Cómo multiplicar tu dinero y costear la universidad de tus hijos

La educación es uno de los pilares de la sociedad. Desde niños, nos preguntan cuál será nuestra profesión al llegar a la edad adulta; evidentemente, cada persona tiene preferencias diferentes y es probable que estas cambien con el paso de los años. Sin embargo, como padres estamos en la obligación de cultivar el amor por el crecimiento personal y profesional, además de incentivarlos a trazarse y perseguir metas a futuro. La mayor preocupación suele surgir cuando nos preguntamos: “¿Cómo voy a costear la universidad de mis hijos?” Hemos preparado una lista de consejos que podrían facilitar tu vida. ¡Continúa leyendo!

Tomando previsiones

Aún cuando parezca que falta mucho tiempo, recuerda: los años pasan rápidamente. En menos de lo que esperas, tus hijos querrán salir solos, usar ropa a la moda y, en muchos casos, descuidarán sus estudios. Por esto, es vital que cuenten con tu guía para mantenerse motivados. No obstante, no sólo necesitarán de tu apoyo emocional, también será vital tu apoyo económico. De ahí la importancia de que te proyectes y organices de la mejor manera. Elabora un plan y evita complicaciones a futuro.

¿Por dónde debo empezar?

Evalúa el entorno: investiga acerca de los costos por educación, puede variar según el país en el que te encuentres y las opciones que tus hijos tengan en mente. Además, es importante revisar los niveles de inflación pues esto te permitirá tener un estimado de cuánto podría aumentar el monto, mientras llega el momento. Es muy importante organizarte lo mejor posible para evitar dolores de cabeza a futuro. Evidentemente, cualquier cosa podría pasar y cambiar tu proyección, pero es mejor prevenir que lamentar.

Traza un plan de acción: luego de establecer un monto promedio, planifica las medidas a tomar. No se trata de guardar dinero en la cuenta bancaria o limitarte de gastos esenciales, sino de realizar una proyección para mantener tu dinero en movimiento.

¿Cómo lo logro?

Invierte: es la mejor manera de cuidar tus finanzas. Una buena inversión puede multiplicar tu dinero y cuidarte de la inflación; sin embargo, debes revisar muy bien las opciones. No te arriesgues con la primera opción que se presente, ¡procura ser cuidadoso y conseguirás excelentes resultados!

Cuida tus gastos: no se trata de vivir limitado y privarte de experiencias gratificantes, simplemente debes aprender a no ser consumista y adquirir sólo lo que necesitas. No pienses únicamente en el futuro de tus hijos, sino también en el bienestar de tu economía.

Emprende: iniciar un negocio está lleno de riesgos pero, si te asesoras bien, podrías estar ante la oportunidad de tu vida. Si es una compañía próspera, estarás asegurando la posibilidad de costear la universidad de tu descendencia. ¡Anímate!

Mantente informado: estudia las diferentes opciones, investiga y no te quedes con aquel comentario que escuchaste en el supermercado. Actualmente, hay una infinidad de formas de ganar dinero extra, ¡no te quedes por fuera!

Las finanzas son parte vital de tu vida y futuro, no debes tomarlas a la ligera. Si te preocupa el futuro de tu familia y no sabes por dónde empezar, consulta con especialistas en el área. Ellos te darán las mejores herramientas para mantenerte a flote. ¡Haz la prueba!

Chica en la universidad

Logra manejar tu dinero para que tus hijos tengan el futuro más adecuado.

 

______________________________________________________________

Twitter: HispanicFactor

Instagram: HispanicFactor

Facebook: HispanicFactor

Empresa compartida: cómo preservar una buena sociedad

Comparte tus responsabilidades con alguien que tenga tus mismos ideales para construir una empresa.

Ser dueño de una empresa es un proceso de crecimiento. Podrías ser completamente capaz de iniciarla solo, pero ¿qué pasa si deseas expandirla? En Hispanic Factor sabemos que llevar un proyecto al éxito no es tarea fácil, y que escoger a una persona de confianza a la cual delegar algunas actividades que requieran de atención especial y que tomen decisiones prácticas y efectivas, no es cualquier cosa.

 

No permitas que tu sistema se descontrole por pensar que debes hacerlo todo solo. Es posible encontrar a una o varias personas con disposición, capacidad, talento y que sean objetivas al tomar decisiones en conjunto. En esta entrada te explicamos cuáles son los puntos principales para escoger uno o más socios, hacer un buen trabajo juntos y en menor tiempo, y conservar la amistad.

 

El manejo del capital

Enfócate en compartir los gastos de la empresa de forma correspondiente y no involucres tu capital personal. Cuando inviertes tu propio dinero, estás dando parte de tu proyecto y tus ganancias. Ya sea información, recursos o propiedades las que estén en juego, si te pertenece, debes hacer lo posible por no involucrar ninguno de esos bienes en tus pagos para las deudas del negocio.

 

Si lo que necesitas es una persona que financie tu idea para poner en práctica tus habilidades empresariales o, al contrario, buscas ideas interesantes en las cuales invertir, deberías considerar crear contratos independientes y bastante precisos sobre las responsabilidades, gastos y ganancias que deben compartir en tu sociedad.

 

Acuerdos y límites

Una forma de evitar los problemas que, en ocasiones, se presentan al asumir las obligaciones de uno y las libertades de otro, es llegar a acuerdos claros y concisos entre todas las partes, y lo ideal es que se realicen en presencia de abogados. Esto aplica especialmente al momento de una disolución; y es que la idea de organizar las tareas y todo lo que implique la participación en el proyecto de manera legal antes de comenzar, es justamente que todo termine de manera positiva.

 

Recuerda que aun teniendo socios, todo negocio necesita un jefe. Puedes delegar trabajos importantes, pero si eres la persona más capacitada en tu trabajo, o tienes talento para liderar a tu equipo de trabajo, o eres el dueño y todas las decisiones deben pasar por ti, el porcentaje de tus obligaciones debe ser mayor que el de los demás.

 

Compromiso y valores

Busca personas que compartan tu visión y que tengan el mismo entusiasmo por el proyecto que quieres emprender. Una vez que se hayan aclarado las tareas y poderes de cada uno y conozcas sus cualidades, el siguiente paso es trabajar en mejorar la relación para enfrentar las crisis que se presenten sin pasar a problemas mayores.

 

Conversar sobre las expectativas de la vida y de lo que quieren lograr juntos en la empresa es la mejor manera de comenzar a conocerse y explorar los aspectos donde pueden complementarse, y así delimitar las responsabilidades de acuerdo a las facultades de cada quien.

Cuando trabajas con un socio, debes aprender a preservar tanto el negocio como la amistad.

Así como una amistad o un matrimonio, la comunicación entre la sociedad de una empresa es esencial para mantener una gestión óptima en el trabajo. Aprende más sobre el manejo de empresas, sobre darle inicio a un proyecto propio, manejo de crédito y sobre emigración a Estados Unidos aquí, en Hispanic Factor. Entra a nuestras redes sociales y comunícate con nosotros para más información.

Twitter: HispanicFactor

Instagram: HispanicFactor

Facebook: HispanicFactor

14750 SW 26TH ST, SUITE 203, Miami, FL 33185

Teléfono: (786) 356-7095

Síguenos