Ahorra dinero como mamá trabajadora

Como mujeres, profesionales y madres, no queremos quedarnos en casa. Nos cuesta imaginarnos sin producir dinero y terminamos llenándonos de preocupación y frustración. Por esto, es conveniente armarnos con las mejores herramientas para cuidar de nuestras finanzas, sin morir en el intento. ¿Sabes cómo ahorrar dinero como mamá trabajadora? ¡Sigue leyendo y descúbrelo!

¿Mamá trabajadora?

Al convertirnos en madres, adquirimos una nueva responsabilidad de vida: velar por el bienestar de un nuevo ser. En muchos casos, nos inclinamos por quedarnos en casa y cuidar de los niños. Sin embargo, no queremos dejar de lado nuestra carrera u oficio y, algo muy importante, el obtener ganancias económicas. Además de los gastos comunes de la familia, nos imaginamos cómo será el futuro de nuestros hijos. Inicialmente, debemos pensar en ahorrar para gastos imprevistos y para su futuro. Aun cuando tengas a su padre contigo y sea responsable de su manutención, nunca se sabe lo que pueda pasar; mejor tener tus propias bases y poder resolver ante cualquier eventualidad.

Es común que la mamá trabajadora (fuera o dentro de casa) busque alternativas para aliviar su trabajo en el hogar. De esta manera, podrán compartir con sus pequeños sin descuidar su empleo, aunque esta ayuda extra podría elevar el presupuesto mensual y dejar menos espacio para el ahorro. No es nada fácil combinar el ser madre y trabajar con el cuidado de las finanzas, pero tampoco es imposible. Te dejamos algunos consejos para lograrlo.

5 consejos para ahorrar como mamá trabajadora

  • Realiza un presupuesto de gastos. Evalúa y toma nota de tus egresos mensuales. Revisa cada uno y decide cuáles son los necesarios y cuáles no. Es posible que tengas una gran cantidad de gastos y te estés excediendo de tus ingresos. La idea es obtener un promedio para poder tomar medidas al respecto.
  • Haz recorte de gastos. Quizá no te sientas cómoda eliminando algunos de tus pagos frecuentes, pero tómate tu tiempo. La idea es enfocarte en los que no son indispensables y de los que podrías prescindir. Sustituye uno por otro de menor inversión que, aún así, siga haciéndote sentir bien. ¡Tu bienestar es muy importante! Por ejemplo: en vez de ir al gimnasio, toma clases al aire libre. Suelen ser más relajantes y a menor costo.
  • Revisa el pago de tus servicios. Es posible que hayas adquirido membresías que no hayas monitoreado en un tiempo. En muchos casos, tenemos los pagos domiciliados a nuestras tarjetas de crédito y no nos damos cuenta de los aumentos que realizan. Es muy posible que estés perdiendo dinero en servicio de telefonía fija o móvil, televisión por cable, entre otros y aún no lo hayas notado. 
  • Compra online. Algunas madres tienen recelo en cuanto a los sitios de ventas en línea, pero pueden ser de gran ayuda para tu tiempo y dinero. Ahorrarás tráfico al trasladarte al supermercado y podrás encontrar ofertas, cupones de descuento y envíos gratuitos. ¡No te arrepentirás!
  • Planifica tus días de esparcimiento. No todo es trabajo y responsabilidades. También mereces tiempo de disfrute y relajación. Por esto, debes planificar al menos unas vacaciones al año. Te recomendamos las organices con tiempo; de esta forma, podrás ahorrar dinero al reservar con anticipación.

Mamá trabajadora, tú más que nadie sabes cuánto te esfuerzas para salir adelante. Sigue armándote de valor y llenándote de buenas energías. ¡Tú puedes con esto y más! Pon en práctica estas recomendaciones y tendrás gran parte del terreno ganado. ¡Ya verás!

Si tienes problemas para organizar tus finanzas y quieres obtener ayuda profesional, ¡comunícate con nosotros! En Hispanic Factor estaremos felices de ayudarte.

Madre exitosa
Ahorrar dinero mientras eres madre y trabajas a la misma vez es posible

______________________________________________________________

Twitter: HispanicFactor

Instagram: HispanicFactor

Facebook: HispanicFactor