos activos

Un ingreso activo es aquel que obtenemos como recompensa por una labor llevada a cabo. La única manera de recibir este tipo de ingresos es trabajando constantemente, es decir, si dejamos de ejercer esa labor por la que nos pagan, también dejaremos de recibir este ingreso.

Ingresos pasivos

Por otro lado, un ingreso pasivo es aquel que obtenemos sin que sea necesario estar constantemente realizando una actividad específica. Si bien es cierto que para obtener un ingreso pasivo también se debe realizar una labor, la diferencia es que dicha labor se realiza únicamente durante un lapso de tiempo y luego se obtienen ganancias constantemente sin hacer nada.

Importancia de los ingresos pasivos

Los ingresos pasivos no solamente pueden proporcionar ganancias constantes con poco trabajo, gracias a ellos puedes tener más tiempo libre para prestar atención a otros asuntos personales o incluso para mejorar aún más aquellos servicios que ofreces para obtener ganancias de manera pasiva.

Todas aquellas personas que tienen únicamente ingresos activos, saben lo difícil que puede ser en ocasiones atender el trabajo cuando se presenta algún inconveniente verdaderamente relevante a nivel personal; ya sea la muerte de un familiar, una ruptura sentimental u otros problemas que repercuten negativamente en el correcto desenvolvimiento de las actividades laborales a llevar a cabo. Además, dejar de trabajar también significaría dejar de contar con el único medio de ingresos a disposición, lo cual, a menos que tengamos suficiente dinero guardado, sería un grave problema.

Está bastante claro que ser completamente dependiente de ingresos activos tiene desventajas a tomar en cuenta. Estas desventajas son las que hacen que crear un medio para obtener ingresos de forma pasiva nos sea muy útil. Por ejemplo, en una situación extrema en donde por una razón u otra perdamos la forma de obtener ingresos de manera activa, una fuente de ingresos pasivos puede reducir de manera significativa el impacto económico causado a por un evento desafortunado, como lo puede ser la pérdida de un empleo.

Si bien es cierto que siempre ha existido la posibilidad de crear un ingreso pasivo, la verdad es que la época en la que vivimos nos brinda una cantidad mucho más amplia de oportunidades para conseguirlos. Algunos de los métodos más populares para conseguir estos ingresos se encuentran en internet, y es que, si creas un canal de YouTube o escribes en un blog, puedes contar con distintos tipos de monetización para obtener ingresos. Por otro lado, también existe la posibilidad de publicar un e-book, u ofrecer algún otro servicio en una página web. Las posibilidades están allí, sólo tienes que enfocarte en realizar las labores que se adapten más a tus competencias para empezar a generar dinero de forma pasiva.

Si trabajas lo suficiente para crear una fuente de ingresos pasivos confiables, puede que incluso puedas prescindir por completo de los ingresos activos, obteniendo así mucho tiempo libre y olvidándote por completo del estrés causado por un trabajo en específico. Suena bien, ¿no es así? Pues ahora sabes por qué debes crear un ingreso pasivo.

Recibiendo dinero
Haz el trabajo una vez y recibe dinero luego.

______________________________________________________________

Twitter: HispanicFactor

Instagram: HispanicFactor

Facebook: HispanicFactor

¿Cómo separar tus ingresos cuando tienes un negocio?

Cuando empezamos a recibir ganancias de nuestro negocio, es necesario siempre organizarnos financieramente para poder separar los ingresos obtenidos, de manera que podamos asignar distintas cantidades de dinero para distintos fines. Sin embargo, esto es algo que le resulta complicado a muchas personas, y el no hacerlo puede traer malos resultados financieros que perjudicarán tu negocio o tu vida privada. Antes de gastar el dinero ganado, hay que saber administrarlo correctamente.

Consejos para separar los ingresos de tus negocios.

Separar el dinero de tus ingresos depende de tus necesidades personales y las de tu empresa. Con estos consejos se te hará más fácil organizar tus ganancias y mantener un control sobre tus gastos.

Analizar tus gastos

Primero debes analizar tus gastos, esto te va a permitir tener una visión más clara de cómo usas el dinero que ganas. Eso sí, debes diferenciar entre el dinero que usas en el desarrollo de actividades necesarias para el correcto funcionamiento de tu negocio, y el dinero gastado para fines personales. Si es posible, incluso puedes realizar una lista en donde se visualice de manera sencilla los gastos que has llevado a cabo durante un período de tiempo dado.

Asigna un presupuesto

Luego de analizar tus gastos, una de las principales cosas que debes hacer para organizar tus ingresos es asignar presupuestos. Divide las ganancias obtenidas según tus necesidades y responsabilidades, de esta manera te estarás asegurando de disponer siempre de dinero suficiente para cumplir con tus metas. Puedes asignar una parte de las ganancias a un fondo que utilizarás únicamente para aquellos gastos de tu negocio y la otra parte de las ganancias será para gastos personales. También puede ser útil guardar una parte de las ganancias en un fondo de emergencias y así, en caso de que surja algún imprevisto que requiera de un aporte extra de dinero, siempre podrás utilizar el dinero en ese fondo.

¡Sé responsable!

Ya has establecido un presupuesto para cada una de tus necesidades personales y profesionales, ahora tienes que ser responsable y usar el dinero según lo establecido en la asignación presupuestaria que has realizado. Habrá momentos en donde te verás tentado a tomar dinero del presupuesto asignado para un objetivo en específico para gastarlo con algún fin personal. Es cuando debes recordar que, de hacerlo, estarías alterando de manera negativa el plan que has estado construyendo cuidadosamente, lo que puede hacer que sea significativamente más difícil alcanzar tus metas.

Nunca olvides tus metas

Sin duda habrá momentos en donde será más complicado mantener los ingresos separados, pero debes tener presente las metas profesionales y personales que tienes en mente, ya que para alcanzarlas todas es imprescindible la organización. Con el tiempo, se te hará más fácil separar todas tus ganancias y de este modo, tanto tus gastos personales como los de tu negocio, estarán en perfecto equilibrio.

______________________________________________________________

Twitter: HispanicFactor

Instagram: HispanicFactor

Facebook: HispanicFactor

Cómo crear un Historial Crediticio aun si Todavía no Tienes Tarjetas de Crédito

¿Sabías que el historial crediticio funciona como una carta de presentación de nuestra vida financiera? Aunque no lo creas, este muestra el comportamiento que has tenido cuando adquieres deudas u obligaciones financieras, lo que puede ayudarte a que en el futuro puedas obtener créditos o cupos en tus tarjetas. De acuerdo con un estudio de Datacrédito y Experian, las personas inician su vida crediticia entre los 18 y 25 años de edad. Hoy te enseñaré cómo crear un historial crediticio aun si todavía no tienes tarjetas de crédito.

  1. Abre una cuenta bancaria

Una de las formas más fáciles de empezar a crear un crédito es abriendo una cuenta de ahorros o corriente. Puedes visitar una sucursal bancaria o buscar en línea para obtener una solicitud. Muchos sitios web de bancos te permiten abrir una cuenta en línea. Estos incluyen información e instrucciones detalladas sobre las opciones de cuenta.

  1. Haz un depósito.

Deposita algo de dinero en tus cuentas nuevas para empezar a tener estabilidad. Si no tienes otra cuenta bancaria, lleva dinero en efectivo a tu sucursal bancaria local.

  1. Consigue un empleo.

Una parte importante de crear un crédito es demostrar tu capacidad de efectuar pagos. Para esto, necesitarás tener ingresos.

  1. Paga los impuestos.

El trabajo irregular no te ayudará a crear un crédito. En lo concerniente a los acreedores, las ganancias que no se informan, no cuentan.

  1. Solicita algún tipo de  crédito.

Cualquier tipo de crédito o préstamo que puedas obtener te ayudará a crear tu historial crediticio, siempre que tu nombre esté en la solicitud y pagues a tiempo.

Estos son algunos de los pasos que debes seguir para comenzar a crear un historial de crédito sin la necesidad de tener las tarjetas. Si te gustaría obtener un poco de ayuda profesional en el ámbito financiero, te recomiendo que contactes a Hispanic Factor. ¡Obtén asesoría especializada!

El buen crédito te permite solicitar más crédito en la forma de tarjetas de crédito, préstamos personales, préstamos para automóviles e hipotecas.


Twitter: HispanicFactor

Instagram: HispanicFactor

Facebook: HispanicFactor

14750 SW 26TH ST, SUITE 203, Miami, FL 33185

Telefono: (786) 356-7095

Hispanicfactor.org

7 Actitudes de un Buen Ahorrador

Un buen ahorrador es aquella persona que, en base a sus ingresos, logra maximizar sus ahorros en un determinado período de tiempo sin que ello repercuta en su calidad de vida. Seguramente sabes la importancia que tiene ahorrar, pero, ¿sabes cómo convertirte en un buen ahorrador? Para lograrlo, es importante que desarrolles una serie de actitudes y aptitudes que te permitan alcanzar tus metas y superar las tentaciones. Te recomiendo adoptar estas 7 actitudes y ponerlas en práctica para convertirte en un mejor ahorrador.

  1. Sé responsable

Las persona que no pueden entender las consecuencias de sus actos irreflexivos, no tienen la capacidad de ahorrar. Si no entiendes que tus actitudes financieras pueden perjudicar a los tuyos, no estás actuando de manera responsable.

  1. Sé reflexivo

En la sociedad actual, cada vez es más difícil pararse un momento a pensar y razonar en el porqué de nuestros actos, más aún en lo que a nuestras actitudes como consumidores se refiere. ¡Reflexionar es fundamental para no dejarse llevar por los impulsos!

  1. Sé consciente

Apegarse al presupuesto es una buena manera de ser consistentes con el ahorro, sólo debes descubrir los métodos que mejor se adapten a ti y que te resulten fáciles de seguir. Recuerda que un buen ahorrador decide la cantidad que ahorrará cada mes en base a su presupuesto y es constante con este ahorro.

  1. Ten autocontrol

Todos sabemos que vivimos en una sociedad donde estamos constantemente rodeados de estímulos e impactos publicitarios que nos quieren llevar en una sola dirección: la del consumo. Lograr ahorrar en estas circunstancias es un verdadero símbolo de autocontrol. ¡Aprende a desarrollar esta actitud!

  1. Guarda para lo que necesites

Ya sea que quieras comprar una computadora, un apartamento, o viajar. Hasta las metas a corto plazo ameritan un plan de ahorro. Un buen ahorrador guarda para todo lo que necesita y planifica para obtenerlo.

  1. Separa tus cuentas

Si tu cuenta corriente y tu cuenta de ahorro están directamente vinculadas, podrías estar tentado a hacer un retiro cuando no es realmente necesario. Considera tener una cuenta separada que tome automáticamente una cantidad fija mensual de tu cuenta corriente a tu cuenta de ahorros y asegúrate que esta no esté vinculada ni a la tarjeta de débito ni, de ser posible, a la cuenta en línea de donde puedas transferir el dinero fácilmente. ¡Un buen ahorrador tiene sus cuentas separadas!

  1. Sé paciente

El buen ahorrador es paciente y espera a invertir sus ahorros en algo que realmente le produzca beneficios u otro tipo de satisfacción plena. No actúa con precipitación ni se deja caer en los brazos del consumismo.

Por último, encuentra un buen equilibrio en tus metas de ahorro y asegúrate que el pago de deudas sea una de ellas. Toma buenas decisiones y sé inteligente con tus deudas. Puedes contactar a Hispanic Factor para asesoría financiera, ya que ellos te ayudarán a  diseñar un plan de pago adaptado a tus posibilidades y también restaurarán tu historial de crédito. ¡Contáctalos!

La clave del ahorro es establecer objetivos claros que te permitan mantener la motivación y rechazar oportunidades de gasto que no se ajustan a tus objetivos.


Twitter: HispanicFactor

Instagram: HispanicFactor

Facebook: HispanicFactor

14750 SW 26TH ST, SUITE 203, Miami, FL 33185

Telefono: (786) 356-7095

Hispanicfactor.org

Los Mejores Consejos para Alcanzar la Libertad Financiera

Cuando se habla de libertad financiera, se hace referencia a más disponibilidad de tiempo y dinero de manera proporcional. Muchas personas piensan que es imposible o ilegal, cuando la realidad es que nunca se ha estado más cerca de lograr la libertad financiera que hasta este momento. Por eso, si eres una persona emprendedora con deseos de progresar, lee los siguientes consejos para gozar de más tiempo de calidad sin descuidar tus ganancias.

Revisa y evalúa tu estado financiero: Para saber dónde estás y hacia donde deseas dirigirte, es vital chequear tus cuentas bancarias y activos. Descifra cuál es tu patrimonio y sé totalmente honesto en este paso.

Haz un recuento de todo lo que posees y cuánto valor tiene. Una vez que hayas hecho la respectiva lista, suma tus ingresos anuales y cualquier dinero adicional que puedas obtener mediante un trabajo independiente o una inversión.

Por otro lado, también debes hacer una lista de cualquier cosa que te haga perder dinero, calcula cuánto estás perdiendo anualmente. Debes incluir las deudas de tus tarjetas de crédito, hipotecas y préstamos. Debes restar esta cantidad resultante a tus ingresos anuales, lo que dará como resultado tu patrimonio.

Crea un presupuesto y establece metas financieras: Ahora que estás claramente consciente de a dónde va tu dinero, establece un presupuesto. Esto te ayudará a evitar gastar más de lo que ganas en cosas que probablemente no tengan mucha importancia. El presupuesto debe incluir gastos por comida, servicios, actividades recreativas, seguros, y demás. Establece en qué áreas podrías empezar a eliminar gastos, estableciendo prioridades.

Establece metas financieras para ti mismo. Imagina dónde deseas estar en 10 años, qué es lo que quieres lograr y en cuánto tiempo. Haz que tus metas sean realistas y clasifícalas en términos de importancia. Incluye tanto metas a corto plazo como metas a largo plazo.

Ahorra: La libertad financiera no se puede lograr sin ahorros. Guarda periódicamente un porcentaje de tu salario. Puedes comenzar con una cantidad pequeña e ir aumentándola a medida que avanzas, también puedes ahorrar el dinero que no has gastado y que sabes que no vas a gastar para determinada área. Destina fondos para emergencias y no toques el dinero de tus ahorros a menos que la situación en serio lo amerite.

Mantente al día con el pago de tus deudas: De esta manera, minimizarás los gastos y no se te acumularán. Intenta usar al mínimo tus tarjetas de crédito y págalas completas cada mes y cada vez que tengas la oportunidad. Elimina gastos innecesarios y prioriza las deudas que tengas antes de las compras de ocio.

Enséñales a tus hijos sobre libertad financiera: Una parte importante de tus ahorros, aunque no lo creas, dependerá de tus hijos, pues parte de tu dinero está destinado a ellos y sus necesidades. Enséñalos a ahorrar, a ganarse el dinero y a no gastar demás. Eso te beneficiará tanto a ti como a ellos.

Establece un fondo determinado para la jubilación: Disponer de este fondo es esencial para garantizar un futuro financiero estable. Nunca es demasiado pronto para empezar a separar una cantidad de dinero y destinarla a un fondo personal para la jubilación. Puedes contactar a un asesor financiero que te ofrezca planes de jubilación y poner manos a la obra. Contar con un fondo de jubilación en la empresa donde trabajas es un derecho que debes tener, sin duda alguna. Si no cuentas con este privilegio, debes considerar buscar otro empleo.

Aumenta tus ingresos: Mientras dependas de un trabajo para ganarte la vida, intenta ser mejor en tus obligaciones para que tus ingresos puedan aumentar. Ten en cuenta que si bien quieres tener más ingresos, no debes comprometer en exceso tu vida familiar y tu tiempo personal. Después de todo, la libertad financiera significa disponer de tiempo al igual que de dinero.

Alcanzar la libertad financiera dependerá mucho del esfuerzo que coloques en lograr tus metas y se tornará más fácil lograrlo si empiezas a una edad temprana. Si estás en un matrimonio, asegúrate de que tu cónyuge comparta tus ideas financieras y esté dispuesto a gozar de la misma libertad que tú. Si estás interesado en dar este paso, te recomiendo que consultes a Hispanic Factor, pues ellos te brindarán la asesoría financiera necesaria para alcanzar la libertad financiera en los Estados Unidos. ¡Contáctalos!

Alcanzar la libertad financiera dependerá de cómo organices tus planes y la dedicación que le coloques a cada uno.

Twitter: HispanicFactor

Instagram: HispanicFactor

Facebook: HispanicFactor

14750 SW 26TH ST, SUITE 203, Miami, FL 33185

Telefono: (786) 356-7095

Hispanicfactor.org

Síguenos